FANDOM


Rhya
422px-Rhya2

Representación de Rhya


Detalles
Sede del culto Bosque de Taalgrunhaar (Talabheim)
Líder del culto Katrinelya (jerarca de Rhya)
Principales órdenes Hijas de Rhya
Principales festividades Primeros Brotes (equinoccio de primavera), Fin de los Brotes (equinoccio de otoño), Plenitud Solar (solsticio de verano) y Plenitud Mundial (solsticio de invierno)
Libros sagrados ninguno, aunque existen muchas tradiciones orales.
Símbolos sagrados Solo Rhya: gavilla de trigo, arco y flecha, virote, flores. Con Taal: Espiral de la Vida.

La generosa Rhya es la Diosa de la Fertilidad y el Verano, ampliamente conocida como la “Madre Tierra” y “La que Sostiene la Vida”.

Los fieles de Rhya se hallan en los campos y huertos cultivados, y entre ellos hay granjeros, pescadores y jóvenes amantes de toda la nación. Rhya es considera la esposa de Taal, por lo que generalmente ambos dioses son adorados en conjunto, compartiendo muchos ritos, dogmas y tradiciones.

Comúnmente Rhya es representada como una mujer alta y hermosa envuelta en hojas y adornada con frutas, aunque sus estatuas también la presentan desnuda, embarazada y rodeada por sus hijos. Muchos teólogos vinculan a Rhya con la Vieja Fe, un culto prehistórico de los antiguos agricultores y cazadores que se ganaban la vida en la tierra antes de que naciera muchas de las naciones actuales del Viejo Mundo, y que aún hoy se existe en comunidades apartadas.

RhyaEditar

Rhya es la Madre Tierra, la diosa de todo lo que crece y vive, partera de los animales, y la diosa de los vientos suaves, la lluvia de primavera, las plantas de cultivo, y los aspectos más suaves de la naturaleza. Mientras que Taal hace que las tierras salvajes crezcan libremente, Rhya cuida de los campos, los huertos y el ganado de los humanos, propiciando el desarrollo de cultivos saludables y carne para todos. Es a Rhya a quien el pueblo del Viejo Mundo orar para atraer el buen clima, lluvias moderadas, plantas y animales sanos. Como esposa de Taal, Rhya apacigua y amansa el salvajismo inspirado por su esposo, transformándolo en madurez y sabiduría, por lo que a menudo se pide que interceda ante su marido para calmar sus iras.

Rhya también es la diosa del amor, por lo que los jóvenes amantes le rinden culto fervientemente con la esperanza de que llene sus vidas de romance. También tiene potestad sobre los actos carnales, aunque muy pocos la adoran abiertamente en este aspecto (pues la mayoría de la gente considera que tales pensamientos son escandalosos e indecentes). Los amantes murmuran su nombre en momentos de pasión, y las sacerdotisas de Rhya afirman que con ello basta para mostrar respeto hacia la diosa. Ella representa la fertilidad y la abundancia de la tierra y las madres en todas partes. En las zonas urbanas, algunos de estos aspectos se acreditan a Shallya, la diosa de la Curación y la Misericordia.

Es la personificación de la Diosa Madre de la Vieja Fe, pero con el paso del tiempo, la mayoría de los preceptos y aspectos de Rhya como deidad de la tierra y el mundo natural han pasado a su marido Taal. Rhya es representada como una hermosa y maternal mujer, con pelo largo donde enreda flores y ramas en el. También se la representa como una cabra.

Relación con TaalEditar

Taal2

Representación de Taal

El culto de Rhya creció a medida que los primeros humanos trataron de explicar fenómenos naturales. Con el tiempo aparecieron los dioses Taal y Rhya, que comenzaron siendo una única entidad conocida como Ishnernos. Su separación ocurrió hace muchos miles de años, y el culto de Ishnernos casi desapareció por completo.

Actualmente ambos dioses suelen ser adorados juntos, como marido y mujer y padres de Manann, aunque de los dos, Taal es el que recibe más reconocimiento, y el papel que desempeña Rhya es mucho menor. El culto de Taal y Rhya es la religión oficial de Talabecland, y tiene gran popularidad en las zonas del este y el norte del Imperio, aunque también se les ahora en regiones del sur del Viejo Mundo como Tilea, donde se les adora bajo los nombres de Karnos e Ishea respectivamente. El culto a ambos es especialmente fervoroso en la gran ciudad de Talabheim.

