FANDOM


Nigromante Warhammer 1ª edición por Tony Ackland

Imagen ilustrativa

Kadon, también conocido como Kadon el Eterno o Kadon el Loco, era un chamán de la tribu Lodringen de las Tierras Yermas y el fundador de la ciudad de Mourkain y del reino de Strigos.

Historia Editar

Al sur de las Tierras Yermas, el joven Kadon descubrió el cadáver del rey Alcadizaar de Khemri en una de las orillas del río Ciego. El rey muerto todavía sostenía la Corona de la Hechicería de Nagash firmemente en la mano. Viendo que se trataba de un gran rey, ordenó a su pueblo construir una tumba magnífica para Alcadizaar. En cuanto a la corona, Kadon se vio atraído por el poder que emanaba de la corona y la arranco de las manos del difunto rey, al colocársela en la cabeza, momento en el dio cuenta de que parte del espíritu del Gran Nigromante estaba impregnado en la corona y le dio al chaman algunos de los secretos de Nagash.

Sus sueños se llenaron de susurros y promesas, llenando su mente con sueños de imperios. En poco tiempo Kadon era poco más que una pequeña sombra de la voluntad de Nagash, corrompido como estaba por los encantos y susurro de la corona, Kadon se obsesionó con la muerte y la nigromancia. Siguiendo las indicaciones de la corona, hizo que su clan erigiera una ciudad alrededor de la tumba de Alcadizaar, en el -1147 del calendario imperial, más adelante sería llamada Mourkain que en la lengua de su pueblo significaba, Lugar de la Muerte, todas las prácticas religiosas y cultos girarían en torno a la veneración del Gran Nigromante.

Con su mente llena de terribles visiones, Kadon comenzó a recrear las obras de Nagash, inscribiendo la oscura historia del Gran Nigromante y confiando gran parte de su conocimiento secreto al papel. Su visión fue sesgada por la corona y comenzó a adorar a Nagash como un dios y obligó a sus seguidores a hacer lo mismo. Pronto el culto de Nagash renació y los no muertos montaron guardia en sus templos. El propio Kadon era considerado el más devoto de los adoradores de Nagash y el profeta de su dios oscuro.

Kadon no era un simple acólito, sino un poderoso hechicero por derecho propio y, mientras su mente se llenaba con el conocimiento del Gran Nigromante, comenzó a diseñar sus propios hechizos. Escribió su infame grimorio en tinta destilada con sangre, en un volumen encuadernado con piel humana desollada. Mourkain se convirtió en el sitio de males cada vez más oscuros. Las tierras baldías no eran fértiles y la población de Mourkain nunca fue grande, pero con el trabajo proporcionado por los muertos animados, se construyeron ciudadelas y se excavaron túmulos. Los Dawi de Barak Varr que una vez habían comerciado con los humanos, volvieron sus rostros y los rechazaron.

Atraídos sin ninguna duda por el poder de la corona, los acólitos de Kadon encontraron la garra cortada de Nagash. Tomó el objeto y lo envolvió con espantosos hechizos, convirtiéndola en un poderoso artefacto que usó para intimidar a sus seguidores. En un momento dado, los ejércitos de Mourkain sitiaron la fortaleza Dawi de Barak Varr, pero las murallas forradas de hierro de la fortaleza los derrotaron y finalmente se retiraron. Los nigromantes de Mourkain se volvieron introspectivos y decadentes, y el período de expansión terminó, pero muchas de las tradiciones ligeramente diferentes de las artes negras que surgieron en el Viejo Mundo y Arabia encuentran sus raíces en las obras y la dispersión de los discípulos de Kadon.

En el -1020 del calendario imperial, el príncipe Ushoran de Lahmia llegó a Mourkain atraído por el poder de la Corona de la Hechicería. Una vez allí, usurpó el trono de Kadon, ya que el vampiro era indestructible para Kadon y sus acólitos. Los convenció de que en realidad era un mensajero del ser que tomaron por un dios: Nagash, asumiendo el control de la ciudad y fundando el reino de Strigos. Eventualmente Ushoran depuso a Kadon, matando al rey y reclamando sus artefactos.

Finalmente la ciudad fue arrasada por los Pieles Verdes, y en la actualidad las ruinas de la ciudad siguen estando abandonadas y desoladas, acechadas por los espíritus atormentados de sus antiguos habitantes. Se rumorea que el espíritu maldito de Kadon, el antiguo líder de Mourkain, ha vuelto a las ruinas de su antiguo palacio, y ha comenzado a reunir a sus siervos No Muertos en torno a él para poder vengarse de los vivos.

Conflicto de Canon Editar

En Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro de 7ª Edición y Ejércitos Warhammer: No Muertos de 4ª Edición se narra que el imperio No Muerto de Kadon fue destruido al ser arrasado por una horda de Orcos y Goblins liderado por el señor de la guerra Orco Dork Ojo Rojo, y que aunque Kadon pereció, el legado de Mourkain aún persiste en las marismas.

Sin embargo, en la mayoría de las demás fuentes (entre ellas Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro de 6ª y 8ª Edición y el Liber Necris, se afirma que Kadon fue asesinado por Ushoran después de que el vampiro convenciera a Kadon de que era uno de los dioses del Culto de Nagash.

En la serie de novelas Tiempo de Leyendas, se dice que Kadon fue asesinado por la propia Corona de la Hechicería, ya que se negó a obedecer sus últimas órdenes.

Fuentes Editar

  • Ejércitos Warhammer: No Muertos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (8ª Edición).
  • Liber Necris.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.