Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Perista 4ª edición.png

"Eres un astuto tasador de objetos valiosos y puedes comprar cualquier cosa, sea legal o no, y revenderla con un buen margen."

Descripción de la profesión

"Amigo, si no te has arriesgado el cuello al traérmelo, entonces probablemente no valga la pena que malgaste mi tiempo."

Perista anónimo

Los Peristas compran objetos robados y los revende, a menudo a quienes ignoran el origen de los mismos. Son expertos en evaluar el valor de cualquier objeto, y por tanto saben exactamente el interés que puede llegar a despertar. Cuanto mayor sea el riesgo, más parte del botín exigirán. Con tiempo, los Peristas pueden conseguir casi cualquier mercancía, incluidas las prohibidas por la ley.

Descripción[]

"Yo sé que es robado. Tú sabes que es robado. Incluso el viejo Sigmar sabe que es robado. Así que, si te pregunto si es robado, no me insultes diciendo que no lo es. Afortunadamente para ti, yo trato con género robado, así que deja de asustarte."

Elene Weslach, receptadora

Perista por Pat Loboyko Enano.jpg

La mayoría de los burgeses y menestrales están abiertos al comercio con artículos de dudosa legalidad. Para los Peristas, esto es una forma de vida. Este tipo de mercancías es el repertorio de los peristas: son especialistas en obtener y la venta de objetos robados. Algunas piezas llamativas o muy valiosas, como joyas, pueden ser demasiado difíciles de vender abiertamente, pero los Peristas la comprarán, probablemente por una mínima fracción de su valor verdadero, disponiendo de ellas de forma que ni sus legítimos propietarios ni los servidores de la ley se den cuenta. En ocasiones por un porcentaje del beneficio, tomarán el botín de un ladrón y se lo llevarán a otro pueblo, ciudad o incluso país en el que puedan venderlo con mayor seguridad.

Los peristas de éxito a veces funcionan como prestamistas, importadores u otro tipo de mercaderes. Otros prefieren permanecer en movimiento, traficando sólo con objetos portátiles. Aunque el perista medio se ocupa de mercancías y objetos valiosos, también hay especialistas bien informados que se centran en la información y el conocimiento prohibido. Algunos peristas mueven objetos robados por todo el Viejo Mundo. Una pintura robada en Altdorf es más fácil de vender en Talabheim a una audiencia que ignora el robo. Cuando se desvanecen objetos de gran valor, los peristas son los primeros a quienes hay que consultar si alguien quiere adquirirlos. Algunos peristas incluso aceptan pedidos de sus clientes, poniéndoles en contacto con quienes pueden robar por encargo.

La búsqueda de compradores y vendedores, o la necesidad de huir de una situación terrible, pueden llevar a un perista a cualquier parte. Se les puede encontrar por todo el Imperio y en muchas regiones más allá de sus fronteras. Los receptadores que prometen, transportan mercancías ilícitas entre ciudades del Viejo Mundo en busca de compradores. Otros, que buscan hacerse un nombre en otras partes, intentan crear su propio nicho en los bajos fondos de las ciudades existentes. Como quiera que sus intereses a menudo coinciden, los peristas y los mercaderes de vez en cuando aúnan fuerzas. Con tanta actividad y movimiento delictivo, es normal que los problemas les persigan.

Calibrado por calibrar[]

"¿Que por qué se me llama perista? Bueno, porque una vez me has pasado el botín, ya no pueden tocarte la pera, ¿no? Así que tú a lo tuyo, y ya me aseguro yo de que no tengas que preocuparte de mover la mercancía. Piensa en mí como tu socio en el delito."

Vakram el Forúnculo, perista

Los peristas evalúan las ganancias en función de una amplia variedad de cuestiones. Cualquiera que sea el valor normal de un artículo, puede verse afectado por cinco factores:

  • La disponibilidad de que sea abundante o raro, como consecuencia de la caída o subida de precios. Esto se aplica más a las características comunes de un artículo en un lugar determinado, no a los ajustes realizados por una personalización.
  • Que la demanda de dichos artículos a donde los lleve el perista sea alta o baja. Además, cuanto más le cueste a un perista el mover un artículo a donde la demanda es alta reduce los gastos que tenga que pagar.
  • Los precios suben o bajan dependiendo de la calidad y la artesanía del artículo.
  • La singularidad o la notoriedad del artículo aumenta los precios con cada rasgo o característica identificativa, haciendo que los artículos personalizados particulares (o cosas comunes empleadas en algo extraordinario - "¡este cuchillo mató a Baron Kajrol!") sean más caros.
  • Si el articulo pertenecía a una persona influyente, la procedencia (ya sea verdadera o falsa) puede aumentar el precio de un objeto para el perista, pero raramente su venta debido a los riesgos.

Perista dibujo.jpg

Lo que reduce el precio de compra por parte de un perista son los riesgos y dificultades:

  • La reputación (ya sea del artículo o de sus verdaderos propietarios) pueden tanto aumentar el valor de un objeto como los riesgos al moverlo.
  • Las atenciones o intereses que puedan tener las fuerzas de seguridad en un artículo plantean dificultades a la hora de llevarlo a otro lugar discretamente
  • La distancia que debe recorrer un artículo para llegar a su mejor mercado de reventa también reduce lo que un perista puede pagar por ello.
  • El arte del Perista para sopesar los beneficios y recompensas que puede sacar del objeto con los riesgos que supone el venderlo. Después de todo, uno no puede recibir ganancias, sin importar lo buenos que sean los artículos, si sus anteriores dueños pueden rastrearlos hasta el perista.

Personalidades[]

Fuentes[]