FANDOM


Catapulta Orcos y Goblins Lanzapiedroz imagen 4º edición Mark Gibbons
Un lanzador de piedras, o Catapulta, es una mortífera arma capaz de enviar enormes pedruscos a gran distancia para aplastar a los guerreros de los regimientos enemigos. Muchas razas del mundo utilizan estas máquinas, por ejemplo, los Orcos y otras razas no tan sofisticadas construyen gigantescos lanzadores de rocas que lanzan grandes proyectiles a gran distancia, sembrando la muerte al impactar sobre las formaciones de tropas enemigas o por detrás de las murallas de las ciudades.

DescripciónEditar

No todos los lanzadores de rocas están diseñados de la misma forma; algunos emplean un enorme contrapeso que se deja caer para catapultar el proyectil, mientras que otros utilizan un mecanismo de torsión parecido al de una ballesta gigante. Cuanto mayor es el mecanismo, más grande es el proyectil que puede lanzarse, y más grande será la destrucción que éste puede causar. ¡Los lanzadores de rocas de mayor tamaño pueden disparar un proyectil lo bastante grande como para derribar edificios enteros o incluso los muros de una ciudad!

Warhammer Lanzaagravios Enanos por Jorge Maese Faroldjo

Los lanzadores de piedras incluyen cualquier arma cuya función primaria sea lanzar algo (rocas, nafta, ganado enfermo) al aire y contra las fuerzas enemigas. Los primeros lanzadores de piedras fueron desarrollados, como el lanzador de virotes, en la península de Tilea en respuesta a la integración de las defensas de piedra. Ya que las ciudades y los castillos estaban mejor protegidos, los lanzadores de piedra se convinieron en el mejor modo de arrasar edificios y muros, más aún que el lanzador de virotes que era menos efectivo mientras las defensas mejoraban. Más aún, ya que podían ser construidos en el lugar de la batalla, el movimiento y ensamblaje de esas máquinas de guerra fue más fácil que para los primeros cañones. Sin embargo, conforme el cañón crecía en popularidad, parece que los días de los lanzadores de piedra empezaron a declinar.

Hay dos tipos principales de lanzadores de piedras en el Viejo Mundo. El primero es la catapulta, que es un arma de torsión, lanzando piedra flexionando el brazo hacia atrás y soltándolo. De esas catapultas, el magonel incluye un cubo o copa para albergar el proyectil, mientras el onagro usa una honda, que incrementa la distancia y la fuerza. El segundo tipo es el Trebuchet bretoniano, que usa un contrapeso para arrojar piedras, funcionando esencialmente como una honda gigante. El Trebuchet evolucionó a partir del onagro tileano, mejorando los primero diseños de catapultas. Sin tener en cuenta el tipo, el tamaño juega un papel importante en ambas máquinas. Mientras mayor sea el lanzador de rocas, mayor peso podrá manejar, permitiendo que siembre mayor devastación.

Fuentes Editar

  • Manual de Warhammer Fantasy (5ª edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.