Aunque generalmente se la describe como la esposa de Taal, existen muchos mitos la relacionan con otros dioses, teniendo hijos en muchas de estas relaciones.

CarácterEditar

Rhya nutre generosamente al mundo proporcionándole sustento y belleza natural, cuidando de esta manera de la gente y de la tierra.

SímboloEditar

El símbolo de Rhya es una gavilla de grano o un arco y una flecha (que representan su aspecto de cazadora y el dardo del amor). Los sacerdotes de Taal y Rhya suelen vestir túnica; sencillas de color gris, marrón o verde, que adornan con hojas y flores, durante las festividades.

Un símbolo que comparte con Taal es la Espiral de la Vida, una espiral que representa el ciclo anual de la naturaleza de nacimiento, madurez y muerte. Este símbolo también lo usan los hechiceros jade.

Zona de cultoEditar

Fantasy flight game Piedra Mágica por Yoann Boissonnet

La gente del campo en todo el Viejo Mundo que le preocupe el clima, la cosecha, las tierras salvajes o el amor, se rinde culto Rhya, generalmente junto a Taal, confiando en ella para proporcionar los cultivos de los que depende su vida, siendo los granjeros y los cazadores los adoradores más devotos de Rhya. Muchos hechiceros Jade siguen venerando a Taal y Rhya como el unificado Ishnernos.

El cuerpo principal del culto está representado principalmente por mujeres, y la mayoría de las parteras tienen conocimientos de la Sabiduría de Rhya, un conjunto de tradiciones orales relacionadas con el parto. Aunque no se la adora abiertamente en los pueblos y ciudades, los urbanitas suele recurrir a Shallya en su lugar, su nombre a menudo está relacionado con el de Taal, por lo que todavía es muy conocida entre esas personas.

Debido a que el culto no tiene grandes templos y no protege ningún libro sagrado o reliquias de importancia, muchos eruditos creen que su adoración está disminuyendo, y posiblemente ya está muerta. Sus muchos adoradores no hacen nada para contradecir tal opinión.

CultoEditar

La Madre

Rhya, unos de los aspectos de la Madre

Los seguidores de Taal y Rhya respetan a la gente que es capaz de cuidar de sí misma, pero son conscientes de que la comunidad sólo puede prosperar si los individuos que la componen colaboran entre sí, como una manada de lobos o de alces. Los miembros del culto suelen pasar gran parte del tiempo en parajes naturales, normalmente solos o en grupos reducidos, viviendo de la tierra como ya hicieran sus antepasados. Observan atentamente el paso de las estaciones, el clima y el ciclo de la vida y la muerte entre las plantas y animales que tanto aprecian.

El culto ejerce una gran influencia en lugares apartados, aldeas aisladas y pequeñas comunidades granjeras, principalmente porque suelen ser los únicos sacerdotes de esas regiones. Los granjeros y cazadores tienen en alta estima a estos clérigos debido a sus conocimientos de plantas y animales. Los sacerdotes de Taal y Rhya están muy solicitados para la celebración de ritos iniciáticos para los jóvenes y el oficio de servicios de oración, rituales y festividades. Los seguidores del culto típicos siguen muy de cerca el calendario estacional, para celebrar sus festividades y rituales en las fechas correspondientes a las principales transiciones de los años, particularmente los equinoccios y los solsticios. Integran sus quehaceres cotidianos (caza, labranza y demás) con la veneración de Taal y Rhya siempre en mente.

El culto de Taal y Rhya se mantiene alejado de la mayoría de las maniobras políticas y luchas de poder tan presentes en los demás cultos. No es que prescindan de implicarse en el proceso de toma de decisiones, sino más bien que su credo es contrario a la idea de que las vidas de las personas estén regidas por instituciones. Prefieren seguir los ciclos de la Naturaleza para determinar el mejor rumbo a seguir, y aceptar el hecho de que las cosas buenas y malas siempre suceden por alguna razón.

