FANDOM


"No me importa lo que diga la ley. Mira por esa ventana: en esos muelles los verdaderos criminales están haciendo trizas tu querida ley a todas horas, y después usan esa misma ley para protegerse. A veces tengo que hacer lo que está bien, no lo que es legal."

Theophilus Graveland, Comandante de los Sombreros Negros de Suiddock
Theophilus graveland

Theophilus Graveland llegó a Marienburgo desde Kalkaat, un pueblo de Kleinland. Empezó su carrera como cazarrecompensas, persiguiendo contrabandistas y piratas de río, no porque creyera que estaba bien, sino porque era lo único que sabía hacer. Casi todos sus trabajos lo llevaban a Marienburgo, y concretamente a Suiddock. En el tiempo que pasó allí persiguiendo criminales, llegó a familiarizarse con sus habitantes y encontró entre ellos algo que le faltaba: el interés genuino por cuidar y proteger a la gente, no sólo para ganar dinero; así que ingresó en los Sombreros Negros, aceptando sólo los ascensos que le permitían seguir en Suiddock. Finalmente lo ascendieron a Capitán de la Guardia hace unos años y desde entonces ha trabajado incansablemente por los muelles y su gente.

Su carrera no ha sido fácil. El Stadsraad y el Directorio asignan un presupuesto insuficiente a los Sombreros Negros de Suiddock: los fondos de los que disponen sólo bastan para atajar la mayoría de los disturbios antes de que se transformen en revueltas, pero no para perseguir el crimen, y las donaciones del Comité de la Circunscripción apenas dan para comprar cerveza. Sabe que muchos de sus hombres están aceptando sobornos pero no puede culparlos... mientras sólo pasen por alto delitos menores.

A veces la única forma de luchar contra el delito, según opina él, es ahorrarse formalidades legales y no perder el tiempo, por lo que se ha ganado una reputación de brutalidad, merecida, y de corrupción, inmerecida. Él se aprovecha de ello para que los criminales caigan en la trampa: es sorprendente cómo se comportan los delincuentes que creen que es uno de ellos. El hecho de que a veces también caiga en sus redes gente inocente que sólo intenta aprovecharse del sistema no le preocupa: tarde o temprano habrían hecho algo realmente malo de todas formas.

El Capitán Graveland frecuenta los canales y callejuelas de Suiddock, tanto de día como de noche. Algunos se preguntan si duerme alguna vez. Es un hombre larguirucho de poco más de cuarenta años con ojos grises y penetrantes y una sonrisita desdeñosa. Normalmente deja el despacho a cargo de su ayudante, el Teniente van Prim. Se le puede encontrar en cualquier parte del distrito, a veces incluso en el Club de Caballeros de Marienburgo tomando una copa con Henschmann, aunque no se sabe de qué pueden hablar estos dos. A menudo tiene problemas con el Comandante de la Guardia de la ciudad, el General Escottus van Haaring, que se ve obligado a soportar las iras de los mercaderes que se quejan de que Graveland no respeta su categoría.

El Capitán Graveland es amante de la Hermana Hilli de San Olovald; ella admira su dedicación a la gente de Suiddock, pero le recrimina su crueldad, y él no tiene tiempo para escuchar chácharas sobre viejos dioses. Tiene contactos ocasionales con Trancas Quendalmanlïye, que le suministra información útil. Los Caballeros de la Pureza han intentado sin éxito reclutar al Capitán Graveland.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.