Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Zoat por Dave Gallagher.jpg

Los Zoats son una raza de "lagartos-centauros" que lucha con pesadas mazas de piedra llamadas Bastones del Cielo. Son poderosos magos del bosque, pero prefieren llevar vidas aislacionistas y en secreto, habitando en los más profundos bosques y evitando el contacto con los forasteros, si es posible. De media, miden 2'76 metros de alto y pesan más de 1723 kg.

Descripción[]

Hay pocas criaturas tan misteriosas como los Zoats. Nadie sabe cómo llegaron a los bosques del Viejo Mundo, por qué lo hicieron ni cuáles son sus objetivos. Se cree que son una desviación de los Hombres Lagarto, aunque otros los consideran una raza por derecho propio. Tal vez los Magos Sacerdotes Slann lo sepan, pero sobre este tema, como sobre muchos otros, permanecen enigmáticamente silenciosos. Sin embargo, lo que si es seguro es que son increíblemente antiguos y muy poderosos.

Los Zoats son poderosos hechiceros, capaces de moldear los Vientos de la Magia de un modo instintivo, en vez de ceñirse al estudio. Aunque esto significa que un Zoat nunca llegará a ser un mago tan versátil como un Elfo (ni siquiera un humano), su control innato sobre Ghyran, el Viento de la Vida, sobrepasa al que puedan llegar a alcanzar los más eruditos hechiceros Altos Elfos. De hecho, muchos Cantores de los Árboles Elfos Silvanos buscan a los Zoats a fin de poder aprender de ellos, pero pocos tienen éxito en dicha búsqueda, pues los Zoats son criaturas extremadamente esquivas.

Zoat por Tony Ackland.jpg

En circunstancias normales, los Zoats apenas son vistos fuera de sus hogares boscosos, e incluso allí es difícil poder avistar algún espécimen, pues tratan de no ser detectados. Cuando un intruso se acerca demasiado, el Zoat no suele tomar acción directa, sino que despierta a los árboles y la vegetación de la zona para que ataquen a los intrusos por ellos.

Un solo Zoat es suficiente para imbuir de poder todo un bosque, dándole una reputación terrible que incluso criaturas como los Orcos y Hombres Bestia evitan. Y cuando la hechicería no baste, el Zoat saldrá de las sombras para entrar en combate personal, haciendo a sus enemigos morder el polvo con sus poderosos golpes. Una vez derribado, el oponente se convertirá en presa fácil para la vegetación, que le envolverá y le estrangulará.

Características Físicas y Culturales[]

Los Zoats son criaturas grandes de piel áspera cuya enorme presencia física y aspecto tosco esconden una inteligencia astuta y una profunda pasión por el saber arcano. Son criaturas misteriosas que se ven tan raramente que para muchas personas en el Viejo Mundo son el tema de leyendas y cuentos de hadas en lugar de una realidad. Rara vez se alejan de sus hábitats boscosos donde a veces se asocian con los Elfos Silvanos.

Los Zoats tienen una apariencia centauroide, teniendo cuatro patas gruesas y columnares y un torso poderoso con dos grandes y fuertes brazos. Son reptiles, con pesadas placas de escamas fusionadas que cubren sus hombros, espalda y cuartos traseros, y miden de media alrededor de 3 metros de alto y algo más de largo, pesando más de 1723 kg. Sus cabezas recuerdan a serpientes o tortugas, pero con un cráneo ancho y fuertemente blindado para acomodar sus cerebros, que son proporcionalmente grandes. Sus cráneos ligeramente abovedados, ojos grandes y bocas anchas les dan una expresión irónica. El color varía desde el marrón oscuro hasta el granate y el púrpura.

No visten con ropas ni demasiada armadura, pues sus escamas los protegen de los elementos y de los golpes de sus enemigos. Su arma característica es una larga maza de madera con un cilindro de piedra negra rematado en metal; el metal es plateado y está tallado con extraños símbolos indescifrables para otras razas. Estas armas se manejan como una maza de dos manos y solo un Zoat puede usarlas de manera efectiva.

