Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Portador del incesario.jpg

Los Portadores de los Incensarios de Plaga del Clan Pestilens son elegidos de entre las filas de los Monjes de Plaga. Ser escogido para este deber es un gran honor, que nunca se rechaza, a pesar de que llevará al monje a la muerte. Morir al servicio de la Rata Cornuda, blandiendo un incandescente Incensario de Plaga con recto celo, es pago suficiente para estos cultistas enloquecidos.

Descripción[]

Portadores del Incensario de Plaga por Mike Franchina.jpg

Sólo los Monjes de Plaga más fanáticos y enfebrecidos reciben el honor de portar un Incensario de Plaga, el arma más mortífera en el arsenal del Clan Pestilens. El incensario de plaga es una bola hueca de hierro llena de crueles púas y enganchada a una cadena, formando una suerte de mayal. Durante un ritual impío, un Sacerdote de Plaga lee en voz alta pasajes del libro de las Calamidades mientras coloca un fragmento de Piedra bruja en el interior del globo metálico. A esto le añade un cucharón de viles infecciones, esparcido directamente sobre el fragmento de Piedra Bruja.

Enseguida la infernal mezcla empieza a burbujear lentamente, enviando hilillos de vapor verde por los múltiples agujeros del ornado orbe metálico. El contacto con la bruma de gases bubónicos emitidos por el suave balanceo del incensario hace que la piel se llene de llagas y ampollas.

Portador Incensario Plaga 4ª edición de Mark Gibbons.jpg

Cuando es agitado en el fragor de la batalla, en cambio, el incensario emite densas y tupidas nubes verduzcas que causan terribles daños a cualquiera que se exponga a ellas, ya que los pulmones se llenan de fluido virulento y los órganos vitales se pudren a toda velocidad. Sólo una criatura absolutamente desprovista del más elemental sentido común se quedaría cerca de un arma como esa, y mucho menos la blandiría en combate. Y precisamente aquí es donde entran los Portadores del Incensario.

La imagen de los Portadores del Incensario, balanceando rítmicamente sus armas llenas de plaga en la primera línea de un ejército Skaven que se acerca, es una visión de auténtica pesadilla. La unidad es guiada por un Cantor de Plaga, el profano acólito de un Sacerdote de Plaga. Los gases de los incensarios parecen llenar a los dementes hermanos Skavens con una ira sobrenatural. A medida que se acercan a su enemigo, corriendo cada vez más rápido y soltando espuma por la boca, incrementan el balanceo de sus incensados dejando a su paso una estela de crecientes anillos de humo verde.

Totalmente trastornados y sin el menor sentido del riesgo, a menudo los Portadores del Incensario caen víctima de sus propias armas, inhalando una bocanada llena de polución o incluso llegando a empalarse accidentalmente con su propio mayal. Nada de esto les importa, pues sus mentes de rata obnubiladas por los efluvios tóxicos están concentradas en una única tarea: liberar toda su furia y machacar a sus odiados enemigos; e incluso cuando agonizan con sus pulmones llenos de una mezcla de sangre y pus, siguen gritando plegarias de agradecimiento a la Rata Cornuda.

Miniaturas[]

Imágenes[]

Fuentes[]

Advertisement