FANDOM


73680772 large Courage of Aenarion

Toda magia es peligrosa, y las titánicas energías mágicas atraídas hacia la región de Ulthuan son las más peligrosas que existen. En una época ancestral denominada la Secesión, el continente estaba literalmente destrozado, azotado por una corriente de magia que arruinó la tierra y amenazó con hundirla bajo las olas. Ulthuan logró salvarse en el último momento y, en la actualidad, se mantiene a flote únicamente gracias a los hechizos y runas de salvaguarda más potentes. Si los Monolitos no canalizasen toda esta magia, estas runas de protección caerían y el continente se hundiría bajo las aguas.

DescripciónEditar

Monolito élfico

Tras el ritual de Caledor, los Elfos de Ulthuan iniciaron la construcción de una gran red de gigantescos monolitos encantados; piedras enormes en las que se tallaron runas mágicas poderosas, que se extiende por todo el continente de Ulthuan de costa a costa. Estas piedras disipan el exceso de vientos de la magia, canalizando y suavizando la energía mágica que se ve atraída hacia Ulthuan.

Cada uno de estos menhires recoge la energía pura y la redireccionan hacia el monolito más próximo al Mar Interior y así sucesivamente hasta el centro del Gran Vórtice mágico que se halla en el núcleo de Ulthuan, donde no pueda causar daño. Muchos magos levantan sus moradas a lo largo de dichos canales, y en los lugares donde las líneas se cruzan entre sí se forman muchos puntos de energía.

Se ha llegado a saber que los Altos Elfos entierran a sus muertos en dichos puntos, en grandes y altos túmulos y montículos. Esto es debido a que, al perecer, las almas de pueden caer en las garras de Slaanesh (que las devorará) o en las de Ereth Khial (que las torturará). Para protegerse de estos sinos, los Altos Elfos ligan sus espíritus a los monolitos fronterizos de sus tierras ancestrales. Desde el momento en que queda ligado al monolito, cada Elfo siente una fuerte conexión con la tierra en que éste se halla, aunque pase toda su vida en otros lugares. Cuando un Elfo perece, el monolito fronterizo al que está vinculado atrae su alma, y pasa a formar parte del ritual que alimenta al Gran Vórtice. De esta forma las almas de los muertos quedan ligadas a esos lugares, haciendo que los fantasmas guarden las tierras que tanto aman y evita que sus espíritus puedan llegar a ser atrapadas por los Dioses Oscuros.

Cuando los Vientos de la Magia ganan fuerza, los monolitos son incapaces de canalizar toda esa energía hacia el Gran Vórtice, y ellos mismos se cargan mágicamente. Esta carga decrece gradualmente con el paso del tiempo, pues los Vientos de la Magia inevitablemente reducirán su fuerza y las piedras podrán descargar su carga acumulada.

FFG WHI 1
Por ello, la pérdida de un solo monolito es una tragedia terrible. Si uno de estos monolitos fuera derribado o estropeado, las consecuencias serían catastróficas: por un lado, los espíritus que estaban ligados a él quedan indefensos y a merced de la voracidad de los dioses; por el otro, la energía acumulada se liberaría de forma explosiva, arrasando todos los alrededores. Y lo que es peor, una explosión de magia como esa debilitaría críticamente los límites entre el mundo mortal y el Reino del Caos, ofreciendo a los demonios una oportunidad para penetrar en el mundo real. Si el monolito no es reparado o reemplazado, el nivel mágico de los alrededores empezara a crecer, lentamente al principio, pero cada vez más rápido cuando la realidad se desmorone al empezar a pasar más y más demonios a su través.

Cada vez que se destruye un monolito, se merma la potencia mágica del Gran Vórtice. Si todos los monolitos fuesen derribados, el continente de Ulthuan acabaría por destruirse, y el resto del mundo le seguiría poco después. Por este motivo hay pocas obligaciones más sagradas para los Elfos que mantener y proteger estos monolitos. Las guarniciones élficas están estacionadas por todo el mundo más para mantener estos dispersos monolitos que cualquier otra razón. Incluso los Elfos Oscuros de Naggaroth viven temerosos de un posible colapso de la red de monolitos, aunque esto no evita que “accidentalmente” hagan caer alguno de ellos para alimentar sus terribles rituales.

