FANDOM


Regimineto esqueletos dibujo

Imagen ilustrativa

Maxen Widerlich era un asesino que huyó de la justicia del Emperador escapando a los Reinos Fronterizos, donde descubrió que podía tener una vida pasable recolectando en los pantanos de las Tierras Yermas en busca de valiosos desechos. Habría seguido siendo un cazador de tesoros anónimo si no hubiera sido por su descubrimiento casual de un círculo metálico que sobresalía del barro. Tras tirar de el y limpiarlo, notó el brillo amarillo bajo la luz del sol: ¡era una diadema de oro puro!

Emocionado, examinó las extrañas runas que rodeaban la banda, y sintió una extraña compulsión por colocársela en su cabeza. La corona se ajustaba perfectamente, pero parecía contraerse alrededor del cráneo de Widderlich, y sus gritos agónicos resonaron en el pantano mientras intentaba arrancarla. Sus gritos parecieron remover la superficie del fango. Levantándose lentamente del barro, un millar de guerreros esqueléticos en armadura antigua y empuñando armas de bronce, lo rodearon.

La carne se le desprendió de la cara, pero no murió. Sonriendo, el horrendo ser en el que se había convertido lideró a las tropas. Con una orden silenciosa de su maestro resucitado, la horda salió del pantano y descendió sobre la fortaleza del barón Turme. El castillo fue rápidamente invadido, y pronto gobernó un nuevo barón: el descarnado tirano Widderlich, quien hasta el día de hoy forja un imperio con su fuerza no-muerta.

Los Recolectores del Pantano consideran que el destino de Widderlich es una historia de advertencia, pero muchos le envidian secretamente. Consideran que el sacrificio de su alma eterna es un pequeño precio a pagar por el poder que ahora ejerce.

FuenteEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.