FANDOM


Peregrinos del Grial por Pat Lobokoy

"Soy un hombre sencillo. Servir en esta búsqueda más sagrada es recompensa suficiente para mí."

Peregrino del Grial anónimo

Los Peregrinos del Grial son campesinos entregados a la Dama del Lago, tal y como la representan sus Caballeros del Grial. Creen que estos Caballeros son dechados de valor, justicia y cortesía, y que la mejor forma que que tienen pueden servir a la Dama, como humildes campesinos, es sirviendo a un Caballero del Grial.

Con este fin, escogen a un Caballero del Grial y lo siguen a todas partes. Si el caballero abandona cualquier cosa (cucharas rotas, botones viejos, etc.), ellos lo recogen y lo atesoran como si fuera una reliquia, un medio para sentir la divinidad. Si el Caballero del Grial necesita algo, lo consiguen por él. Y si el Caballero del Grial está en peligro, tratarán de luchar por él. La mayoría de los Peregrinos del Grial no tienen una vida larga.

Si un Caballero del Grial muere en una misión, sus peregrinos se abalanzan sobre el cuerpo y lo despojarán de cualquier reliquia. Muchos acaban convirtiendo el cadáver en un Relicario del Grial, que luego llevan a todas partes en lugar del propio Caballero.

Un día en su vida Editar

El peregrino del grial se despierta en un campamento improvisado junto a sus compañeros. Después de tomar el desayuno y desmontar el campamento, siguen el rastro del Caballero del Grial que buscan, cantando canciones sobre sus hazañas a medida que avanzan. Los peregrinos se detienen regularmente para tomar refrigerios e intercambiar anécdotas sobre el caballero, tratando de superarse unos a otros con historias de sus hazañas o jactándose de un momento en el que supuestamente les hablaba o hacía gestos.

El peregrino reunirá cualquiera de los objetos desechados del Caballero del Grial que encuentre. Se equipará con trozos de armadura, espadas dobladas y lanzas rotas. Si el caballero es abatido durante sus andanzas, los peregrinos harán un trofeo espeluznante con su cadáver, usándolo como la pieza central de un relicario sagrado. El cuidado de este relicario es de suma importancia para los peregrinos y lo soportan con gran honor.

El peregrino debe estar preparado para defenderse, ya que sigue al Caballero del Grial a través de las zonas salvajes de Bretonia, donde los Hombres Bestia y los Pieles Verdes acechan a los viajeros. A veces, los habitantes de una granja no están dispuestos a proporcionar al peregrino las provisiones que necesita, y a menudo estalla la violencia.

Si se encuentra con el Caballero del Grial que sigue, el peregrino del grial inmediatamente hará una reverencia ostentosa. Tales encuentros generalmente suelen ser incómodos, con el Peregrino demasiado excitado para hablar y el Caballero un tanto humillado por la presencia de un devoto de baja estofa vestido con su equipo desechado. Cuando el Caballero se pone en marcha otra vez, hay un alivio palpable, y el Peregrino espera un momento en un ensueño respetuoso antes de seguir a su héroe una vez más.

Afiliaciones Editar

Los Peregrinos del Grial son contemplados con una mezcla de desprecio y temor por parte de la gente normal de Bretonia. Todos los campesinos del reino están de acuerdo en que los Caballeros del Grial son figuras impresionantes, y así entienden lo fácil que puede ser idolatrarlos de esta manera. Por otro lado, los peregrinos del Grial son notoriamente devotos y peligrosos, y se sabe que pueden atacar aldeas y granjas cuando buscan provisiones.

La nobleza bretoniana los ve como plagas en tiempos de paz. Algunos duques pueden ver en sus tierras a bandas errantes de peregrinos encarceladas o asesinadas. En tiempos de guerra, esta actitud cambia, ya que las bandas de peregrinos fanáticos son valientes luchadores y su presencia en el campo de batalla es visto como una bendición.

Fuentes Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.