HistoriaEditar

Vórtice concept art warhammer total war

Es los siglos posteriores a la creación del Gran Vórtice, el pueblo de Ulthuan se dispuso a restaurar y extender el entramado de inmensos menhires y obeliscos que se entrecruzaban en su continente insular y todos los continentes del mundo. La creencia más plausible es que las primeras de estas hileras de obeliscos fueron erigidas por los casi míticos Ancestrales incontables milenios atrás, como medio tanto para viajar por el mundo en un instante como para regular los finos chorros de magia que habían usado para moldear el mundo según sus designios. Estos obeliscos diversos (suelen denominarse hitos mágicos, aunque también se les conoce como piedras feéricas, piedras élficas y muchos nombres más) se alzan sobre fallas de la realidad, ya sean naturales o creadas de algún modo por la interferencia de los Ancestrales. Tras la primera guerra contra el Caos, y la desaparición de Aenarion y Caledor, los elfos aprovecharon estas líneas ley para que sirvieran de ayuda y foco para el Gran Vortice. La energía aethirica ya había sido atraída hacia estas líneas ley para potenciar la red de portales menores de los Ancestrales. Los elfos se propusieron estudiar y alterar las líneas ley para potenciar el Vórtice que habían creado, redirigiendo la energía que atraían hacia Ulthuan y el Gran Vórtice.

Con el tiempo, los reinos enanos descubrieron la existencia del Gran Vórtice élfico y la naturaleza de las líneas de poder aethirico que atravesaban el mundo. Todavía estaban recuperándose de la horribles estragos del Caos y estaban adquiriendo una cierta comprensión de la importancia vital de la extracción de magia del mando. Las enanos utilizaron sus propios y considerables conocimientos acerca de cómo atar la magia a los objetos mediante la artesanía rúnica para extender y mejorar la red de hitos mágicos. Elfos y enanos erigieron muchos miles de estos hitos por todo el mundo en líneas ley ya existentes, conectando y mejorando las piedras y líneas creadas por los Ancestrales. Al final ras líneas híbridas de artesanía arcana Ancestral. élfica y enana se convirtieron en el foco de cantidades verdaderamente inmensas de energía mágica y formaron parte integral del sistema del vórtice de Ulthuan.

Círculo de piedras por Sven Bybee

Mucho después, las tribus salvajes humanas que habían empezado a emigrar por el Viejo Mundo creyeron que los hitos mágicos (ogharn, como ellos los denominaron) habían sido colocadas allí por dioses y espíritus. Comenzaron a levantar sus propias y burdas piedras erguidas imitando las más antiguas. Muchas de estas piedras no servían más que para señalar grandes batallas o del lugar de reposo de jefes tribales. Hubo muchas otras que los primeros humanos, sensibles al flujo de la magia, erigieron sobre líneas de poder ya existentes, o sobre lugares contaminados por piedra de disformidad, etc. La mayoría de estas piedras y círculos construidos por humanos fueron dotados de una gran importancia religiosa y a menudo eran centros de reunión, adoración y sacrificios.

A día de hoy, de continente a continente la mayoría de estos obeliscos y las líneas ley sobre las que descansan atraen los vientos de la magia y guían sus energías en una gran espiral hacia Ulthuan y el Gran Vórtice. A lo largo de la historia, todo tipo de practicantes de magia han construido sus moradas (tanto consciente como inconscientemente) en estas lineas de poder aethirico. Muchos lugares de gran perturbación arcana se hallan en la intersección de dos o más de estas lineas. Dichas intersecciones forman importantes nexos, o círculos de piedra. en el entramado de ogham, en los que se cruzan diferentes líneas ley y los caudales de magia se unen y se concentran en líneas aún mayores. Aunque pueden encontrarse por todo el plano mortal. la mayor concentración de círculos de piedra del Viejo Mundo está en las estribaciones de Karak Ocho Picos, dentro de los bosques de Athel Loren y Laurelorn, y por toda la brumosa isla de Albión (donde supuestamente se originó la palabra "ogham").

