FANDOM


Matagigantes

"Aah, eso me animó la sangre. Una pena que el condenado muriera antes de que pudiera pegarme unas cuantas veces más"

Matagigantes anónimo

Muchos Matatrolls buscan la muerte, pero en secreto la temen. Hay otros, sin embargo, que son sencillamente demasiado fieros para dejarse matar con facilidad. Estos pocos que no han encontrado la muerte como Matatrolls se convierten en Matagigantes Enanos obsesionados en con entrar un peligro aún mayor y que han comprobado que ni siquiera los Trolls suponen un reto suficiente para concederles la gloriosa muerte que tanto ansían.

Los Matagigantes siguen ostentado su cresta frotándola con grasa animal para mantenerla erizada y de punta y se tiñen el pelo de color naranja Matador. Sus gustos en joyas y tatuajes proceden de su período como Matatrolls, aunque suelen tener muchos más tatuajes.

Allí donde van siguen buscando combates y una muerte apropiada, y muchos se comportan como borrachos, deprimidos cuando no están en plena batalla, pero obsesionados por encontrar y destruir a su presa particular, aunque no retrocederán ante ninguna situación en la que tengan buenas posibilidades de morir. La mayoría de los que realizan el Juramento del Matador encuentran pronto la muerte que desean. La raza enana tiene muchos enemigos, e innumerables Matadores han encontrado su final al desaparecer dentro de los túneles infestados por goblins o criaturas peores que acechan en muchas fortalezas enanas abandonadas. Algunos Matadores, a pesar de sus esfuerzos, fallan al encontrar una muerte apropiada porque son suficientemente habilidosos para derrotar a todos los enemigos con los que se han topado hasta ahora.

Los Matadores que ganan cada batalla que pelean son como una paradoja. Por un lado, son guerreros de un merito considerable, cuyas destreza es regularmente puesta a prueba hasta el límite. Por el otro lado, son un fracaso, alguien que es incapaz de encontrar la muerte que juraron buscar. Estos Matadores veteranos se les conoce como Matagigantes, siendo los gigantes los monstruos que estos formidables buscadores de la muerte consideran dignos enemigos. Muchos Matadores se han obsesionado con que sus momentos finales sean vistos por alguien que pueda traer las noticias de su gloriosa muerte de vuelta a su clan o fortaleza. Como resultado, suelen asociarse con aventureros. Esto puede producir roces, ya que si bien el aventurero promedio esta dispuesto a correr riesgos con el fin de encontrar fama y fortuna, incluso trazan una línea límite cuando este consiste en cargar hacia la guarida de un hambriento gigante.

AfiliacionesEditar

Matagigantes tercera edición de rol
El culto de los Matadores dentro de la sociedad enana permite a los enanos que han sufrido deshonor, vergüenza o incapacidad recuperar su honor mediante la búsqueda de una muerte gloriosa. Los matadores hacen votos de enfrentarse a los enemigos de la raza enana y derrotarlos en combate, o morir en el intento. Mientras que los Matadores son tratados con cauteloso respeto por otros Enanos, también son tratados como extraños. Los enanos suelen apartarse del camino de los Matadores e incluso pueden tratarlos de forma sospechosa; después de todo, ¿qué hicieron para deshonrarse a sí mismos?

Sin embargo, los Enanos de Karak Kadrin dan la bienvenida a los Matadores, guardándoles un lugar junto a la chimenea y les sirve pintas de Bugman's. El Santuario de Grimnir está aquí, fundado por Baragor, el primero de los Reyes Matadores. El descendiente de Baragor, Ungrim Puñohierro, gobierna Karak Kadrin. No solo ha heredado el trono de sus antepasados, sino también su Juramento de Matador. Como resultado, se debate entre dos votos conflictivos, como Matador debe buscar una muerte digna, pero como Rey debe proteger a su pueblo.

Los Matadores a menudo se detienen en Karak Kadrin durante su deambular, para presentar sus respetos en el Santuario de Grimnir y disfrutar de la compañía de Enanos que los entiendan.

ImágenesEditar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.