FANDOM


Guerrero Taleuteno

La mayoría de los habitantes de Talabecland son descendientes de la tribu de los Taleutenos, a quienes Sigmar concedió el dominio de todas las tierras entre el Talabec y el Stir. Los Taleutenos vivían en la llanura al noreste de las tierras de los Unberógenos. Se trataba de un feroz y orgullosa tribu y todos sabían que sus caballos eran los más rápidos y ellos los mejores jinetes de todas las tribus.

Tribu Editar

Los Taleutenos eran considerados los mejores jinetes de todas las tribus. Los caballos eran entrenados y los domadores se pasaban día y noche cabalgando con los animales a través de las  montañas para quitarles el miedo. Los Taleutenos sentían tal veneración por los caballos que el edificio más grande y bonito de la ciudad eran los establos, situados en el centro de la ciudad, la zona más segura.

A diferencia de las otras tribus, que montaban sus corceles a pelo, los jinetes taleutenos había desarrollado los estribos de hierro y la silla de montar, que mejoraba considerablemente la estabilidad de un jinete. De esta manera les permitían guiar mejor a sus monturas y luchar con más eficacia a caballo. Como consecuencia, desarrollaron una nueva técnica que hacía que sus cargas de caballería resultaban devastadoras.

Hasta ese momento, por lo general los soldados de caballería levantaban sus lanzas sobre sus hombros o los sostenían con los brazos extendidos. Con los nuevos elementos de monta, los taleutenos aprendieron a usar una lanza colocada debajo del brazo, como lo hacen la jinetes actualmente. Al hacer esto, el poder de golpe de la lanza no se limitaba a la fuerza del brazo del portador, sino que contenía el ímpetu completo del corcel de carga. Sigmar quedó muy impresionado por esa innovación de los Taleutenos, y pronto la copió para sus guerreros.

Los Taleutenos eran guerreros resistentes. Eran expertos en la lucha con martillos, incluso a caballo, y también empleaban Cimitarras, pues la curva de la punta del filo les permitían atravesar más fácilmente los escudos y partir los brazos al enemigo.

Entre los Taleutenos, la pena por matar a otro hombre era la decapitación. El cuerpo era enterrado y la cabeza colgada de en un árbol, asegurando de esa  forma que su alma vagaría siempre en un limbo, incapaz de encontrar el camino al reino de los muertos. 

Asentamiento Editar

Tras vagar durante años por el Gran Bosque, el pueblo del Talabec encontró el Gran Cráter, una enorme cuenca en la tierra rodeada de una muralla natural atravesada por un túnel. Según la leyenda Krugar, el jefe de los Taleutenos, decidió que esto era una señal del propio Taal y ordenó que se construyese una gran ciudad dentro del cráter. Fue conocida primero como Taalahim y posteriormente como Talabheim. Taalahim estaba construida en una colina que la tribu había aplanado para construir, en el centro del cráter. Alrededor de ella había una fuerte empalizada de afilados leños. La puerta estaba adornada con efigies de jinetes, grabadas en oro, y las altas torres de vigía tenían la inconfundible forma de una cabeza equina. 

ImágenesEditar

  • Cimitarra Taleutena
  • Escudo Taleuteno

Fuentes Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.