FANDOM


(Añadiendo categorías)
 
Línea 28: Línea 28:
 
[[Categoría:Personaje de Rol "La Tentación del Señor Liche"]]
 
[[Categoría:Personaje de Rol "La Tentación del Señor Liche"]]
 
[[Categoría:Personaje de Rol de los Reinos Fronterizos]]
 
[[Categoría:Personaje de Rol de los Reinos Fronterizos]]
  +
[[en:Mir Haflok]]

Última revisión del 11:02 24 abr 2020

Mir haflok

Hijo de un granjero pobre, Mir Haflok nació en el Imperio. Como muchos de su edad, estaba desesperado por escapar de una vida de trabajo pesado por lo que se escapó de casa con diez años. Desprevenido de las realidades de los yermos, pudo haber muerto de no ser por un monje viajero. Encontrando al chico medio congelado, hambriento y asustado, el monje llevó al muchacho a su monasterio, donde le asistió para recuperarse. Cuando estuvo bien, descubrió que estaba entre Sigmaritas y aprendió de sus vidas, sus entrenamientos y sus viajes. Impresionado, aceptó su oferta para unirse a dios, y así dio su vida a Sigmar.

En los seis años que estudió con los Sigmaritas se entrenó para ser guerrero, pero también aprendió mucho más. Estudió historia, estrategia, teología e incontables otros temas por largo tiempo. Mientras su cuerpo crecía se volvió una figura imponente, y así también lo hizo su mente. Pensó en dejar la espada y coger el pincel, pero su talento en la esgrima, su gran tamaño y su ferocidad le llevó al servicio marcial de su dios y el Imperio.

Durante un año, Haflok luchó en diversas escaramuzas en el Imperio, y extendió la noticia de su poder y valor. Pronto, un grupo de leales guerreros le prometían su servicio y esperaban aprender de su sabiduría, clamando su bandera. Pero Haflok estaba frustrado. A pesar de sus mejores esfuerzos, la guerra era interminable. Luchar en el Imperio no lograba nada. Para detener a sus enemigos, tendría que viajar a las entrañas de la corrupción y llevar la guerra a sus enemigos. Y así, Haflok y sus hombres pasaron por el Paso del Fuego Negro hacia los Reinos Fronterizos.

En ese miserable lugar, Haflok encontró lo que había sospechado, un flujo constante de Orcos y canallas infiltrándose hacia el Imperio para sembrar el caos y saquear. Haflok y sus hombres expulsaron a los bandidos y las tropas, dispersando o aplastando cada ataque, marchando siempre hacia el sur, hasta alcanzar la sombra de la Roca de Hierro. La enorme fortaleza de Pielesverdes era hogar de más Goblins y Orcos de que los que Haflok podría combatir, por lo que se asentó en el lado norte de un afluente del Río de la Sangre y les desafio a que lo cruzaran contra él.

Tras un mes, Haflok y sus hombres, se cansaron de acampar en la orilla y erigieron algunos burdos edificios tras ellos para servir como albergues, comedores y lugar de reunión. Luego, algunas personas que vivían cerca se aceraron y preguntaron y podían trasladar sus casas cerca de los guerreros por protección. Haflok accedió. Aparecieron más lugareños en los siguientes meses, reubicándose al lado, y pronto surgió un pueblo alrededor de los hombres de Haflok. Todos en el pueblo trataron a Haflok como su líder.

Al principio Haflok consideró alejar a la gente, diciéndoles que él no era su líder. Pero luego lo reconsideró. La gente estaba a salvo con él y ¿quién era él para negarles ese consuelo? Tal vez este era el propósito que Sigmar había elegido para él, resistir contra los Pielesverdes y proteger a la gente a lo largo de esta frontera. En tal caso, solo podía hacer lo mejor para servir. Así Haflok se volvió un gobernante, primero de ese pueblo y luego del tramo entero entre el afluente del Río de la Sangre y el Río Aullante.

Objetivos Editar

En su tiempo aquí, se ha enfrentado a la creciente violencia no solo desde el sur, sino también de sus vecinos del norte y el oeste, que parecen amenazarle tanto por su piedad como por sus fuerzas armadas. Lo que no ven es que Haflok no tiene intención de expandir su reino. Todo lo que quiere es mantener su frontera sur contra los Pielesverdes de la Roca de Hierro y las Tierras Yermas de más allá, y mantener a su gente a salvo. Sin embargo, es un guerrero, y usará la fuerza contra sus vecinos si es necesario.

El fanatismo de Haflok proviene de su creencia de que Sigmar le habla directamente. Cuando sueña, cree que su dios le visita. En verdad, no es Sigmar sino el Liche, que intenta controlar al templario y su gente. Haflok ve a Levrellian como una comadreja de poca confianza y a Fatandira como su inferior. Sin embargo, eso importa poco. Ninguno ha mostrado signo de mutación del Caos, u otra mancha y tampoco han hecho más que intentos nominales de invadir sus tierras. Su principal preocupación sigue siendo proteger su gente, y el resto del mundo tras ellos, de cualquier incursión de orcos. Mientras no le obliguen los otros dos príncipes está dispuesto a dejarles en paz.

Personalidad Editar

Haflok es un hombre devoto, y sus creencias le hacen honesto y directo, aunque abrupto. A pesar de su apariencia, Haflok en el fondo es un poeta y pintor. Sus grandes amores son la belleza y el arte, y quiere desesperadamente dejar a un lado su imagen de caudillo y llenar su tierra con belleza, sofisticación y cultura.

Apariencia Editar

Haflok es un hombre alto, fornido, de rasgos fuertes casi hermosos y manos de dedos largos sorprendentemente delicadas. Viste ropas sencillas cuando no lleva armadura, camisa blanca y pantalón marrón con una túnica que lleva el símbolo del Martillo de Sigmar. En batalla, Haflok viste armadura completa, claramente muy usada pero también bien cuidada, y el símbolo del martillo está grabado tanto en la coraza como en el escudo.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.