FANDOM


Mataskavens es la segunda parte de la saga mortífera de Gotrek Gurnisson, relatada por su compañero de viaje Félix Jaeger. Ambientada en el mundo gótico y tenebroso de Warhammer, Mataskavens es una novela que contiene las aventuras más extraordinarias de esta letal pareja de héroes. El lector se encontrará con monstruos, demonios, brujos, mutantes, orcos y seres peores mientras Gotrek sigue buscando una muerte honorable en el combate. Félix, por su parte, debe sobrevivir para contar la historia.

Fragmento de la novelaEditar

¡Alerta! ¡Skavens! -gritó Félix y vio que todos echaban mano de sus armas. En cuestión de segundos, las espadas centellearon a la luz mortecina de la ciudad en llamas. De la taberna salieron unas figuras ataviadas con armadura. De la taberna salieron unas figuras ataviadas con armadura. Félix se sintió aliviado al ver la silueta achaparrada de Gotrek entre ellas, porque había algo tranquilizador en verle aferrar su inmensa hacha con ambas manos.

-Veo que has encontrado a nuestros escurridizos amiguitos, humano- dijo Gotrek, al tiempo que pasaba el pulgar por el filo del arma hasta que apareció una perla de sangre de color rojo brillante.

Trama Editar

Plantilla Spoiler Cazador de Brujas
Alto, estás caminando por la senda del Hereje. Si continúas, corres riesgo de... perderte.
Este artículo puede contener spoilers de Mataskavens

Tras sus anteriores aventuras, Gotek y Félix finalmente consiguen llegar hasta Nuln donde, por escasez de recursos y de dinero, acaban trabajando como guardias de las cloacas, cuya misión es vigilar las alcantarillas de la ciudad y mantenerlas limpias de mendigos, mutantes, goblins y cualquier cosa indeseable que habite allí abajo.

Durante su jornada van acompañados por otros guardias, el sargento Gant, Rudi, y los gemelos Hef y Araña. Durante su ronda por debajo del Barrio Antiguo, se encuentran con un Skaven haciendo tratos con un humano. El Skaven les lanza una esfera de viento envenenado para acabar con ellos. Cuando el humo venenoso se dispersa, se descubre que el sargento murió al respirar los gases nocivos, el skaven también está muerto dado que Gotrek le arrojó su hacha a la cabeza, pero no hay rastro del misterioso humano. Tras esto, el resto regresa a la superficie.

Mientras descansaba en su habitación en una residencia de mala muerte, Félix recibe la visita de su hermano Otto, quien estaba en Nuln después de que el anterior representante del negocio familiar en Nuln fuera torturado y ejecutado a raíz de acusaciones de ser un mutante y adorar a los dioses del Caos. Otto invita a su hermano a cenar con él al lujoso restaurante “El Martillo Dorado”. Una vez allí, mientras reflexionaba sobre la oferta de su hermano sobre aceptar un puesto de trabajo en el negocio familiar, reconoce a uno de los comensales como el misterioso individuo de la otra vez. Se trataba de Fritz von Halstadt, posiblemente el hombre más poderoso de la ciudad.

Boceto portada Mataskavens por Geoff Taylor
Resulta que von Halstadt era el jefe de la policía secreta de Nuln y conocido por su devoción fanática a hacia la Gran Condesa Emmanuelle y su odio igualmente fanático hacia los herejes, los mutantes, y los no humanos en general; en otras palabras, la última persona que confraternizaría con los Skaven. Sin embargo, von Halstadt estaba de hecho trabajando en secreto con los Hombres Rata, ya que los consideraba el menor de los males y instrumentos útiles para cazar herejes ya que estos les transmitían información. Lo que no sabía es que estaba siendo manipulado por el líder de los mismos, el Vidente Gris Thanquol, que usa a Halstadt para generar una guerra civil en el Imperio usando su devoción por la Condesa Electora.