IniciaciónEditar

Sacerdote Taal Rhya Mago Jade Druida por Eric Lofgren

Los individuos atraídos por el culto de Taal y Rhya suelen ser amantes de la Naturaleza, capaces de sobrevivir por sí solos en tierras salvajes, o bien aquellos que trabajan duramente en campos y huertos. Cada iniciado en potencia es tutelado por un sacerdote que valora las habilidades y la fe del individuo. Los que pasan su examen deben someterse a un intenso y exhaustivo proceso de iniciación, aunque el contenido de éste depende de si la persona siente propensión hacia Taal o hacia Rhya.

La formación de los iniciados de Rhya suele ser sutil, y prescinden de la embriaguez y carpas de sudoración de las iniciaciones taalitas. Ellos aprenden las artes del cuidado de los demás: plantar y cultivar cosechas saludables, aconsejar a otros sobre cómo solucionar sus problemas, y asistir en partos y educación. La verdadera iniciación se limita a que la sacerdotisa tutora (jamás es un sacerdote) decida cuándo está listo el iniciado para ser ordenado, acontecimiento que culmina en un pequeño festín con canciones y bailes. La iniciación está envuelta en un halo de misterio, sobre todo para los hombres, cuyos padres cuchichean sobre escabrosos rumores de sacrificios de sangre, adoración de la luna y eventos aún más extraños. Los hombres tienen estrictamente prohibido presenciar estos ritos, y la mayoría procuran mantenerse alejados de ellos por puro miedo: se cree que si un hombre se topa con una de estas ceremonias de iniciación, pierde su potencia sexual. Otros creen que se pierde mucho más que eso…

Miembros del CultoEditar

Los miembros del culto de Rhya no tienen vestimenta fija o atuendo preferido, aunque las ropas sencillas de colores verdes son muy comunes, así como lo es el uso de plantas, flores o hierbas para complementar cualquier vestimenta. A menudo se visten de una manera considerada demasiado reveladora por la doctrina Sigmarita, lo que puede causar fricción ya que los Rhyanos creen que ceder a esa mojigatería equivale a alentar al Príncipe de los Excesos a interferir en sus vidas, ya que genera deseos prohibidos. Los devotos de Sigmar invariablemente están en desacuerdo, creyendo que la abstinencia y la tentación restrictiva son una mejor respuesta a tales peligros que la indulgencia.

Los clérigos de Rhya están mucho más sensibilizados a las necesidades de las comunidades, y prestan ayuda en todo lo relacionado con alumbramientos, curaciones y cosechas.

EstructuraEditar

El culto de Rhya y Taal es una curiosa mezcla de solitarios que vagan por las tierras salvajes y aquellos con fuertes vínculos al bienestar de una comunidad. Sean cuales sean sus movimientos, todos los miembros del culto están íntimamente familiarizados con los santuarios y demás lugares consagrados a Rhya y Taal, y coordinan sus rutinas con visitas periódicas para protegerlos.

Por sorprendente que resulte, el culto está muy bien estructurado y tiene una clara distinción de obligaciones. En cada una de las provincias hay dos jerarcas al mando. Se consideran iguales en cuanto a rango y categoría, aunque cada uno de ellos ostenta mayor autoridad en función de la estación: la jerarca de Rhya gobierna en primavera y otoño, mientras que el jerarca de Taal lo hace en verano e invierno. Cuando no está al mando, cada jerarca está sometido a la autoridad y los edictos del otro, aunque pueden (pero casi nunca lo hacen) anular cualquier decisión previa. Los jerarcas se emparejan de forma que no se produzcan ficciones entre ambos, aunque los sacerdotes comprenden y aceptan que la competencia es natural, incluso saludable, para la supervivencia del culto.

Por debajo de los jerarcas se encuentran los sumos sacerdotes, responsables del bienestar y las obligaciones de los sacerdotes que tienen a su cargo. Los sumos sacerdotes cuidan de los santuarios, arboledas, círculos de piedra y demás lugares sagrados, y también se responsabilizan de varios sacerdotes e iniciados. Los sacerdotes llevan a cabo trabajos rutinarios, como la celebración de rituales y el mantenimiento de sus recintos sagrados. En algunos casos, un único sacerdote está al cuidado de algún lugar sagrado alejado de la civilización; sin embargo, esta vida solitaria no garantiza que llegue a ser ascendido a sumo sacerdote algún día.

