FANDOM


Sacerdotisa de Shallya - Sacerdote

Sacerdotisa de Shallya

"No soy más que un recipiente para la voluntad y la costumbre de los dioses. Todo lo que hago, lo hago a su orden."

Sacerdote anónimo

Los Sacerdotes son hombres y mujeres ordenados que atienden a las necesidades de sus fieles por todo el Viejo Mundo. Sus dioses les han obsequiado con la capacidad de canalizar pequeñas cantidades de energía divina para ayudarles en sus obras. Muchos sacerdotes son asignados a una iglesia o religión especifica, mientras que otros son peregrinos que van allí donde creen que pueden hacer el mayor bien. Una sacerdotisa de Shallya recibirá una calurosa bienvenida vaya donde vaya, mientras que un sacerdote de Ulric sólo será cordialmente bienvenido si hay una gran batalla a la vista.

Trabajo sagradoEditar

Desde la oración de la mañana hasta la misa de vísperas, el día de un sacerdote es largo y laborioso. Después de todo, el trabajo es adoración y la ociosidad es un pecado mortal. Después de las oraciones de la mañana, al sacerdote le aguardan un centenar de tareas, desde cuidar los fuegos del altar hasta trabajar arduamente en los campos o jardines del templo.

Lo más fastidioso puede relegarse a los iniciados, dando tiempo a tareas importantes, como escribir sermones o preparar lecciones (la educación de los iniciados es otra responsabilidad). La oración y el ritual infunden todo lo que hace un sacerdote, y él debe dejarlo todo cuando la campana del templo lo convoca a adorar. El único momento que tiene para relajarse es durante unas pocas horas arrebatadas para el estudio privado antes de las consagraciones vespertinas.
Sacerdote tercera edición de rol
Algunas veces, un sacerdote puede escapar de los rigores de la vida del templo para deambular entre sus feligreses, ofreciendo oraciones, orientación y arbitrando sus disputas. Llevar la bendición del Dios a la comunidad es una función importante.

En los días festivos, los fieles acuden al templo para participar en los ritos sagrados y los sermones, y los sacerdotes deben atender sus necesidades espirituales. Un sacerdote siempre debe recordar que es un sirviente no solo de su dios, sino también de su congregación.

3ª Ed.Editar

Habiendo servido su tiempo como un iniciado y discípulo, el Sacerdote es reconocido por aquellos a quienes predica como una autoridad en materia religiosa y como profeta en su culto. A la mayoría de sacerdotes se les ordenará con la administración de un templo en algún camino o un altar de alguna cuneta.

Otros puede que se les solicite que ayuden como personal en alguna institución, ya sea un hospicio de un templo en el caso de los fieles a Shallya, o en una biblioteca en el caso de los fieles a Vererna, o como militante en un templo para aquellos que sirven a los dioses guerreros. Otros sacerdotes toman un estilo de vida mendigante, viajando entre asentamientos para esparcir la palabra de su fe y erradicar la herejía y la corrupción. La recepción de tales sacerdotes itinerantes puede variar en gran medida.

Un sacerdotise itinerante de Shallya seguro será recibida de forma cálida allá donde vaya, aunque un sacerdote de Ulric podría bien encontrarse una gélida respuesta en muchos enclaves Sigmaritas. Mientras las guerras religiosas que arrasaron el Imperio son una reliquia del pasado, hay bastante rivalidad entre los cultos, y las tensiones entre sacerdotes podría llegar a un pico cuando sientan que sus intereses confluyen. Tales tensiones incluyen la rivalidad entre el culto Sigmarita y el de Ulric, y los diferentes acercamientos entre los dioses guerreros abogan en consecuencia en un conflicto armado. Sin embargo, en principio hay cooperación y respeto entre los cultos, y las gentes del Imperio normalmente llevan a sus sacerdotes en alta estima, viéndoles como los pilares de la sociedad y de la civilización.

Sacerdotes kislevitas Editar

Los sacerdotes de Kislev son casi todos los guerreros y usan ropa suelta ya que les otorga mayor libertad en la batalla. Los sacerdotes llevan una rubakha de color negro o castaño oscuro que les llega hasta sus pies, con mangas estrechas sobre las manos y un cinturón ancho. Estas prendas increíblemente incómodas se forman a partir de un grueso tejido de lana y se lleva directamente en el cuerpo como una forma de auto-flagelación. La mayoría también usa una capa que llega por debajo de la rodilla y se sujeta a la cintura con una hebilla de un oso estampado. Para los pies, suelen llevar indistintamente botas o zapatos, pues los sacerdotes están exentos de esa mentalidad tradicional que dice que las botas son para la nobleza y los zapatos son para los campesinos.

Sacerdotes conocidosEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.