FANDOM


Templo de Camino

Los Templos son las piedras angulares de toda religión activa del Viejo Mundo: es donde se celebra la magia ritual, la invocación y el sacrificio, de acuerdo con los ritos y prácticas de la deidad a la que está dedicado.

DescripciónEditar

El templo es el centro de la adoración de cada deidad, los núcleos de culto para sacerdotes y seglares por igual. En toda ciudad hay al menos uno (si no varios) dedicado a cada uno de los dioses principales (aunque resulta difícil encontrar uno consagrado abiertamente a Ranald). Incluso las aldeas pequeñas hacen lo posible por construir un templo en honor a su deidad protectora, aunque la mayoría se conforman con simples santuarios.

No hay un “templo típico”, los estilos son muy variados, y muchos templos son muy antiguos. En algunos casos, la forma del edificio puede estar dictada por los principios religiosos. No obstante, todos son edificios de gran tamaño, normalmente de piedra o ladrillo, y muchos tienen torres de algún tipo.

Templo Sigmar

Al igual que los santuarios, la calidad de un templo depende en gran medida de la comunidad que lo mantiene. En las aldeas más pobres podría haber un templo para venerar a todos los dioses a la vez, en lugar de contar con varios templos más pequeños para cada uno de ellos por separado. En las poblaciones más grandes y pudientes, los templos de cada deidad podrían ser catedrales descomunales que rivalizasen con las fortalezas del Viejo Mundo en términos de tamaño e inexpugnabilidad. Como ocurre con cualquier estructura arquitectónica, la construcción de un templo depende del momento en que se erigió y de los estilos imperantes en la época. A consecuencia de esto, pueden encontrarse ejemplos verdaderamente peculiares diseminados por todo el Viejo Mundo.

Por lo general, el templo principal de un dios mayor en una gran ciudad será enorme, y casi siempre están habitados por un cuerpo de clérigos, iniciados, sacerdotes, escribas, cuidadores y ayudantes y demás personal laico. Por el contrario,embargo, los templos que están situados en aldeas remotas o en lugares alejados puede no ser más que un santuario grande, y estar a cargo de un único cuidador, que incluso podría no ser un sacerdote del culto.

En el interior de un templo pueden encontrarse ídolos, estatuas, frescos, pinturas y demás objetos de veneración a la deidad o deidades protectoras. El valor de estos objetos depende de la prosperidad de la comunidad del templo, la generosidad de su rebaño y las circunstancias del momento. Los mayores templos de las grandes ciudades han llegado a vender valiosísimas reliquias para poder alimentar a sus clérigos y reponer sus existencias de cirios, mientras que los pequeños templos de los lugares más apartados podrían custodiar artefactos de un valor incalculable y ser completamente autosuficientes.

No hace falta decir que estos objetos de valor son propiedad del dios, y que aquellos que intenten robarlo o dañarlo están buscándose la enemistad no sólo de los sacerdotes del templo, sino también del dios mismo.

VariantesEditar

MonasteriosEditar

Los monasterios son templos dedicados específicamente a la formación de nuevos iniciados y sacerdotes. En la mayoría de los casos estos monasterios son autosuficientes, y poseen jardines, campos, huertos y posiblemente algún sistema adicional para generar ingresos (como vinicultura o servicios de escribanía). Los monasterios suelen tener una gran cantidad de dormitorios y salas para el estudio.

Templos de CaminosEditar

Los Templos de caminos del Viejo Mundo suplen el servicio ofrecido por las postas. Están situados en caminos y ríos, y combinan el papel de templo y de posada. Además de ofrecer comida refugio para los viajeros, son templos completos donde se puede rezar y buscar guía religiosa No cobran por sus servicios, pero se espera de los viajeros que hagan ofrendas de acuerdo a sus medios y a cambio de la hospitalidad que reciben

Los Templos del camino son edificios de dos plantas rodeados por un fuerte muro. Las puertas son lo suficientemente anchas para que entre un carro o carruaje, y dentro del complejo hay un establo. La planta baja consta del templo y la cocina, y los aposentos para los clérigos y los viajeros están en la planta superior. Las habitaciones de los sirvientes están por lo general encima de los establos.

Aparte de dos o tres Clérigos encargados del templo, estos edificios disponen de seis guardas armados; un periodo de servicio en un Templo del camino es una penitencia común para los seguidores de ciertas deidades.

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.