FANDOM


Yelmos Plateados por Paul Dainton
"!La muerte llega en las atronadora pezuñas¡"
Anónimo
Muchos de los regimientos más famosos que componen el ejército de los Altos Elfos proceden de alguna de las provincias de Ulthuan, excepto en el caso de los Yelmos Plateados. Estas unidades están formadas por los hijos de los nobles, que tienen así una oportunidad de poder luchar contra los enemigos de su pueblo. Además, solo estos disponen de los medios necesarios para equiparse con la costosa panoplia de armas y armaduras que requiere un guerrero armado a caballo.

DescripciónEditar

En estos tiempos difíciles, todos los nobles deben prepararse para marchar a la guerra y para enseñar a sus hijos el manejo de la espada y el arco. El reclutamiento no es obligatorio, pero pocos nobles están dispuestos a aceptar el deshonor que supone el incumplimiento de su deber. No son sus vidas las que se ven amenazadas, sino toda la existencia élfica. Es por esto que todas las familias nobles envían a sus hijos a luchar en las guerras por la supervivencia de su raza.

Yelmos plateados

Los Elfos son jinetes consumados y sus huestes de caballeros se cuentan entre las más gloriosas del mundo. El deber y el derecho exige a la nobleza de Ulthuan dirigirse a la guerra con el atuendo y esplendor de los héroes de antaño para luchar al frente de la batalla y para repetir las glorias cosechadas por los caballeros de la corte de Aenarion. Sin embargo, de nada valdría el valor y la habilidad de los caballeros de Ulthuan sin sus veloces corceles élficos, cuya inteligencia y lealtad es muy superior a la de los caballos de otras tierras.

De todos los caballeros Altos Elfos, los Yelmos Plateados son el ejemplo perfecto de la gracia marcial y el valor al que aspiran los jóvenes elfos. Los Príncipes Dragón son muy distantes y altivos, los Guardianes de Ellyrion demasiado salvajes e incivilizados; los Yelmos Plateados son orgullosos sin llegar a ser arrogantes y valerosos sin llegar a ser indisciplinados. En este sentido, las leyendas de Ulthuan suelen centrarse más en las hazañas de los Yelmos Plateados que en las de otros guerreros de los Diez Reinos.

Los Yelmos Plateados se denominan de este modo por sus tradicionales yelmos largos: la palabra para designar a un caballero es "Ithiltaen", que literalmente significa "yelmo plateado", y sus yelmos están tan pulidos como la superficie de un espejo. Además, visten brillantes túnicas de color blanco. Los primeros Yelmos Plateados cabalgaron con los ejércitos de Aenarion en la gran guerra contra los Demonios y ahora resulta difícil encontrar a un ejército de Altos Elfos que no los incluya.

La primera lección que aprende un Yelmo Plateado es a renunciar a su propia gloria personal sustituyéndola por el orgullo que suponen las hazañas de su regimiento. A medida que progresa su entrenamiento, aprende a controlar su montura. Con su entrenamiento finalizado, pocos humanos pueden igualar la habilidad en combate de los Yelmos Plateados, ni su maestría como jinetes. Tal es la confianza que los corceles élficos sienten por sus maestros que cabalgarán impávidos al fragor de la batalla sin necesidad de que su jinete les de una instrucción hablada, pisoteando a los enemigos que encuentren a su paso. El vínculo entre un Yelmo Plateado y su montura no requiere de la brutalidad o la provocación que emplean razas menores para obligar a sus caballos innobles a ir a la batalla. Los Yelmos Plateados son verdaderos maestros en el arte de la caballería y sus monturas conocen sus órdenes como si compartieran una sola mente. Hay pocas vistas más gloriosas en Ulthuan que la de un regimiento de Yelmos Plateados bajando sus lanzas y cargando en combate.

Jinetes Altos Elfos por H. Ed Cox

Es habitual que el servicio en los Yelmos Plateados sea la aspiración máxima de los nobles. Pues durante el tiempo que combaten con los Yelmos Plateados, pueden ponerse realmente a prueba y es raro que un príncipe o noble élfico esté al mando de una fuerza si antes no ha probado su valor en las filas de los Yelmos Plateados. Con esta premisa en mente, se considera un tanto temerarios a los guerreros que componen las filas de los Yelmos Plateados, ya que siempre están dispuestos a combatir en las batallas más peligrosas. Actúan de esta forma en el convencimiento de que la gloria les aguarda y son lo suficientemente arrogantes para creer que tendrán éxito a pesar de las dificultades. Para estos jóvenes nobles no hay lugar para la vacilación al enfrentarse al enemigo. Además, las victorias más difíciles son las que comportan mayor gloria y renombre. En la Batalla de la Llanura Finuval , los Yelmos Plateados fueron el primer regimiento en alcanzar al sitiado Príncipe Tyrion, corriendo a su lado cuando los traicioneros Elfos Oscuros trataban de asesinarle. Con Tyrion a la cabeza, atravesaron la formación Druchii, que cayó bajo los cascos de sus corceles mientras los Yelmos Plateados se adentraban en las líneas de sus retorcidos primos.

Los Yelmos Plateados son guerreros altivos y desafiantes, totalmente convencidos de su propia superioridad y de la locura e ignorancia de los soldados de razas inferiores.

Vestimenta y CaracterísticasEditar

Jinetes Yelmos Plateados por H. Ed Cox

Todos los Yelmos Plateados lucen los tradicionales yelmos de Ithilmar, complemento que les distingue de otros caballeros élficos. El rango en los regimientos de Yelmos Plateados lo denotan los adornos y decoraciones que van añadiendo a los yelmos con el paso de los años. De esta forma, un guerrero que ha demostrado valor o que ha vencido a un enemigo peligroso en batalla adorna su yelmo con cintas de seda que flotan tras él mientras cabalga, y un caballero que haya matado a un dragón podría lucir el icono del sol ardiente colocándose una gema roja. Hay una decoración para casi cada hazaña imaginable en combate y a menudo los veteranos Yelmos Plateados suelen llevar muchos adornos y unos yelmos realmente impresionantes. De todas las decoraciones preferidas por los Yelmos Plateados, solo los que han servido como campeones de un regimiento de Yelmos Plateados, denominados Altos Yelmos, pueden llevar las plumas de un águila en su yelmo. Este adorno simboliza su gran habilidad y es la marca de un líder nato.

Aunque todos los Yelmos Plateados luchan por el derecho a lucir las plumas de águila del Alto Yelmo, se trata de un puesto lleno de peligros. Se espera que un Alto Yelmo busque con intrepidez a los campeones y líderes enemigos para aniquilarlos sin importar lo temibles que puedan ser.

MiniaturasEditar

  • 6ª Edición.
  • 4ª Edición.
  • Campeón de 4ª Edición.
  • Warmaster.

ImágenesEditar

  • Caballeros del CrepúsculoIr a Caballeros del Crepúsculo
  • Caballeros de Tor EmyrathIr a Caballeros de Tor Emyrath
  • Caballeros de Tor AlinIr a Caballeros de Tor Alin

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).
  • Carta de WarCry - Yelmos Brillantes de Elrohyr.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.