FANDOM


Maestro Cuervo

El Maestro Cuervo

Simius Gantt fue un notable cirujano del Imperio que se consagró en cuerpo, mente y alma al estudio del universo y a la mejora física de sus conciudadanos. Al enterarse de que un cometa se había estrellado en la ciudad de Mordheim, fue la primera voz en levantarse para hablar del "deber de ayudar a los que lo necesitan". Emprendió un largo viaje desde las altas torres de Altdorf y estableció un centro de cirugía modesto pero bien equipado en las afueras de la Ciudad de los Condenados.

Todo el mundo iba a pedirle ayuda, ya que en su estado de desesperación creían que Simius sería capaz de echar a las creaciones demoníacas que se habían instalado en las entrañas de la tierra de la ciudad maldita. Pero Mordheim es peligroso y mucho peor que el más violento campo de batalla, pues acoge a enemigos invisibles, aquellos que corrompen desde el interior sin el conocimiento de la víctima.

El número de pacientes que moría en la mesa de operaciones de Simius era cada vez mayor, lo que le llevó a cuestionarse su habilidad y su vocación y le indujo a desarrollar una mórbida fascinación por los muertos. Simius era totalmente ajeno al poder oscuro que se hallaba junto a él, los fragmentos del meteorito que devastó Mordheim, la piedra bruja a la que había estado inextricablemente expuesto y que estaba actuando en su interior, cambiándolo...

Y llegó el día del reconocimiento final. Un brujo errante herido de gravedad llegó hasta la puerta de Simius, pero este, a pesar de sus esfuerzos, no pudo salvarle la vida. El cadáver del brujo se encontraba todavía sobre la mesa de operaciones cuando Simius sintió la necesidad subconsciente de revolverle los bolsillos en busca de alguna moneda. Pero el hombre no llevaba nada encima salvo un libro encuadernado en piel y grabado con sangre seca.

El tomo contenía muchos tipos de escritura e instrucciones pertinentes sobre los muertos que incluso detallaban ritos arcanos de resurrección. El brujo era en realidad un nigromante y Simius decidió continuar con su trabajo, por lo que cada noche se consagraba al estudio del tomo. Con el tiempo Simius cambió, al igual que sus prácticas. Los solitarios y los heridos no significaban ahora nada para él y solía usar su escalpelo para acabar con sus vidas. Después probaba sus nuevas "artes" con los cadáveres y les recitaba pasajes ancestrales para resucitarlos. La habilidad de Simius era cada vez mayor y su transformación de genio a loco estaba a punto de completarse. Despojó al nigromante de su ropa y se atavió con ella para abandonar la cirugía y su antigua vida y adentrarse en Mordheim y su condenación.

Todo lo que quedaba de sus antiguas prácticas de cirugía era un camino de tierra quemado, ya que Simius, enfervorizado, le había prendido fuego a todo. Unas voces en las sombras y la oscuridad le susurraban su nuevo nombre. Le llamaron el Maestro Cuervo por el aura palpable de muerte que exuda su piel y porque suele ir acompañado de una bandada de pájaros asesinos dondequiera que va. Son heraldos del dolor y la tortura y ofrecen sus servicios a cambio de un alto precio, precio que varía por capricho de Simius. Solo podemos decir que no pide oro ni tampoco piedra bruja...

FuenteEditar

  • Reglamento: Mordheim.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.