Preocupado por que le hubieran podido reconocer en las alcantarillas, von Halstadt persuade al líder Skaven para que elimine al grupo de Félix. Tras un primer fracaso por parte de una banda Skaven (completamente aniquilada por Gotrek en solitario), el jefe de la policía secreta le da a Thanquol los datos de los guardias y sus residencias. Para evitar que sus subalternos fracasen de nuevo, el propio Vidente Gris decide actuar en persona, acompañado por su Rata Ogro guardaespaldas Destripahuesos.

Thanquol y Destripahuesos asesinan a Hef y Araña, y durante la misión provocan un gran incendio que mata a varias personas inocentes. Al no poder aguantar más la situación y ante la inacción de las autoridades que tratan de escurrir el bulto en lo referente a los Skavens, Gotrek y Félix, junto con Rudi, deciden asaltar la residencia de von Halstadt. Investigando el lugar del primer incidente Gotrek encuentran una entrada oculta en las alcantarillas al sótano de la mansión de von Halstadt. Por suerte no había ni guardias ni criados en aquel momento pues Fritz tenía que entrevistarse con Thanquol y les había dado la noche libre.

Mientras investigaban el complejo, Félix llega a la oficina privada de von Halstadt donde encuentra con numerosos archivos secretos con información de casi toda la población de Nuln, así como numerosas evidencias de la relación de Halstadt con los Skavens. Cuando von Halstadt llega a su oficina, Félix le echa en cara sus acciones y se enfrenta a él. Por su parte, tras haber matado a Rudi, Thanquol corre junto a Destripahuesos para evitar que maten a un peón tan valioso para sus planes, pero se encuentran repentinamente con Gotrek. Thanquol ordena a su Rata Ogro que mate al Enano, pero este le divide la cabeza del monstruo en dos al arrojarle el hacha. Mientras tanto Félix consigue matar von Halstadt. Aterrorizado, Thanquol utiliza su magia para huir, mientras jura venganza contra la pareja.

Gotrek y Félix consiguen escapar del edificio antes de que llegaran los centinelas, aunque no antes de que Félix le prenda fuego a los archivos secretos de von Halstadt para evitar que cualquiera pudiera emplear aquella información en su provecho.

Tras este incidente Gotrek y Félix fueran expulsados del cuerpo de Guardias de Alcantarillas (a raíz de que el enano llamara escoria corrupta al capitán por negar de sus informes y le rompiera la mandíbula). Días después se encuentran con Heinz, un antiguo amigo del matador, quien los contrata como porteros en su Taberna “El cerdo ciego” para echar a los indeseables del local, un trabajo sólo marginalmente más saludable que el anterior. Durante esta época Félix empieza una relación con Elissa, una de las camareras del lugar, después de que la salvara de un grupo de niñatos malcriados.

Mientras tanto, debajo de Nuln, un ejército skaven está concentrando para invadir la ciudad. Thanquol, furioso por los actos del dúo, se dispone a informar al Consejo de los Trece a través del Chillalejos, una máquina de comunicaciones Skaven. Tras ocultarles en la medida de lo posible la muerte Fritz von Halstadt y percatarse que el funcionamiento de la máquina iba cada vez peor, Thanquol es informado de dos cosas: La primera, entregarle el mando del ejército al Señor de la Guerra Vermek Skab y asistirlo en su misión, cosa que enfurece al Vidente Gris aunque en su mente ya planifica una trampa para eliminar a Skab y seguir al mando del ejército. La segunda es aún más preocupante, ya que se trata de una predicción acerca del peligro que supone para su persona la existencia de Gotrek y Félix, pero antes de que termine el mensaje, la máquina estalla.

