FANDOM


Sacerdote de mor

Imagen ilustrativa de un sacerdote de Morr

Aunque es un sacerdote de Morr, Rufus está en Karak Azgal por otros motivos. Hace años, se descubrió que su hermano era un mutante, y aunque Rufus hizo todo lo posible por ocultar discretamente su condición, finalmente los cazadores de brujas localizaron al afligido y lo quemaron en la hoguera, que es lo que se merecen todos los mutantes. Destrozando y desecho, Rufus intentó enterrar los restos de su hermano en suelo sagrado, pero el sumo sacerdote se negó a celebrar ritos funerarios a quienes habían sido corrompidos por el Caos. Rufus juró que se vengaría, y desde entonces ha estado perfeccionado sus habilidades para convertirse en un asesino competente.

Tardó muchos años, pero Rufus logró por fin hallar la pista de su enemigo en Karak Azgal. Baldred no recordaba en absoluto al hombre al que había agraviado, por lo que lo aceptó como ayudante. Los dos trabajaron codo con codo hasta que llegó el momento oportuno y Rufus lo torturó hasta la muerte, recordándole su fechoría del pasado. Ahora, diez años después, ninguno de los iniciados sabe que Rufus estuvo implicado en el asesinato de Baldred, aunque corren ciertos rumores sobre la muerte del fundador del templo, sobre que fue asesinado, aunque no se sabe por quién.

Desde el templo, Rufus ha creado una red de asesinatos. Actualmente tiene a otros dos asesinos trabajando para él. Rufus cree que matar es la forma perfecta de servir a Morr, pues de ese modo se envían almas a su reino. Normalmente se contacta con ellos a través del culto de Ranald y otros personajes de los bajos fondos.

Rufus participa en un juego peligroso. Aunque continúa al frente del culto de Morr, sabe que es sólo cuestión de tiempo que alguien le descubra, y gracias a su antigua relación con Dmitri tiene un plan para escapar inadvertido de la ciudad si se diera el caso. Rufus teme ser descubierto por los enanos, pues sabe que le cerrarían su negocio de asesinatos si estuviesen al tanto. Así, para anticiparse a lo inevitable, Rufus es muy selectivo con los trabajos que lleva al cabo, y casi nunca aceptará un encargo si la victima tiene cierta importancia. El precio de uno de estos servicios va más allá de lo que la gente normal puede permitirse: Rufus ha llegado a cobrar 500 co por matar a individuos excepcionalmente bien situados.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.