FANDOM


Estudiante

Los Escolásticos creen que son sumamente indignos de los dones del aprendizaje y la civilización otorgados por Verena, y se esfuerzan por hacerse dignos de ellos. Para ello intentan memorizar grandes cantidades de información y recordarla perfectamente. El típico Escolástico podría proponerse memorizar un capítulo de un libro de leyes al día, para luego intentar escribirlo de memoria al día siguiente. Por cada fallo que cometa al transcribirlo, se castiga a sí mismo con un latigazo.

Aunque existen individuos que operan individualmente, normalmente se reúnen en grupos para facilitar el aprendizaje que va más allá de la simple memorización de textos. Uno de los miembros propone textos y un examen para los demás, y luego azota a quienes cometen errores; la severidad del castigo depende de la gravedad de dichos errores. En muchos de estos grupos, el individuo que hiciera mejor el examen asume el papel de examinador para el siguiente ciclo.

Algunos fanáticos creen que la situación artificial del aula no basta como prueba. Prefieren estudiar todo lo que se sepa sobre localizaciones peligrosas para luego enfrentarse a dichos riesgos valiéndose de los conocimientos que han adquirido. Estos individuos suelen colaborar con la Orden de los Misterios, aunque no siempre; todo Escolástico desea sufrir si fracasa en su estudio, por lo que elegirá un lugar peligroso sin tener en cuenta los posibles conocimientos olvidados que pueda contener. La mayoría de estos sujetos mueren horriblemente al poco de emprender su primera expedición. Pero algunos tienen suerte y logran superar las adversidades (o al menos huir de ellas) gracias a lo que han aprendido. Normalmente estos fanáticos vuelven a intentarlo de nuevo, comportándose de modo similar a matatrolls (aunque ahí acaba el parecido).

Los maestros de escuela suelen admirar a los Escolásticos y los señalan como ideales a emular mientras golpean a sus estudiantes. Algunos Escolásticos tienen por costumbre visitar estas escuelas y poner a prueba a los maestros delante de sus alumnos, golpeándoles cada vez que se equivocan. Afirman que ésta es la verdadera forma de honrar a Verena; la verdad es que sus visitas son muy populares entre el alumnado.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.