FANDOM


(Imágenes)
Línea 36: Línea 36:
 
[[Categoría:Unidades Guerreros del Caos]]
 
[[Categoría:Unidades Guerreros del Caos]]
 
[[Categoría:Infantería]]
 
[[Categoría:Infantería]]
[[Categoría:Reforged Caos]]
+
[[Categoría:Guerreros del Caos Reforged]]

Revisión de 14:45 28 nov 2016

Maldito del caos

"Tentáculo, ala, garra, extremidad afilada y fauce babosa..."

El Ulfwerecant.

Los Malditos son maníacos que echan espuma por la boca y aúllan y gritan mientras se dirigen en desorden hacia las lineas enemigas. Sus miembros están mutados y sus mandíbulas se mueven y dilatan al morder como bestias hambrientas, aunque antaño eran Guerreros del Caos orgullosos y poderosos. Debido a las severas mutaciones que les han sido concedidas se han convertido en algo más insignificante que un humano, cuyas tácticas en el campo de batalla no superan a las de los Mastines que se reúnen alrededor de sus guaridas llenas de huesos. Estas desafortunadas criaturas han sido, literalmente, malditas por los dioses y reducidas al nivel de los animales que gruñen y rugen como una parodia gutural del verdadero lenguaje. Mientras que antes mataban en nombre de la ambición marcial y de la gloria de los Dioses Oscuros, ahora matan debido a su hambre salvaje y antinatural.

Muchos Guerreros del Caos, no menos calientes al servicio de sus divinidades que sus homólogos elegidos, ven como las recompensas de los dioses son más una aflicción que una bendición. Estos malditos pierden la capacidad de pensar racionalmente, reservándose su sofisticado armamento y utilizando sus dientes afilados y sus garras retorcidas. No se manifiesta inteligencia en el destello de sus ojos negros, ya que sus mentes se agitan con la idea de matar y devorar todo lo que se ponga delante. Algunos malditos manifiestan aún más sus mutaciones; sus formas retorcidas resuenan en sus terroríficas mentes. Estos guerreros atavísticos suelen tener retorcidos tentáculos, garras quitinosas, cabezas adicionales o miembros peludos que salen de sus destrozadas armaduras, las que una vez fueron apreciadas. Aparecen como una vil fusión de la naturaleza en la unión más podrida de las inquietantes formas del Caos. Muchos malditos están a una mutación de la total degeneración de los Engendros del Caos.

Maldito de Nurgle

Maldito de Nurgle

Aunque para los que habitan en los climas más cálidos parecen ser ignorantes y espantosos de cara, los hombres del Norte hacen pequeña distinción entre los malditos y los demás guerreros que llevan la marca de los dioses. La mayor parte de ellos está satisfecha de dejar a sus desafortunados hermanos a las mugrientas y sangrientas criaturas de las cuevas del Norte. Sin embargo, en tiempos de guerra, consiguen que estas criaturas salgan de sus helados antros con ofrendas de carne y hueso. En alguna parte de las asilvestrada mente de los malditos, reconocerán la promesa de conquista en el ambiente, y cuando los vagos recuerdos de gloria inunden su mente, galoparán a la batalla junto a sus primeros familiares.

Otros Guerreros del Caos no tienen nada que ver con los salvajes y pudrientos malditos. De hecho, consideran que incluso los malditos más inusuales deben ser bendecidos de algún modo, ya que no es mejor atraer la atención de los dioses y morir gloriosamente en batalla que vivir una vida mediocre.

Miniaturas

Imágenes

Fuente

  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.