En su mayor parte, los sacerdotes se las arreglan solos y disfrutan de una tremenda libertad a la hora de encargarse de sus asuntos. Debido a la estructura del culto los sacerdotes también gozan de mucha influencia individual, y pueden incluso vetar los ordenamientos de sumos sacerdotes si logran argumentar sus motivos ante sus iguales. No obstante, los que discrepan demasiado a menudo son expulsados de sus grupos y deben unirse a otros o buscar consuelo en la soledad de la naturaleza. Aunque no hay un dirigente concreto del culto, la mayoría de los clérigos respetan los consejos y el buen juicio de los sumos sacerdotes más sabios y experimentados.

FaccionesEditar

Existen divisiones internas en el culto de Taal y Rhya, pero no tan pronunciadas como los feroces cismas que se dan en los demás cultos. Quienes están en desacuerdo con los principios fundamentales del culto prefieren marcharse a las profundidades de los bosques antes que provocar conflictos. Sin embargo, hay algunas perspectivas distintas que dominan ciertos aspectos del culto, en función de la relación que debe existir entre la humanidad y la Naturaleza.

Las facciones del culto de Rhya suelen ser las mismas que las del Taal.

Amigos y enemigosEditar

El culto de Rhya tiene muy buenas rrelaciones con el Culto de Taal, ya que generalmente se les consideran pareja y suelen ser adorados conjuntamente, igualmente, también está en buenas relaciones con el culto de su hijo Manann. Los seguidores de Rhya son amistosos con los seguidores de La Vieja Fe, ya que ven a Rhya como uno de los aspectos de la Madre.

Órdenes MenoresEditar

Entre las diversas órdenes importantes del culto de Rhya destacan las Hijas de Rhya

Templos y santuariosEditar

Rhya no tiene templos grandes, aunque muchos sitios antiguos construidos con oghams (una ser de monolitos) son centros de adoración para su culto, y algunos, en cada equinoccio, todavía se puede oír el eco con los gritos de los celebrantes enfebrecidos.

Altar y Ofrendas a Rhya

La mayoría de las grandes ciudades poseen algún templo tradicional simbólico consagrado a Taal y Rhya dentro de sus límites, cuyo propósito es el de mostrar una cara formal y pública con la que puedan interactuar ciudadanos y representantes del gobierno. Estos edificios han sido diseñados para fundirse con el terreno y normalmente están rodeados de grandes parques de vegetación salvaje. Los templos de Rhya son los menos comunes que los de Taal; algunos dicen que se debe a que ya tiene templos por todo el Imperio, ya sea allí donde se reúnan tres mujeres o más para conversar o cualquier lecho que se use para concebir hijos.

La mayoría de los campesinos, leñadores y demás habitantes de los bosques del Viejo Mundo erigen pequeños santuarios junto a sus campos y huertos en honor a Rhya. Los santuarios de Rhya suelen simples estructuras que alberga sencillas estatuas de la diosa, aunque suelen estar decorados con pequeños arcos y carcajs ceremoniales, así como flores, bálsamos curativos, bayas y amontonadas ofrendas de comida y bebida. Los santuarios más antiguos a menudo están hechos de pequeñas piedras levantadas, marcadas con gastados patrones en espiral.

El culto de Rhya, junto con el de Taal, se lleva a cabo en suelos trillados, campos, prados comunales y otros lugares que proporcionan frutos de la tierra a la gente.

PenitenciasEditar

Las penitencias de los Rhyanos pueden implicar replantar áreas devastadas, ayudar a familias rotas y mantener arboledas sagradas. También es común encontrar a Rhyanos encargados de proteger a las familias indefensas, lo que a menudo puede ponerlos en desacuerdo con los alguaciles locales y las fuerzas del orden público.

Días sagradosEditar

El culto de Rhya comparten los mismo días sagrados y festividades que Taal, pero el principal día sagrado es el de los Primeros Brotes (el equinoccio de primavera), que marca el renacer de la naturaleza tras el invierno. Los días sagrados del culto de Ulric también se consideran como festividades menores dentro de este culto.

PreceptosEditar

  • Defender a las familias, los niños y los cultivos de todo daño.
  • Nunca sientas vergüenza por la carne que Rhya te dio.
  • La vida es sagrada, no dañes para que otra vida esté en peligro.
  • Nunca juzgues a quién otro ama.
  • Interrumpir el trabajo del Príncipe de los Excesos allí donde surga.
  • Presentar un sacrificio de grano y hortlizas a Rhya una vez al mes, durante la luna nueva.

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.