FANDOM


Rey necrofago strigoi
Las pálidas criaturas denominadas Reyes Necrófagos fueron antaño altivos Vampiros Strigoi que se vieron obligados a llevar una existencia troglodita. Aunque todos los Strigoi descienden del mismo linaje ancestral de Ushoran, han evolucionado para convertirse en algo mucho más oscuro y repugnante que sus hermanos. Los Reyes Necrófago pasan sus días moviéndose sigilosamente por los lugares más recónditos del mundo, aprovechando la cobertura que les proporciona la noche para descargar su venganza al frente de un tambaleante ejército de No Muertos.

No todos los Vampiros de la dinastía Strigoi fueron destruidos con su fundador, Ushoran, cuando los Orcos de las Tierras Yermas descendieron sobre Mourkain, la capital de Strigos. Algunos sobrevivieron y huyeron a los reinos humanos del norte. Como necesitaban ayuda, buscaron a otros de su tipo, y finalmente los hallaron en los bosques de Sylvania. Pero los Condes Vampiro de esa tierra aún recordaban la arrogancia de Ushoran, y atacaron a sus aliados sin emitir una palabra, cazándolos como animales en el bosque.

Tras muchas traiciones similares, los pocos Strigoi que quedaban con vida se dispersaron por todo el Viejo Mundo. Cuando se encontraban a Vampiros de castas diferentes, los Strigoi se ocultaban para evitar la ira de los suyos. Desde catacumbas, bosques encantados y ruinas cubiertas de musgo, espiaron a los Vampiros Lahmias y von Carstein en los bailes y banquetes de la aristocracia. La nobleza y riqueza de aquellos Vampiros bien vestidos recordó a los Strigoi todo lo que habían perdido, con lo que la amargura y la envidia empezó a roerles sus mentes.

Desolados, muchos de ellos perdieron la razón y se convirtieron en parásitos solitarios y patéticos, temerosos de alimentarse de los humanos por miedo a atraer la atención de los Cazadores de Brujas o, incluso peor, a los suyos. Por esta razón, se ocultaron en los cementerios, desenterrando cadáveres recién enterrados para beber su sangre fría y ocultarse durante el día en las húmedas y frías criptas próximas a los lugares donde hallaban su alimento. Su apariencia física reflejaba sus pésimas condiciones de vida, y con el paso de los siglos, los Strigoi se convirtieron en monstruosidades jorobadas y grotescas. Los carnívoros Necrófagos de la Cripta se vieron atraídos por estos tétricos Strigoi, razón por la que formaron cortes grotescas a su alrededor. Los ladrones de tumbas y los que se dedicaban a robar los cadáveres de los caídos, han aprendido bien que deben practicar sus artes depravadas a la luz del crepúsculo y volver a sus moradas al anochecer. Como estaban a cubierto de la oscuridad, en estos lugares de muerte encontraron cobijo grupos de Necrófagos liderados por los cazadores letales, los Vampiros Strigoi.

Rey Necrófago Strigoy boceto por Theo Stylianides Warhammer Online
No sorprende en absoluto que los habitantes de Sylvania denominen a los Strigoi los Reyes Necrófagos Strigoi. A pesar de que la mayoría de ellos ha perdido la cabeza durante su largo exilio, los Reyes Necrófagos aún poseen muchos de los poderes innatos comunes a todos los Vampiros. Los Strigoi son capaces de desgarrar la garganta de su víctima en un abrir y cerrar de ojos, y su autoridad sobre los No Muertos y la miríada de criaturas de la noche es muy fuerte. Los Reyes Necrófagos Strigoi no han perdido su poder para levantar a los muertos de su sueño y unirlos a su voluntad, aunque lo hacen de modo puramente instintivo. Su magia es menos sutil que las formas de nigromancia practicada por otros vampiros, pero en el toma y daca del combate, su salvajismo les supone una gran ventaja.

A veces, los poderosos Reyes Necrófagos Strigoi levantan ejércitos inmensos de muertos vivientes en un intento desesperado por recrear su reino perdido. Hasta ahora, su avance se ha visto detenido por tribus belicosas de pieles verdes que bloquean el camino a las Tierras Yermas, o por ejércitos disciplinados de los Reyes Funerarios que emergen a su vez desde el desierto. Al parecer, ha aumentado el número de servidores de los Reyes Necrófagos. Algunos sostienen que la antigua hermandad de los Strigoi se ha unido bajo el mando de un gran líder y está organizando ejércitos inmensos de bestias degeneradas en sus guaridas cavernosas. Si es verdad, ninguna criatura (viva o muerta) está a salvo de su ira.

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.