Aterrado por esta advertencia interrumpida, el Vidente Gris envía  a los Acechantes Nocturnos del Clan Eshin para acabar con la pareja. Aquella noche, mientras Félix recibía los “agradecimientos” de Elissa por haberla ayudado antes, los Acechantes, al mando del asesino Chillido Chang, asaltan la taberna donde se alojan, pero Gotrek y Félix escapan de las emboscadas y consiguen acabar con todos los Skavens salvo con Chillido Chang, que huye para informar al Vidente Gris, buscando la mejor manera de echarle la culpa de aquel estrepitoso fracaso a sus subordinados.

John gravato skavenslayer
Después del incidente de los Skavens, El Cerdo Ciego es durante unos días un lugar tranquilo debido a la falta clientela. Aún así a Heinz no le preocupa ya que tarde o temprano esta volverá, además esa noche es la Fiesta de Verena, y todo el mundo se quedará en su casa. Los únicos que se divertirán serán los ingenieros de la Facultad de Ingeniería ya que la condesa ha organizado un banquete para ellos en el palacio.

Mientras esto sucede, en la guarida Skaven bajo Nuln los skavens siguen reuniendo fuerzas. Thanquol está contento con estar al mando de aquel ejército, sin embargo necesita matar a alguien para dar ejemplo de su autoridad. A pesar del fracaso Chillido Chang, no puede matarlo por los rumores de que está bajo la protección del Maestro de la Muerte Snikch así que busca cualquier desgraciado. Descarta inmediatamente a Izak Grottle, Caldovil Inválido y Heskit Un Ojo, representantes del clan Moulder, Pestilens y Skryre, así que escoge al caudillo mas débil de todos, Acechador Lenguadelatora del clan Skab, pero este se las arregla para salir airoso asegurando al Vidente Gris que tendrá éxito allí donde Chillido Chang fracasó.

Aunque frustrado por haber dejado escapar a Acechador, consigue finalmente destruir con su magia a un mensajero que le trae la noticia de la muerte Vermek Skab (gracias a una trampa que el propio Vidente Gris organizó). Tras comunicar la “trágica” noticia al resto de asistentes, Thanquol decide retomar el control del ejército pero Izak Grottle, Caldovil Inválido y Heskit Un Ojo tratan de imponer su autoridad, pero la situación se calma después de que Thanquol les recuerde que es el quien estaba al mando por decisión del propio consejo. El paranoico Thanquol no estaba dispuesto a compartir la gloria de la conquista de la ciudad de Nuln con nadie.

Poco después finalizar la reunión, Acechador Lenguadelatora escuchar a escondidas el dialogo de Heskit Un Ojo con un subalterno. Aparte de oír como el Skryre despotricaba contra Thanquol, también descubre como Heskit y los suyos planean asaltar la Facultad de Ingeniería aquella noche aprovechando que los Ingenieros estaban de celebración. Su objetivo es hacerse son las armas y tecnologías del Imperio y mejorarlas al estilo Skaven.

Acechador Lenguadelatora informa al Vidente Gris de los planes de Heskit, lo que coincide con algunos informes sobre las actividades del Clan Skryre. Aparte de estar preocupado por la profecía del consejo sobre Gotrek y Félix ahora también tendría que lidiar con las acciones de Heskit, que pretendían arrebatarle la gloria. En ese momento, se le ocurrió la genial idea de matar dos pájaros de un tiro: Usar a Gotrek y Félix contra Heskit. O bien la pareja de héroes moría a manos del Skryre (lo cual se libraría de dos poderosos enemigos), o bien estos hacían fracasar los planes de Heskit (y Thanquol tendría las manos limpias), y si había suerte, se eliminarían mutuamente.

Thanquol envía, en un deficiente Reikspiel, un mensaje a la pareja sobre los planes de Heskit. Aunque recelosos al principio, ambos están de acuerdo en comprobar si lo que decía la nota es verdad.

Al anochecer los dos héroes entran en el edificio para descubrir que los Skavens ya estaban saqueando el lugar y llevando los inventos a través de un agujero que conecta a las alcantarillas. Durante la misión, Heskit Un Ojo se emociona al contemplar un Tanque a Vapor y se pone a sus mandos, con tan mala suerte que atropella a uno de sus subordinados y el resto de Skavens piensan que están siendo atacados por el enemigo, por lo que reaccionan contraatacando al tanque.