Cuando se les ha podido escuchar hablar en alguna lengua, todos los Zoats parecen hablar de forma que rechina y retumba. Se tiene constancia que también pueden hablar élfico y ocasionalmente en la antigua lengua que emplean los Druidas, pero se desconoce realmente que idioma emplean entre ellos.

Una de las facetas más extrañas de la sociedad Zoat es que no tienen "héroes guerreros" que destaquen, solo magos. Los líderes Zoats son guerreros tanto del saber místico como de la batalla, y entremezclan sus guturales gritos de batalla con aterradoras verdades filosóficas.

En muchas partes del Viejo Mundo, los Zoats son considerados criaturas legendarias. No se sabe cuándo o cómo se desarrollaron, o incluso si son realmente nativos del Mundo Conocido. Sin embargo, lo que es seguro es que son increíblemente antiguos y muy poderosos.

Son solitarios por naturaleza y ocasionalmente se encuentran en las profundidades de los bosques más antiguos del Viejo Mundo. A pesar de su tamaño, son silenciosos y erráticos, y pueden moverse a través de la maleza más densa sin apenas hacer ruido. De vez en cuando, tienen tratos con Elfos y otras razas que habitan en los bosques, y se sabe que de vez en cuando se ponen en contacto con druidas humanos. Se dice que se esfuerzan por mantener los bosques libres de Pieles Verdes merodeadores y otras amenazas; las antiguas canciones y leyendas élficas cuentan que los Zoats a veces acuden en ayuda de sus asentamientos atacados cuando más se les necesita. Son temidos por los goblinoides y se dice que también por los Hombres Lagarto.

Historia en Warhammer[]

Los Zoats fueron incluidos en el "bestiario" de la 3ª Edición de Warhammer Fantasy Battles (1987). Más tarde aparecieron en Warhammer Armies, como un contingente aliado a disposición del ejército de Elfos Silvanos.

En la primera edición de Warhammer Fantasy: Juego de Rol, que derivó de la 3ª Edición de Warhammer, se les dio una entrada en el bestiario apareciendo en las posteriores reimpresiones. En esta edición de ambos juegos la raza de los Hombres Lagarto teme a los Zoats por razones desconocidas.

Los Zoats no volvieron a aparecer ni en la 4ª Edición de Warhammer (1992), ni en las posteriores ediciones, hasta que fueron reintroducidos en el suplemento Tormenta de Magia de la 8ª Edición (2011) con su origen, aspecto y carácter casi sin cambios.

Regimientos Famosos[]

Curiosidades[]

  • En Warhammer Fantasy RPG 1ª Edición, se dice que los Zoats causan terror en los Hombres Lagarto. Se trataba de una raza muy diferente entonces, formada por primitivos que habitaban en cuevas y que rondaban los niveles inferiores de las fortalezas de los Enanos y los Goblins con sus primos trogloditas. Como tal, la canonicidad de esto es cuestionable actualmente.
  • Los Zoats fueron reintroducidos nuevamente en el trasfondo en el suplemento "Tormenta de Magia" de la 8ª Edición, y más tarde como una unidad monstruosa de los Elfos Silvanos en el videojuego Total War: Warhammer II, más concretamente en el DLC "The Twisted and the Twilight".
  • Existen muchas referencias que hacen ver a los Zoats como una facción escindida de Hombres Lagarto, sugiriendo un pasado común muy distante. Una de las más recientes es en el videojuego Total War: Warhammer III durante la campaña; existe un ejército de Hombres Lagarto atrapado en el Reino de Khorne con unidades Zoats entre sus filas. Esto podría ser un guiño a este pasado distante en el que ambos formaban parte de una misma facción, dando a entender que este ejército podría estar atrapado en el Reino del Caos desde hace muchísimo tiempo librando una batalla sin fin, atrapados eternamente para diversión de Khorne.
  • En el universo alternativo no canónico de Blood Bowl, hay un jugador estrella de Zoat conocido como "Zolcath el Zoat".
  • Los Zoats también aparecen en Warhammer 40,000, como una raza alienígena avanzada que fueron utilizados por los Tiránidos como esclavos y diplomáticos.

Miniaturas[]

Imágenes[]

Fuentes[]

Advertisement