Ulthuan es el destino y el punto de concentración de toda la magia canalizada a través de las muchas líneas ley del mundo. Es también el destino de la Vientos de la Magia que soplan en estado puro por todo el mundo desde los Desiertos del Caos. Como resultado, Ulthuan es el núcleo de cantidades tiránicas de energía mágica. ya que los vientos y la magia concentrada por las líneas ley convergen en sus orillas y se proyectan gradualmente hacia el Gran Vórtice antes de ser expulsadas del mundo, de vuelta al Aethyr. Si la red de hitos mágicos y líneas ley recibieran suficientes daños, el delicado equilibrio de energías podría venirse abajo y consumir Ulthuan en un holocausto de poder puro, convirtiéndola en otro Reino del Caos.

Corrupción de los hitos mágicosEditar

Athel yenlui monolito vermintide 2 por Patrick Rosander

Practicantes de magia de todo tipo deciden construir sus templos, residencias y laboratorios sobre intersecciones de la red de hitos mágicos, en las que pueden acceder a alguna o todas las facetas de la magia que fluye a su través. Parte del ingenio arcano de las líneas ley estriba en que mantienen los vientos de la magia concentrados y fluyendo de un modo dinámico. Un hechicero de la Orden de la Luz podría acceder y extraer las energías del Hysh con mucha mayor facilidad si está enfocada en una línea ley.

Las líneas ley son también una perspectiva muy atractiva para quienes se nutren de mezclas de los vientos de la magia, ya sea en la forma limpia de Alta Magia o en la peligrosa de Magia Oscura, pues todos los colores están presentes en la corriente que recorre las líneas ley. Ciertos brujos oscuros y nigromantes poderosos y totalmente corruptos han hallado formas de corromper también las líneas ley en su paso por círculos de piedra. Si se logra bloquear o destruir el camino de salida de la magia que entra en un círculo de piedras, entonces toda magia que fluya hacia él quedaría atrapada en el interior del círculo, incapaz de seguir adelante o de difuminarse en la atmósfera a no ser que sea extraída directamente por un practicante de magia. Tal cosa es terrible, pues no sólo se corre el riesgo de desestabilizar el delicado equilibrio del Gran Vórtice, sino que también significa que la magia contenida en el círculo de piedras se combinará y estancará gradualmente hasta firmar la más peligrosa forma de energía aethírica, el Dhar.

Aunque existen lugares cuya naturaleza propicia la combinación y estancamiento de la magia en verdadero Dhar, dichas zonas tienden a ser fortuitas y por lo general son temporales (su duración media oscila de un par de años a un par de siglos). Sin embargo, si se logra corromper un círculo de piedras, la magia continuará fluyendo por él de manera indefinida y no saldrá de él a no ser que sea extraída activamente por un practicante de magia. Esto quiere decir que el círculo contendría un suministro de Dhar cada vez mayor, más estancado y más destructivo, que acabaría con toda vida cercaran círculo y tal vez incluso se fundiría paulatinamente en piedra de disformidad con el paso de los milenios.

Warhammer Online Monolitos élficos por Toby Hynes Redbranch

Este tipo de círculos de piedra es en verdad el sueño de un Brujo Oscuro. Es magia (o fuego del alma) completamente atrapada en el plano mortal, pero aun así libre del flujo de la magia y de los dictados de los moradores del Aethyr. Es decir, energía incapaz de cambiar salvajemente ni de mutar el mundo físico que la rodea debido a que se halla contenida.

Todos los hechiceros autorizados y cuerdos del Viejo Mundo (y de más allá) harán cuanto esté en su mano por impedir la corrupción del entramado de hitos mágicos y de sus círculos de piedra, incluso aunque la mayoría no comprendan del todo cómo funcionan estas líneas. De hecho, se han dado casos de hechiceros que, estando en misión oficial de sus colegios o incluso de camino a la guerra, han retrasado o incluso abandonado su encomienda al toparse con el horror de un círculo de piedra bloqueado o corrompido mágicamente. Los magister podrían incluso intentar destruir el círculo (aunque las magos elfos desaprobarían tal empresa por considerada demencial e incluso más peligrosa si cabe que dejar el círculo corrupto). Un mago elfo no cejaría en su empeño hasta que el círculo volviera a la normalidad.

MiniaturasEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Altos Elfos (8ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Demonios del Caos (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.