Esta situación es aprovechada por Gotrek y Félix. Mientras el primero se lanza hacia los Skavens, el segundo, por una serie de desafortunados acontecimientos, acaba dentro del tanque, donde pelea cuerpo a cuerpo contra el Hombre Rata. El monstruo mecánico se descontrola y acaba cayendo a las alcantarillas. Tanto el poeta como el ingeniero Skaven se dan cuenta de que la maquina va estallar por lo que huyen los más rápidamente posible del lugar, escapando ambos de la explosión resultante por poco, aunque los restantes Skavens no tienen tanta suerte.

Aunque habían hecho fracasar los planes de los Hombres Rata, durante la confrontación se produjo un incendio que se empieza a extender por la Facultad. Felix lamenta toda esta destrucción aunque Gotrek lo tranquiliza al decirle que todos los ingenieros humanos están vivos y por tanto, pueden empezar de cero. Por su parte Hestik regresa a la madriguera Skaven mientras pensaba como dar explicaciones del desastre acontecido.

Días después del incidente de la Facultad, empieza extenderse por la ciudad de Nuln una nueva enfermedad. Durante esta etapa, Félix estrecha mas su relación con Elissa pero empieza a sentir celos cuando esta se reencuentra con Hans, un conocido de su pueblo con quien tuvo una relación.

Por otra parte, Thanquol es informado por Acechador que Caldovil Inválido y los miembros del clan Pestilens pueden estar detrás de la nueva enfermedad y que han traído consigo uno de los Calderos de las Mil Enfermedades. Esto supone un gran problema para el Vidente Gris, por un lado, por lo que a él respecta, Caldovil pretendía arrebatarle el mérito de conquistar Nuln, por otro, las enfermedades del Clan Pestilens tenían por costumbre descontrolarse y afectar también a los Skavens. Thanquol decide informar una vez más a Gotrek y a Félix, aunque en esta ocasión ignora donde en que parte de la ciudad de Nuln está actuando Caldovil y los suyos.

Cuando Elissa comienza a mostrar síntomas de estar enferma, Félix la lleva a un médico recomendado por su hermano Otto, el Dr. Drexler, un hombre culto y erudito ademas de un hechicero de cierto nivel. Este diagnostica que la enfermedad de Elissa no es la peste que está brotando en Nuln sino un simple resfriado. Drexler da algunos consejos útiles a Félix sobre el seguimiento de la propagación de enfermedades, especialmente sobre cómo distinguir entre la enfermedad real y las dolencias psicosomáticas que suelen acompañar a los brotes de peste. Antes de marchar, Drexler reconoce la espada de Félix, Karaghul, y le pide al poeta que le diga como se hizo con ella, a lo que accede y le cuenta el destino de Aldred Keppler.

Al regresar a la taberna, recibe el mensaje de Thanquol que le informa de que el clan Pestilens están detrás del origen de la plaga que asola la ciudad. Al no saber donde se ocultan, Félix decide regresar a la casa de Drexler para pedirle ayuda, preguntando primero si tiene conocimientos de la existencia de los Skavens en general, y el clan Pestilens en particular. Aunque cogido por sorpresa ante las preguntas del joven, el doctor da muestras de tener conocimientos extensos sobre los Skavens, gracias a la obra “Los nauseabundos Hombres Rata y toda su vil especie”. Drexler le presta el libro a Félix y le pide que regrese mañana para visitar la morgue.

A la mañana siguiente, Drexler, acompañado por Gotrek y Félix visitan los Jardines de Morr para poder investigar la nueva enfermedad a través de sus últimas victimas y buscar una pauta en ella que le permita descifrar el origen de la enfermedad, aunque marchan sin una conclusión clara. Por su parte el Vidente Gris tampoco tiene éxito en descubrir el escondrijo de los Pestilens, incluso aunque esté empleando su propia magia.

