FANDOM


Kurgan Barbahierro por Wayne England

Kurgan Barbahierro era el Gran Rey de los Enanos durante la época de Sigmar Heldenhammer, con quien estableció una profunda amistad entre ambos que acabaría desarrollándose en una fuerte alianza entre los Enanos del Karaz-Ankor y los habitantes del futuro Imperio, alianza que todavía perdura en la actualidad.

HistoriaEditar

Aunque las relaciones comerciales y tratados entre humanos y los Enanos ya venían produciéndose desde hace mucho, estas no se solidificaron hasta el acontecimiento que daría lugar a la alianza entre Kurgan y Sigmar comienza en el año -15, cuando una partida de guerra de Orcos y Goblins lideradas por el kaudillo orco negro Vagraz Pisoteacabezas, tendió una emboscada a una caravana comercial enana procedente de Karaz-a-Karak de camino a las Montañas Grises, haciéndose con un enorme botín y numerosos prisioneros enanos para torturarlos. Quiso el destino que entre los cautivos se encontraba el Kurgan Barbahierro, así como varios parientes y a un nutrido grupo de miembros de su corte.

Cuando se disponían a torturar a los Enanos, cientos de flechas cayeron sobre los Pieles Verdes, matando a muchos de ellos, mientras de la espesura del Bosque surgió un grupo de guerreros liderados por un joven Sigmar, príncipe de la tribu de los Unberogenos. El grupo de humanos estaban por aquel entonces tras la pista de aquella misma banda de Orcos y Goblins cuando oyeron sus gritos de júbilo. Los Unberogenos mataron a todos los Pieles Verdes y el propio Sigmar se encargó de acabar con Vagraz, quemando sus cadáveres en una enorme pira tras haber liberado a los Enanos cautivos.

Aquel acto creó un lazo de amistad eterna entre Sigmar y Kurgan Barbahierro, que desembocaría en una alianza inquebrantable entre el Imperio Enano y los Unberogenos (y el posterior Imperio) que todavía continua existiendo en la actualidad. Como muestra de agradecimiento y amistad, el propio Kurgan le regaló a Sigmar una reliquia familiar de gran valor, el poderoso martillo de guerra rúnico Ghal Maraz, que significa “Rompecráneos” en la lengua de los Enanos. Desde este momento, Sigmar pasó a ser considerado un gran amigo de los enanos y conocido por todos como Sigmar Heldenhammer,

Las relaciones entre los Enanos y los Unberogenos se intensificaron, Poco después, los artesanos enanos viajan al Imperio, donde están muy solicitados. Humanos y enanos establecen relaciones comerciales mutuas, y los reinos enanos recuperan cierto grado de prosperidad. El propio Kurgan visitó numerosas veces a Sigmar, apoyándolo en su proyecto de unificar a las doce tribus y fundar el Imperio. Unidos, los Enanos y los guerreros de la tribu de Sigmar iniciaron una campaña que fue expulsando a los pieles verdes de las tierras del Oeste hasta culminar en la mítica Batalla del Paso del Fuego Negro. Los ejércitos de humanos y enanos unidos liderados por Sigmar y el Rey Kurgan Barbahierro aplastaron a un enorme ejército de Pieles Verdes, el mas grande que se haya visto en siglos, obteniendo una victoria que haría posible la fundación de un Imperio.

Una nueva era de de paz y prosperidad había dado comienzo. Aquel día Sigmar fue proclamado Emperador, y el Rey Kurgan le regaló una corona de oro y marfil magníficamente forjada por los Enanos. Igualmente, en reconocimiento a la gran ayuda prestada por Sigmar y sus aliados, Kurgan ordena al Herrero Rúnico Alaric el Loco que forje doce poderosas espadas, una por cada uno de los poderosos caudillos humanos que comandaron los ejércitos de Sigmar (trabajo que le llevaría décadas completar.

Como el Imperio de Sigmar prosperó, también lo hicieron los enanos. Muchos Enanos se trasladaron al recién formado Imperio para trabajar como herreros, artesanos, albañiles y mercaderes entre los asentamientos humanos en proceso de crecimiento, y el comercio entre las tierras bajas y las montañas floreció. Igualmente, tanto Sigmar como Kurgan se siguieron apoyaron militarmente para hacer frente a las numerosas amenazas que seguían surgiendo.

Sigmar gobernó el Imperio durante años, hasta que el quincuagésimo año de reinado, sorprendió a todos al abdicar del trono y partir hacia el este por razones desconocidas. Algunos historiadores afirman que partió hacia Karaz-a-Karak con la intención de reunirse con su viejo amigo Kurgan Barbahierro. No obstante, los enanos no tienen registros que mencionen la llegada de Sigmar a la capital Enana ni a sus tierras, por lo que es de suponer que jamás llegó a su destino y la verdad sobre el tema puede que nunca se sepa.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (4ª Edición)
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (7ª Edición).


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.