Ingeniero 4ª edición.png

"Creas máquinas y construcciones tanto útiles como extrañas, y, amenudo, directamente letales."

Descripción de la profesión

"Ahora, si simplemente ajustase el trinquete de orientación en un grado ... ¡Huy! ¡Gracias a Sigmar que sólo eran mercenarios!"

Ingeniero anónimo

Los Ingenieros diseñan y construyen artilugios mecánicos o estructuras como puentes, canales o fortificaciones. La mayoría dispone de una educación formal, los Enanos en el rígido Gremio de Ingenieros Enanos y los humanos en establecimientos de enseñanza tan avanzados como el Colegio Imperial de Ingenieros de Altdorf, aunque no es desconocida la existencia de prodigios autodidactas. Los Ingenieros humanos valoran la innovación y el descubrimiento, mientras que los enanos prefieren diseños probados una y mil veces, y transmitidos a lo largo de generaciones.

Descripción[editar | editar código]

"‘¿Y qué hace? Bueno, Narizpequeña, pues se supone que ha de

desplumar la gallina. ¡Apartaos"

Wolfgang Kugelschrieber, Inventor

Los Enanos fueron los primeros en introducir la ciencia de la ingeniería en el Viejo Mundo, y están muy solicitados, pues sólo ellos pueden crear las maravillas mecánicas de la época. El Gremio de Ingenieros Enanos es una organización poderosa y sumamente respetado, pero dada al secreto: su estructura, sus reglas y los a veces desagradables rituales que emplea están basados en siglos de tradición. El Gremio desconfía en gran medida de la innovación y la invención, respetando los métodos y calores tradicionales: si algo de todo eso valiese la pena, mantienen, el Gremio lo hubiese hecho hace siglos.

A causa de esta actitud, y del estricto control que mantiene el Gremio sobre sus miembros, no es raro que los Enanos jóvenes e imaginativos lo abandonen o sean expulsados del mismo, buscando empleo y patrocinadores en el exterior. El término para estos individuos, por razones históricas, es "espaldas mojadas", aunque no es prudente decírselo a la cara. Es posible encontrar a numerosos espaldas mojadas trabajando para todo tipo de patrones acomodados en el Viejo Mundo, y el Gremio está empezando a preocuparse por el perjuicio que supone para su posición y autoridad. Lo normal es que las relaciones entre los miembros del Gremio y los espaldas mojadas sean hostiles.

La Humanidad adoptó lo que los enanos tenían para ofrecer y lo desarrollaron, especialmente en lo relacionado con la pólvora y otros artilugios adecuados para usos militares. La Escuela Imperial de Ingenieros de Altdorf es famosa por sus extravagantes invenciones, que pueden resultar de gran utilidad si se consigue que funcionen adecuadamente. Fuera del Imperio, los tileanos también son particularmente conocidos por las osadas ideas de sus ingenieros.

Ingeniero-0.jpg

Los ingenieros de las compañías mineras están bien pagados; los del Ejército Estatal, que hacen el mantenimiento de las máquinas de guerra imperiales y actúan como zapadores y pontoneros, no tanto. Los ingenieros maestros a menudo dirigen equipos en ambiciosos proyectos de construcción. Los ingenieros certificados son los de más confianza del Imperio, y se les llama para diseñar, probar y construir encargos imperiales tan prestigiosos como las complejas esclusas de ruedas a vapor, que han revolucionado la velocidad de viaje por los canales de Vorbergland.

Algunos ingenieros se ven atraídos a investigar antiguas Ciudadelas enanas, la mayoría abandonadas, puesto que dentro yacen sepultados los secretos de los maestros constructores de la antigüedad. Quienes se atreven a desafiar sus profundidades pueden encontrar maravillas de milenios de antigüedad, muchas de las cuales se las suelen apropiar los goblins o los Skavens para sus nefarios propósitos. Igualmente atrayentes son los puentes celestes de piedra que se alzan sobre las Ciudadelas, algunos de varias millas de longitud, auténticas maravillas de una antigua ingeniería que antaño conectaba los asentamientos enanos con sus fortalezas y sus tierras de labranza.

La Escuela Imperial de Ingenieros[editar | editar código]

"El maestro ingeniero Volker von Meinkopt encontró la inspiración viendo cómo los alumnos recargaban en la Escuela Imperial de Artillería. Tuvo una revelación: más cañones = más disparos = más letalidad. Pronto construyó la primera arma corta de repetición, a la que llamó ‘Cabalgata giratoria de muerte de von Meinkopt’ y la primera pistola de repetición, a la que llamó ‘Microrresorte espiral de precipitación multitudinaria de pernicioso plomo de von Meinkopt’. Para no dormirse en los laureles, después creó la enorme arma de nueve cañones llamada ‘Cañón de volea dinamitero del Infierno’ que es completamente letal para sus enemigos y, demasiado a menudo, parasu propia dotación!"

Grandes ingenieros del Imperio , Lady Theodora Holzenauer, ingeniera y periodista

La Escuela Imperial de Ingenieros, fundada hace más de quinientos años, atrae a una extraña ralea. Sólo se sienten cómodos cuando juguetean con pistones silbantes y engranajes ruidosos en diagrama garabateados en las paredes de sus talleres. Los inventores y entusiastas acuden a los ilustres pasillos de la universidad, pero solo se e admite la entrada a los que exhiben el talento y la afán requeridos. Por lo general, sólo los ciudadanos imperiales son admitidos. Sin embargo, en honor del genio Leonardo di Miragliano, que ayudó a fundar el colegio, la Escuela de Ingenieros da la bienvenida a muchos de sus compatriotas (los tileanos tienen una reputación de ser librepensadores progresistas, un rasgo considerado peligroso para la mayoría de los Imperiales). La escuela también da la bienvenida a los ingenieros enanos expulsados por los suyos por entrometerse con la mano de obra tradicional enana.

Los logros de la Escuela incluyen el Cañón de Salvas y la Batería de Cohetes Helstorm. Cualquier máquina que dispare con un rugido ensordecedor y cause en una explosiva carnicería se considera un éxito, pero se necesita un hombre valiente que se ofrezca voluntario como artillero de uno de estos erráticos artilugios.

Los ingenieros trabajan sin dormir en sus talleres para desarrollar armas más mortíferas, o para mejorar las ya existentes. El rompecabezas más grande es la construcción de los tanques a vapor, monstruos de hierro que escupen las balas de cañón y aplastan a los enemigos del emperador con sus ruedas. El secreto de su fabricación murió con su creador, Leonardo, y de sus doce tanques originales, sólo quedan ocho.

Tal desorganización es endémica entre los ingenieros. Suspicaces de ser plagiados, escriben notas en códigos indecifrables. Los planos a menudo se pierden en las explosiones que con frecuencia destrozan los talleres, o son descartan cuando se obsesionan con una nueva idea. El deseo de recuperar inventos perdidos puede ser tan fuerte como la creación de nuevos.

Ingenieros Famosos[editar | editar código]

Imágenes[editar | editar código]

Fuentes[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.