Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Soldados del Imperio por Karl Kopinski imagen caja.jpg

Desde los tiempos de Sigmar, el Imperio ha mantenido ejércitos profesionales para defender sus tierras. Las partidas de reclutamiento viajan por las provincias haciendo sonar sus tambores y prometiendo una vida llena de aventuras y gloria para todos aquellos que se unan a los ejércitos del Emperador. Movidos por el amor a su patria o por la promesa de recibir tres comidas al día, muchos hombres deciden arriesgar su vida y se alistan en las Tropas Estatales del Imperio. Estas tropas conforman el grueso del ejército imperial, aunque a menudo reciben el apoyo de milicianos.

Con el paso de generaciones, los hombres del Imperio han aprendido a un precio muy alto que para sobrevivir deben luchar juntos en regimientos grandes y coordinados. La disciplina es vital, porque los hombres carecen de la velocidad y agilidad de los Elfos, de la fuerza bruta de los Orcos, o la resistencia innata de los Enanos, pero sí que poseen una actitud tenaz y se les somete a un entrenamiento agotador que los convierte en una fuerza implacable en batalla. Instruidos día y noche por los constantes ladridos de feroces sargentos, las Tropas Estatales operan en el campo de batalla como una máquina bien engrasada.

Alabarderos del Imperio por Adrian Smith.jpg

Los regimientos de soldados se disponen para la batalla con sus alabardas y lanzas en alto, mientras los destacamentos de arcabuceros disparan sus armas de pólvora sobre las filas enemigas. En el flanco, se sitúan los Espadachines, expertos en todo tipo de combate capaces de superar al enemigo obligándole a retirarse hacia las hojas de las armas de las Compañías Libres que permanecen a la espera. Estas unidades regimentales cuentan con el apoyo de destacamentos más pequeños, que apoyan a la unidad principal con el filo de sus espadas y sus armas de proyectiles.

La base del ejército imperial son sus Tropas Estatales. Se trata de soldados profesionales empleados por las provincias. Cada provincia y cada ciudad-Estado del Imperio posee su propio ejército, que se equipa y mantiene a sus propias expensas. En el caso de las provincias, estas fuerzas se encuentran bajo el mando del Conde, mientras que en las ciudades-Estado están bajo el mando del Burgomaestre de la ciudad. Tanto si son tropas provinciales como tropas de las ciudades-Estado, se las conoce como Tropas Estatales o Regimientos Regulares.

Descripción[]

Alabarderos de Altdorf por Adrian Smith Imperio.jpg

Las Tropas Estatales están compuestas fundamentalmente por infantería y pueden estar equipadas con diferentes tipos de armas y armaduras, pero, probablemente, el arma más común sea la alabarda (una combinación de lanza y hacha que se empuña con ambas manos). Otras armas utilizadas con frecuencia son los arcabuces, las espadas y las lanzas. Los regimientos regulares a menudo incluirán uno o dos destacamentos más pequeños de tropas equipadas con armas diferentes para apoyar a la unidad principal durante la batalla o proteger sus flancos. Estos destacamentos pueden estar formados por Tropas Regulares o por unidades irregulares de la Milicia.

Las Tropas Estatales reciben un salario como soldados profesionales que son; y por eso están preparados en sus barracones en todo momento, dispuestos para responder a la llamada de las armas. Pasan el día practicando y afinando su destreza con diferentes armas, según las instrucciones de sus Sargentos y Tiradores Expertos; que son fácilmente reconocibles por sus uniformes. Además de formar un ejército dispuesto a repeler cualquier invasión, también sirven como guardia de la ciudad, bomberos y policía.

Entre las Tropas Estatales habrá normalmente, al menos, dos regimientos de Tropas de Élite. Estas agrupan a los Herreruelos, que son caballería ligera reclutada entre los hijos jóvenes de la nobleza y a los Grandes Espaderos. Estos veteranos guerreros suelen ser soldados ordinarios que se han distinguido en alguna acción sobre el campo de batalla y forman la guardia personal del Conde y la guarnición de su castillo. Los Regimientos Regulares también incluyen a la artillería. Estos Grandes Cañones y morteros se han construido en Nuln y han sido pagados por el Conde o el Burgomaestre.

Tropas Estatales cinemática Warhammer Mark of Chaos.jpg

Todas las tropas llevan un uniforme con su propio patrón de colores característicos, sombreros, insignias, medallas, etc. No hay reglas estrictas sobre los colores o en la forma en que deben llevarse; por eso, es habitual encontrar grandes diferencias en el estilo del uniforme entre regimientos que, originalmente, son del mismo lugar. La mayoría de los soldados visten una camisola y unas calzas, bajo las que llevan una colorida ropa interior larga de vistosos colores que asoma a través de unos cortes que hay en las mangas de las chaquetas y en los pantalones. Otros regimientos pueden llevar tabardos sencillos decorados con el escudo de armas de su provincia o ciudad. A pesar de estas variaciones, todo soldado llevará los colores tradicionales de su provincia o ciudad.

