FANDOM


Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos

Monje de plaga Pat Loboyko

Sacerdote de Plaga

Explosiones que hacían temblar la tierra y ahora nuevas interrupciones. Dejando a un lado su cuchara, Grilok se apartó del burbujeante caldero, dispuesto a castigar a aquellos que se atrevieran a interrumpir las últimas bendiciones de la viruela. En su lugar, se congeló en su sitio. En la entrada de la caverna la multitud monjes de plaga que arrastraban los pies se abrió, revelando a Lord Skrolk, la Enfermedad que Camina.

Echando hacia atrás la capucha, Lord Skrolk reveló su hocico plagado de tumores. Olió alrededor, inhalando los vapores de la cámara. "Bien-bien, tu rezumante viruela huele perfectamente. Lo has hecho bien, Grilok", dijo con tono áspero Lord Skrolk, con su voz llena de contaminación. "Has justificado la fe que el Señor de Plaga Variolus ha puesto en ti y en tu Cónclave del Contagio".

Como uno, los monjes de plaga alrededor del caldero cayeron al suelo de tierra, postrándose y haciendo una reverencia ante su gran eminencia. Grilok dio cuenta de que no pocos de sus rivales echaban miradas se soslayo hacia él. "Lord Skrolk es demasiado bueno", respondió Grilok, con la voz quebrada por temor y asombro. Se inclinó varias veces antes de añadir, "Honras a nuestro cónclave, el más grande de los Señores de la Plaga. Lord Variolus estará satisfecho".

"No", murmuró Lord Skrolk, "Variolus me falló y le he matado-muerto. No voy a comenzar las batallas escaso de los números requeridos de señores de la plaga. Como Pontífice de la Plaga, tú, Grilok, eres el siguiente para liderar el Cónclave del Contagio. Veremos-observaremos si no me fallas".

Durante un largo momento Skrolk miró directamente a Grilok - o mejor dicho, las vacías cuencas negras donde los ojos del Señor de la Plaga deberían haber estado. Luchando contra el deseo de azotarse a sí mismo con el fin de demostrar su dedicación, Grilok ejerció toda su fuerza de voluntad para mantener la calma, inclinándose una vez más ante esa mirada ciega.

"Ten tus viruelas entregadas como marca el plan", dijo Skrolk. Alcanzó su vara nudosa, con sus oxidadas campanas entrechocando. Dos veces golpeó los hombros de Grilok, pronunciando palabras de poder que hicieron que su incensario emitiera gruesos jirones de nubes. Sin decir una palabra, Skrolk se volvió arrastrando los pies, con su séquito detrás.

Mientras los ecos de garras desaparecían por el túnel, Grilok se alzó - tremendamente orgulloso y dedicado completamente a la creación de plagas. Empezó a gritar instrucciones a sus sacerdotes. Todavía queda mucho por hacer.

Asalto a Itza
Prefacio | Promoción Pestilente | Refinando Enfermedades | Contendientes | Batalla | Visita Maligna

Fuente Editar

  • The End Times IV - Thanquol
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.