FANDOM


Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos

Vacio end times

Y así el mundo mortal cayó en el olvido.

La grieta que roía el corazón del dominio de la humanidad devoró la realidad.

Se extendió poco a poco al principio, pero luego con el hambre del fuego salvaje.

Revigorizadas, las grandes fisuras polares se libraron de sus viejos límites y se unieron a su hermana menor en su festín.

Los pueblos del mundo vieron su perdición, y gritaron de desesperación.

Ningún observador contempló la misma visión. Algunos veían cielos destrozados por el fuego, otros veían un torbellino de estrellas heladas, otros veían tentáculos colosales y mandíbulas llenas de colmillos que babeaban materia fundida del Caos. Quizás los Dioses Oscuros elevaron a sus campeones a la demonicidad por las batallas que rugían entre las llamas. Poco importaba, porque las verdades de esas guerras sin esperanza se pierden.

El Roble Eterno fue tragado el último. Una melancólica canción de Dríades resonó bajo un cielo lívido cuando Athel Loren pereció. Con su destrucción, el Tejido que enlazaba el tiempo y espacio se adelgazó y estiró. Retorcido por energías antinaturales, se disolvió completamente en la nada.

Ese terrible acto de destrucción podría haber tomado el parpadeo de un ojo, o desplegarse a través de milenios. Los Dioses Oscuros no estaban encadenados por el flujo del tiempo, y dejaron que pasara sin prestar atención. Ya cansados ​​de su victoria, se alejaron de la ruina que habían forjado y comenzaron de nuevo el Gran Juego en otros mundos y otras creaciones. Al hacerlo, no prestaron atención a la pequeña mancha de luz que se agitaba en la oscuridad infinita - la esencia brillante de lo que había sido un hombre.

Cayó a través de la tormenta de la nada, a la deriva por eones sobre mareas invisibles.

Luego llegó un globo relumbrante, un mundo de corazón ardiente frío como el abismo.

Desesperada, la figura se apoderó de la esfera con un agarre que podía romper montañas. Miró fijamente al vacío, y desde la oscuridad, el vacío le devolvió la mirada.

La figura se aferró fuertemente, reuniendo su fuerza desvanecida. Extendió la mano y un milagro tomó forma.

¿Y qué hay del mañana? ¿Qué hay de las historias aún por contar, y del ciclo de las estrellas?

Esto había sido en verdad el Fin de los Tiempos.

Pero también era el comienzo.

El Fin de Todas las Cosas
Contendientes | Batalla | Destino Inevitable | La Decisión de Mannfred | Testigos del Final | Leyendas del Mañana

Fuente Editar

  • The End Times V - Archaón.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.