Se destacan por su Disciplina en combate, formando lineas de combate compactas, capaces de contener y derrotar progresivamente a casi cualquier carga enemigo.

Por ejemplo, el color normalmente asociado con la provincia de Middenland es el azul; pero esto no significa que todas las tropas de Middenland siempre lleven uniformes de este color: algunos regimientos pueden llevar casacas azules, otros chaquetas a rayas azules, mientras que a otros sólo se les puede distinguir por alguna pluma azul en sus gorras o por las cintas azules de su uniforme. Evidentemente hay excepciones, como la de los Grandes Espaderos de Carroburgo (un regimiento que, a pesar de pertenecer a Middenland, viste de rojo debido a un sangriento acontecimiento que tuvo lugar en su pasado), los Cabezas de la Muerte de Ostermark, la Guardia Escarlata de Stirland o los Escudos Negros de Hochland, por nombrar a unos cuantos de los muchos regimientos famosos que no visten los colores de su provincia, prefiriendo a cambio llevar sus propios y distintivos colores.

Equipo[]

Armadura de Infantería Estatal[]

Las tropas estatales suelen ir ataviadas con una coraza para garantizar la cohesión de la unidad y que les brinda una protección ligera.

La manera en que las tropas estatales locales van armadas y acorazadas es responsabilidad del Conde Elector de la provincia y, hasta cierto punto, de sus Grafs y Oficiales de intendencia. Esto depende en gran medida de las necesidades y los deseos del primero. Algunos de ellos apuestan por la igualdad, a otros no les importa lo que lleven sus soldados a la guerra y los demás simplemente desestiman la idea de gastar sus monedas en armar y proteger a los plebeyos.

Armas Estatales[]

Aunque el coste recae sobre cada soldado, se espera que su equipo siga cierto nivel de estandarización.

Las tropas estatales no son una Compañía Libre, pero se espera que vayan armadas con armas de una calidad similar. Esto es para garantizar que el regimiento funcione con eficacia, pues solo con disciplina y la unidad de los hombres se puede hacer frente a los horrores con los que tendrán que luchar. El coste de tales armas sale del bolsillo de cada soldado, como es habitual. Después de todo, ningún Elector desea arriesgarse a la bancarrota armando a sus ejércitos con su propio bolsillo.

Grupos de Mando[]

Sargento[]

Todo regimiento necesita un sargento como se debe, a ser posible uno con gran vello facial que sepa gritar órdenes e imponer disciplina.

Los sargentos de los regimientos de los ejércitos de Condes Electores son duros como el acero. Son veteranos de muchas batallas y han visto cosas que revolverían el estómago a cualquier otro hombre. Su valentía los hace subir de rango, liderar regimientos y armar a sus hombres de valor cuando flaquean o gritarles órdenes en el fragor de la batalla. El Imperio necesita hombres así, pero la misma naturaleza de su ocupación los hace muy poco frecuentes.

Estandarte[]

A medida que los regimientos van adquiriendo fama, sus estandartes se convierten en talismanes tan importantes como sus espadas.

Algunos de los estandartes de los regimientos son representaciones físicas con cientos de años de antigüedad del regimiento al que representan, independientemente de los miembros que se unan, caigan en la batalla o, si tienen suerte, sean enviados a casa con una modesta pensión. Este último caso es harto infrecuente, pues siempre hay guerras que librar por el Imperio y por Sigmar.

Músico[]

Músico tropas estatales omens of war.jpg

El músico de un regimiento hace sonar un ritmo regular para ayudar a la marcha, acelerándolo cuando sea necesario que las unidades aceleren el paso.

Los músicos de los regimientos tocan el tambor, el cuerno e instrumentos más exóticos. Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia. Los Jaegers de Wolfenburgo, por ejemplo, tuvieron un flautista que tocaba un instrumento hecho con el hueso del brazo de un Hombre Pájaro de Catrazza. Sea como sea, el músico del regimiento debe tocar una melodía que coordine a los demás y, también, potencie su moral.

Regimientos de las Tropas Estatales[]

Imágenes[]

Fuentes[]

  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (6ª Edición), pág. 6.
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (7ª Edición). Pags 36-37.
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (8ª Edición), pág. 38.
  • White Dwarf 204.
  • Total War: Warhammer.