FANDOM


Warhammer signs of faith iii by nachomolina-d35rvfo

Sacerdotes de Morr durante la Noche Bruja

Conocida como Hexensnacht en tiempos más antiguos del Imperio, término aún empleado por los habitantes más ancianos, la Noche Bruja, o Hexenstag, señala la víspera de año nuevo.

La mayor parte de la gente siente un particular temor por la Noche Bruja, pues la considera una noche adversa, ya que las lunas emiten una luz fantasmagórica y se dice que los muertos se agitan en sus tumbas. Durante el día, las personas se trasladan a los templos y santuarios para orar por protección contra los horrores de esa noche. A aquellos que se atreven a salir de sus hogares les sobreviene la mala suerte.

Es una noche sagrada para Morr, y sus sacerdotes son los únicos con el valor suficiente para abandonar la seguridad de sus hogares para celebrar sus solemnes ritos en los cementerios, pues se cree que los portales que separan el mundo de los vivos y el de los muertos, despiertos y durmientes se abren de par en par, en esta noche, y a veces los espíritus de los fallecidos deciden regresar, facilitando así la comunión con los difuntos y la profetización. Los sacerdotes de Morr también llevan a cabo una vigilia nocturna para asegurarse de que los muertos permanezcan quietos.

Los infames muertos vivientes parecen fortalecerse bajo la tenue y pálida luz de las lunas en la Noche Bruja, y vagan por la región aterrorizando a los vivos. Dada la proximidad entre el reino onírico y el de los muertos, todo sueño lúcido que se tenga en esta noche ofrece pistas sobre lo que el destino le deparará al soñador en el año venidero.

En Bretonia, bajo la luz de ambas lunas llenas, sus habitantes celebran el poder de la Dama para defenderlos contra la magia maligna, tal y como ilustró la Octava Batalla de Gilles el Unificador, y su bendición de la magia buena, representada por las Damiselas del Grial. Durante el día que dura la festividad, las mujeres están al cargo, en señal de respeto hacia las Damiselas. Se encienden grandes hogueras y sobre ellas colocan figuras gigantes que representan hechiceros varones para quemarlos. En algunas zonas incluso se intenta conseguir un hechicero de verdad, aunque es bastante difícil.

Fuentes Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.