Más adelante, siguiendo los consejos de Drexler y tras reflexionar sobre las víctimas, descubre que estas habían estado recientemente en los cementerios de los Jardines de Morr antes de morir, por lo que Félix deduce que la plaga es originaria de algún escondite en el cementerio de la ciudad. Él y Gotrek se cuelan en el cementerio por la noche para investigar y descubren a un Skaven cubierto de sucios harapos y monstruosamente enfermo al que siguen sigilosamente hasta que llegan al maloliente y contaminado escondite de los Pestilens.

Allí ven a Caldovil inválido trabajando en frente a un caldero con la que están creando y potenciando la enfermedad, a la que ya le faltaba poco para alcanzar su máximo potencial destructivo. El Sacerdote de la plaga tiene intención de soltar un grupo de ratas contaminadas en los mataderos y pozos de agua para que la nueva enfermedad se propagase con mayor rapidez.

El hedor y los gases nocivos del lugar hacen que Félix se ponga a toser y sean descubiertos por los skavens. Mientras Gotrek se encargaba de los acólitos, Félix se encarama con Caldovil, al que tras un forcejeo arroja al interior del caldero y trata de ahogarlo. Sin embargo Caldovil sobrevive y surge de la repugnante sustancia solo para descubrir que los demás Skavens están muertos. Antes de que  Félix acabe definitivamente con su vida, Caldovil emplea su magia para escapar del lugar.

Después de su encuentro con los portadores de la peste, Gotrek destruye el Caldero de las Mil Enfermedades, y va junto a Félix a la casa del Dr. Drexler donde queman sus ropas y se someten a una rigurosa limpieza bajo la supervisión del Dr. Drexler. Felix se divierte al ver a Gotrek, que previamente se había jactado acerca de la fortaleza del sistema inmunológico de los Enanos, llevar uno de los amuletos de Drexler para protegerse de la enfermedades. Gotrek agriamente dice que sólo está siendo prudente, ya que morir de enfermedad no sería una muerte digna para un matador.

Por su parte Caldovil consigue regresar al campamento Skaven, furioso al ver fracasado sus planes y seguro de que aquellos dos habían sido advertidos por alguien, por lo que estaba decidió encontrar al culpable con una idea clara sobre donde debería empezar. Caldovil no tiene en cuenta que con su regreso propaga la enfermedad entre las filas Skavens.

Varias días después de lo acontecido, le llega a Félix un nuevo mensaje, aunque al contrario que los anteriores, no es de los Skavens y dice que se presente en el palacio de la condesa Emmanuelle. Félix se sorprende al ser convocado por Heironymous Ostwald, secretario personal de la condesa Emannuelle. Ostwald es amigo del Doctor Drexler, ya que ambos son miembros de la Orden del Martillo, una sociedad secreta sigmarita que lucha contra los enemigos del imperio desde la sombra.

Ostwald ha asumido el papel que quedó vacante tras la muerte de Fritz von Halstadt, aunque no es tan paranoico, ni tan brutal en sus métodos. Había convocado a Félix por que quería saber más sobre los skavens, los últimos acontecimientos y su papel en ellos. Félix le habla de sus anteriores encontronazos con los Skavens, obviando que estuvo detrás de la muerte de Fritz y del incendio de la facultad. Tras sonsacarle todo lo que la información posible con aquella conversación, Ostwald permite marchar Félix con la petición de que le informe la próxima vez que reciba un nuevo mensaje de los Hombres ratas.

