FANDOM


Pal koster

"Estoy demasiado seco para hablar. He estado trabajando."

Pal Koster, enterrador

Pal Koster es el enterrador del cementerio de Deedesveld en Marienburgo.

Historia Editar

Pal Koster es un hombre achaparrado y hosco de cuarenta o cincuenta años, con ropa de faena rasgada y sucia. Tiene oscurecida la piel de la cara y las manos por la tierra incrustada, y el aliento siempre le huele a whisky. Si fuera algo más abierto, parecería el tipo de persona sobre el que los padres advierten a sus hijos.

Koster pasa más o menos las mismas horas tumbado en su casucha bajo los efectos del alcohol y andando por el cementerio con una pala, trabajando poco. Cava sepulturas cuando le piden que lo haga y de vez en cuando incluso limpia de matojos una tumba si el familiar lo convence con algo de líquido. Su carácter taciturno e introvertido por naturaleza se ha agudizado con los treinta años que lleva viviendo y trabajando en el cementerio. Ha tenido unos cuantos encuentros con contrabandistas, saqueadores de tumbas y cosas más horribles, así que ha terminado por convertirse en una persona hosca y retraída, cuyo único amigo es la botella.

Como sepulturero y encargado de Deedesveld, Koster pertenece al Gremio de Funerarios y ha pasado por una iniciación obligatoria del culto de Morr, pero era un alumno apático y nunca ha tenido ninguna razón ni ocasión de poner en práctica lo que aprendió.

Que recuerde, Koster nunca ha salido de los confines del cementerio. Un mesonero de la zona le hace la comida y se la lleva todos los días, además de alguna botella en ocasiones. La única persona que trata a menudo con Koster es Anders Vesalion. Los rumores relacionan al enterrador con una serie de personajes poco recomendables de la ciudad, desde saqueadores de tumbas a Adalbert Henschmann. Otros no están de acuerdo: después de todo, si en Deedesveld se cometiera alguna fechoría Koster probablemente sería el último en darse cuenta.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.