FANDOM


Leyendas oscuras y terribles susurros brotan de los muros de la enigmática Khalibon. Esta ciudad árabe encarna la ambición y el poder, pero también la infamia y la vileza. Es una ciudad repleta de peligros, donde figuras encapuchadas observan desde las sombras, y donde siniestros mitos son parte de una macabra realidad.

Descripción Editar

Khalibon es una ciudad misteriosa, donde los repudiados y los maleantes encuentran refugio. Se dice que el Príncipe de la ciudad solo se preocupa por si mismo, lo cual ha provocado que sean los propios ciudadanos quienes gestionen la ciudad. Khalibon está rodeada de desierto, y muchos viajeros llegan hasta su umbral en busca de refugio y suministros, siendo esta la principal fuente de ingresos de la ciudad. Sus bazares están abarrotados durante el día, mientras que al caer la noche la ciudad se llena de siniestros transeúntes y sospechosos encapuchados.

De Khalibon se cuenta que es una gran ciudad, llena de oportunidades, siempre y cuando sepas cuidar de ti mismo. No hay Califa que dicte religión, no hay Sultán que ejerza su voluntad, y el Príncipe es un ególatra preocupado únicamente por sus propios negocios. Los hechiceros y los brujos llegan hasta sus muros por decenas, atraídos por los mercados de reliquias e ingredientes exóticos. Se dice que los bajos fondos de la ciudad están plagados de ladrones y asesinos, aunque estos no son los mas problemáticos. Nigromantes y cultistas rondan cerca de los muros, ocultos bajo la sombra de la noche, para reunirse en cábala. La guardia de la ciudad hace un esfuerzo por mantener la paz, pero su propia corrupción evita que el crimen cese en la ciudad.

Durante las Cruzadas, Khalibon estuvo gobernada por el Príncipe Ridwaz. Su figura esta aun hoy rodeada de misterios, pues se cuentan terribles leyendas sobre su figura. Se decía que era aliado de las fuerzas oscuras, y que realizaba rituales para pactar con demonios. Su sombra se extendió sobre la ciudad, convirtiendo a Khalibon en la tenebrosa urbe que es hoy. Una estatua del Príncipe luce en el centro de la ciudad, pero su rostro ha sido borrado por el paso del tiempo, o por los rencorosos habitantes de Khalibon, que recuerdan con odio el tiránico reinado de Ridwaz.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.