A varios metros bajo el subsuelo, Izak Grottle, representante del clan Moulder, está a punto de poner su plan secreto con la que conquistar la ciudad a expensas de Thanquol. Con la ayuda de Skitch, uno de sus subordinados, ha creado una nueva raza de ratas caracterizadas por tener una alta capacidad reproductiva, crecimiento acelerado y un apetito voraz que les hace devorar casi cualquier cosa. El Plan de Grottle consiste en liberar esa noche a esas ratas en los silos de granos y almacenes para que devoren toda la comida y, una vez terminada, ataquen a los habitantes de la superficie hasta que los destruyan o se vean obligados a escapar. Por su parte las ratas también tenían un ciclo de vida corto por lo que en pocas semanas todas acabarían muriendo, aunque no despues de causar grandes estragos en la superficie, dejando vía libre a los conquistadores Skavens.

Una vez más, Acechador se entera de estos planes y se los comunica Thanquol que decide enviarle nuevamente a Gotrek y a Félix un mensaje anónimo donde les comunica que esta nueva amenaza llegará a través del río. Sin embargo, sin que lo sepa, Caldovil Invalido había estado espiando al Vidente Gris, a quien consideraba el principal responsable de poner sobre aviso a la pareja de héroes. Por ello, después de que Acechador entregara el mensaje, es capturado por Invalido para interrogarlo.

Después de enviarle un mensaje a Ostwald. Gotrek y Félix vigilan los silos por la noche hasta que ven una gabarra pintada de negro navegando por el río. Ambos consiguen llegar hasta la barcaza y la abordan. Skitch, al ver que la tripulación Skaven no puede hacer nada contra esos dos, deja libres a varias de las ratas mutadas para que ataquen al dúo mientras el escapa con unas pocas.

Sorprendidos ante el repentino ataque de la enorme y furiosa horda de ratas, deciden prenderle fuego a la nave y huyen a nado, mientras la nave arde y miles de ratas perecen en el incendio, por desgracia, algunas consiguen escapar. Por otra parte, Skitch consigue llegar a la madriguera Skaven, pero tropieza y se le escapan las últimas alimañas, que pronto empezarán hacer estragos también entre los Hombres Rata.

Varias semanas después, la situación están a punto de desabordarse. Aunque las acciones Gotrek y Félix sin duda evitaron mayores desastres, la plaga continuaba diezmando a la población y la comida empezaba a escasear a causa de la ratas. Debido a ello mucha gente estaba empezando a abandonar la ciudad, entre ellos Elissa, cuya relación con Félix empezó a empeorar desde su reencuentro con Hans, hasta finalmente cortar con él y regresar a su aldea. Félix también recomienda a Otto que se marche con su familia pues sospecha que las cosas irán a peor, pero este decide permanecer en Nuln.

Al mismo tiempo, para el ejército skaven las cosas tampoco iban muchos mejor. La peste y las escasez de suministros por culpa de las ratas estaba diezmando sus filas y minando su moral, por lo que Thanquol decide que es la hora de entrar en acción antes de que todo se desmorone. En otra parte, sin embargo, Acechador es interrogado por Izak Grottle, Caldovil Inválido y Heskit Un Ojo y confiesa que el Vidente Gris es el responsable del fracaso de sus planes. Furiosos, sugieren la idea de asesinar a Thanquol y que sea Acechador quien lo haga, pero un desesperado Acechador sugiere la idea de emplear la misma táctica de Thanquol uso contra ellos; enviar un mensaje a Gotrek y a Félix.

Más tarde, Thanquol decide poner en marcha su plan ante una concurrida audiencia. Grottle, Caldovil y Heskit le interrumpen constantemente al interrogarle sobre cual será su estrategia, sus métodos de ataque y su papel en la conquista de la ciudad. Irritado por sus intervenciones, Thanquol declara que mientras el ejército atacan puntos determinados de la ciudad, el comandará una pequeña fuerza de asalto hacia el palacio de la ciudad, aprovechando que la Condesa Emannuelle organiza una baile de máscaras, y capturará a los principales líderes. Tras esto da por concluida la asamblea y llama a Acechador ante su presencia.

