FANDOM


Libro de Sangre de las Lahmias

Este temible códice, al parecer transcrito directamente a partir de los pergaminos de la mismísima Neferata, instruye a los nuevos Vampiros en el arte de infiltrarse, influenciar y extender la maldición vampírica por todo el mundo.

Contenido del Libro Editar

Servir en la vida o en la muerte Editar

El miedo es un gran motivador. Los vivos del asentamiento capturado deben apaciguar a su nuevo señor.

Cuando las tropas de un Vampiro toman el control de un asentamiento mortal, los vivos deben adaptarse sin tardanza a sus nuevas y miserables vidas, pues podría quedarles poco tiempo. El Señor de los No Muertos puede ordenar que todos aquellos que hayan caído sean alzados como Zombis a la siguiente luna. Sin embargo, los Vampiros que se aferran a su herencia noble prefieren tener algunos mortales a su alrededor a los que dominar y aterrorizar, como los lugareños de Sylvania...

Rituales siniestros Editar

Los Vampiros llevan a cabo sus siniestros rituales para garantizar la expansión de la No Muerte.

El Libro de Sangre contiene maléficos rituales diseñados para propagar la Magia Oscura en el mundo. Tales conjuros son realizados cuando Morrslieb brilla en lo alto y su maligno rostro ilumina el gótico castillo de un Conde Vampiro. El ritual concluye con un sonido similar al realizado por los Sagrarios Mortis y, con ello, se extiende la Corrupción Vampírica, marchitándolo todo y dejando tras de sí nada más que muerte y hambruna.

Los sacrificios de Hexensnacht Editar

La Noche de las Brujas es el mejor momento para un sacrificio ritual, pues hay maléficos dioses aguardando ofrendas con el cambio de año.

Hexensnacht (o la Noche de las Brujas) señala una oscura fase de Morrslieb que da paso al nuevo año. Las criaturas del Caos y la oscuridad sienten un brío renovado en un momento tan oscuro. Las Doncellas Espectrales se sienten fortalecidas y con nuevas ansias de matar y los Reyes Tumularios están más dispuestos que nunca a atormentar a los vivos.

La sangre es poder Editar

A medida que progresa la industria de los No Muertos, mejoran las residencias de sus Señores Oscuros. Es la sangre lo que guía su aterradora economía.

La sangre otorga riqueza, peso y poder. La Magia Oscura es lo que buscan los Vampiros, pero es la sangre de los vivos con lo que se sustentan. El Libro de Sangre de las Lahmias contiene las enseñanzas de Neferata acerca de cómo dominar a los suyos. Otorgar sangre, o no darla, les garantiza lealtad, poder y riqueza.

Convirtiendo órdenes de caballería Editar

A los caballeros mortales derrotados que lucharon valientemente a veces se les concede el Beso de Sangre.

Los Caballeros de la Orden de los Dragones Sangrientos fueron de los primeros que se convirtieron al vampirismo. Walach Harkon, aprendiz del Vampiro legendario guerrero Abhorash, los desafió a combates individuales y derrotó a cada Caballero uno a uno, y a aquellos que le impresionaron, los dotó con las habilidades marciales. Desde entonces, muchos otros han sufrido un destino similar, y se vieron obligados a prestar juramentos de lealtad a un nuevo Señor Vampiro y luchar eternamente en su nombre a lomos de sus corceles Pesadilla.

Extender aquelarres vampiro Editar

Los dogmas de Lahmia animan a los Vampiros a mezclarse entre la población mortal.

Desde que la Reina Neferata creara el Elixir de la Vida, ha habido Vampiros mezclados en las sociedades de los vivos. Los de Lahmia siempre han sido expertos en infiltrarse entre las élites gobernantes y derrocar a los que ostentan el verdadero poder. Si bien los Vampiros se radican principalmente en Sylvania, hay cónclaves en otras naciones que, en momentos de guerra, se revelan como una útil quinta columna.

Infiltrarse en las casa nobles Editar

Algunos Vampiros son maestros del engaño y usan sus hechizos y su magia para infiltrarse en poderosas organizaciones y casas nobles.

