Campeones del Caos en Monturas Demoníacas.jpg

Las Monturas Demoníacas, también conocidas como Corceles de los Dioses, son criaturas creados por los dioses oscuros y los grandes demonios a partir de la magia pura, y son invocadas mediante conjuros diabólicos y oscuras ceremonias de sacrificio y apaciguamiento.

Descripción[editar | editar código]

Las Monturas demoníacas poseen cuerpos inmortales con cuernos afilados, placas óseas y colmillos de acero que corrompen sus cuerpos inmortales, mientras sus ojos arden con el fuego del Caos. Existen infinidad de variantes entre estas criaturas; algunas son vagamente parecidas a caballos, y otras son tan extrañas que desafían toda descripción.

La única característica común que une a estas criaturas es que son veloces y llevan a sus jinetes a las batallas más cruentas sin temer por sus vidas. La tierra arde y se resquebraja al paso de estas bestias, el aire que las envuelve arde con energía mágica y sus rugidos y gemidos hacen que un escalofrío recorra la columna vertebral del guerrero más valiente.

Suelen ser cabalgados por demonios de los dioses, y solo los Paladines de más confianza y valientes pueden ir sobre una Montura Demoníaca, ya que estas criaturas son inteligentes y malévolas y no suelen aceptar la autoridad de meros mortales.

Aspecto[editar | editar código]

Diablilla en Montura Demoníaca de Slaanesh

Muchas monturas demoníacas parecen inmensos caballos de guerra negros, con llameantes ojos de color púrpura y cuyo aliento es una nube de pestilencia; otros son criaturas enormes con forma de oso con garras de hierro que pueden destripar a un hombre con un único golpe, o aberraciones con cuerpo de serpiente que brillan y se retuercen por el campo de batalla. Otras son bestias demacradas y consumidas que se mantienen en el plano de la existencia gracias a las energías del Caos y cuyos cuerpos enfermizos se deforman de una manera horrible pero que ocultan una fuerza mortal.

Las monturas demoníacas al servicio de Khorne tienen rasgos similares a los de un toro o buey, y a veces están cubiertas de placas de hierro Las que sirven a Nurgle parecen babosas gigantes envueltas en nubes de moscas. Las asociadas a Slaanesh se parecen mucho a sus corceles, y las que sirven a Tzeentch son masas informes de carne en un estado de cambio perpetuo.


Imágenes[editar | editar código]

Fuentes[editar | editar código]

  • Ejércitos Warhammer: Hordas del Caos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (7º Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.