Thanquol, harto ya de los tres lideres Skavens, decide que ha llegado la hora de deshacerse de ellos. Su plan consiste en que el trío ataque cerca de donde se alojan el Enano y su compañero, y el trabajo de Acechador consiste en poner sobre aviso con un nuevo mensaje. Sin embargo mientras recorría las madrigueras, Grottle se encuentra con Acechador y este, aterrorizado por su presencia, le confiesa los planes del Vidente Gris. Grottle se deshace del mensaje y le da uno nuevo.

La nota que llega hasta Félix, pero este descubre a Acechador y le persigue hasta una alcantarilla. Alarmados por el pánico de Acechador, los skavens que estaban aguardando salen en tromba y empiezan atacar la ciudad y prendiéndole fuego. Félix se ve obligado a huir dando la alarma del inminente ataque hasta que Gotrek, Heinz, varios mercenarios y los habitantes de la ciudad salen a plantarles cara a los invasores. Durante los primeros encontronazos, Heskit Un Ojo trata de escabullirse pero muere al caerle un edifico en llamas encima. Por su parte Acechador decide escabullirse junto con Grottle y no participar en la batalla. 

Cuando consigue un poco de tiempo, Félix consigue leer el mensaje que le informa de que Thanquol tiene planeado capturar a los gobernantes de la ciudad. El problema está en que no pueden llegar al palacio en el tiempo debido al gran número de Skavens. Sin embargo, tomando una idea propia de un melodrama, Félix arenga a los habitantes de Nuln para que les ayuden a despejar el camino al aplacio y así salvar la ciudad. Durante la carrera, se encuentran con Caldovil Invalido quien es decapitado por Gotrek.

Mientras el ataque Skaven estaba teniendo lugar, Chillido Chang logra infiltrase en el palacio y activa un dispositivo de teletransporte, aunque en el lugar equivocado del enorme complejo. Thanquol y una fuerza de ataque viajan hasta el interior del edificio y capturan a todos los asistentes del banquete y empieza a preguntarles sobre la Condesa Emmanuelle, matando inmediatamente a uno de los asistentes cuando no le dan la respuesta que busca. Thanquol también aprovecha la situación para destruir a Chillido Chang por sus fracasos.

Tras matar a varias personas la propia Emmanuelle sale a escena para evitar mas muertes y  Thanquol le exige que ordena la inmediata rendición de sus tropas, pero Emmanuelle se mantiene firme y se niega hacerlo a pesar de las amenazas del Hombre Rata.

En ese momento Gotrek y Félix, junto a un grupo de soldados, llegan hasta el salón de baile. El Vidente Gris trata de destruirlos con un potente hechizo, pero el doctor Drexler, quien era uno de los asistentes a la fiesta, emplea sus propios poderes para protegerlos. Viendo que todo su plan había fracasado, Thanquol huye con su magia dejando a sus subalternos para que se enfrenten en solitario en una batalla perdida contra Gotrek y Félix y los vengativos ciudadanos.

Varias semanas después, la ciudad se estaba recuperando lentamente de la invasión de los Hombres Rata, la peste había remitido y las ratas mutantes empezaban a morir y desaparecer. Félix estaba contento de que Heinz hubiera sobrevivido al ataque, así como que su hermano Otto y su familia también estuvieran a salvo. No sabía nada de Elissa, pero teniendo en cuenta que había abandonado la ciudad antes del ataque, estaba seguro de que también estaba bien.

El único que no estaba de buen humor era Gotrek, que se pasaba los días refunfuñando pues no había encontrado aún su heroico final. La situación cambia con la llegada de un mensajero enano que le entrega al matador un comunicado escrito. Tras leerlo, Gotrek se levanta eufórico y le comunica a Félix que recoja sus cosas pues se machaban de la ciudad ahora mismo. El poeta le pregunta hacia dónde, a lo que el enano le responde...

- Al fin del mundo, muy probablemente.

PortadasEditar

  • Primera portada

FuenteEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.