Se puede afirmar que el mayor triunfo de Vlad no fue el Asedio de Altdorf, sino antes de las Guerras de los Vampiros, cuando extendió su estirpe entre la nobleza de Sylvania delante de las narices del mismo Imperio. Cuando se reveló, era demasiado tarde para que los Templarios de Sigmar pudieran reaccionar ante un evento tan consumado: los von Carstein consiguieron extender su base de poder y, desde entonces, se han negado tozudamente a morir. Una estrategia que, hasta el momento, ha dado buenos resultados.

Discípulo blasfemo Editar

A medida que crece la Majestad oscura de un Vampiro, otros con malignas intenciones acudirán en masa hasta su Señor, pues ellos también ansían poder.

Un Vampiro puede conseguir seguidores de varias maneras; la más sencilla es impartir el Beso de Sangre a aquellos que considera dignos, pero además habrá otros que se vean atraídos hasta él por su importancia y poder. Después, una prueba de lealtad para separar el grano de la paja. Los que la superen le ayudarán en su insaciable búsqueda de poder, o eso es lo que dicen las escrituras del Libro de Sangre.

Señor de las marionetas Editar

Igual que si tuvieran cuerdas, sus títeres son dispuestas herramientas, listas para que su amo las use a voluntad.

Neferata, en un deje de suprema arrogancia o, quizás, un deseo de reconocimiento, escribió los métodos para ejercer el control definitivo en el Libro de Sangre. Cuando estaba en la cima de su poder, ella era la araña en el centro de la tela o, para usar una analogía más sencilla, quien movía los hilos de sus más fervorosos seguidores y de aquellos no tan serviles.

Reanimación vampírica Editar

Al volver al santuario de su Carruaje Negro, el Vampiro comenzará el arte del renacimiento de Lahmia.

El arte del renacer es una técnica de Lahmia, aunque practicada por los Dragones Sangrientos y los von Carstein, por la que a un Vampiro que haya perdido casi todo su poder, o se encuentre especialmente deshidratado, se le cubre con la sangre de un enemigo odiado, lo que facilitará que renazca por completo. Este proceso puede tener lugar en su tumba o cualquier otro santuario, como su Carruaje Negro, si está en campaña.

Delirios de grandeza Editar

Mientras su oscuro imperio se pudre, la Aristocracia de la Noche se aferra con más fuerza si cabe al orgullo y a los nobles ropajes.

Todos los Vampiros fueron una vez hombres y tenían sus esperanzas, sus sueños y sus familias. Aunque el Beso de Sangre los ha convertido en retorcidos monstruos, pocos pueden olvidar su pasado: sus vidas mortales. Cada uno de ellos está cubierto, siguiendo sus antiguos símbolos heráldicos, por una fina seda propia de un Señor o una Dama, y concede títulos de nobleza a sus subordinados. Aunque sus viejos castillos se desmoronan, cada uno cuenta con un opulento salón del trono donde se da cita la Aristocracia de la Noche.

Descifrar los manuscritos de Nehekhara Editar

El Libro de la Sangre contiene listas y claves para descifrar manuscritos ancestrales que podrían tener un gran poder.

En las páginas del libro de Neferata hay extraños índices y claves de palabras, las mismísimas herramientas que usó Neferata para descifrar las enseñanzas de Nagash. No obstante, los métodos que ella siguió no fueron infalibles; prueba de ello fue la fallida creación del Elixir de la Vida. Aun así, el poder de descifrar los antiguos manuscritos permitirá a los Vampiros aprender secretos no conservados, pues Lahmia estaba en la cima de su poder.

Encantamientos de Nagash Editar

Los capítulos más oscuros contenidos en estas páginas son los encantamientos de Nagash, rituales que solo los Vampiros más poderosos se atreven a intentar.

Los hechizos de Nagash son los más oscuros de todos y en absoluto deben de usarse a la ligera, pues aunque son útiles para la No Vida, también atraen a su creador original. Hace mucho tiempo que Nagash dejó este mundo, pero si decide a volver ¡el mundo conocerá su fin!

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.