Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

El Gran Cartógrafo de Tilea

Indigio Roth fue un famoso explorador y cartógrafo de Sartosa, conocido por navegar a recónditos lugares, llegando incluso al Cementerio de los Galeones.

Historia[]

Conocido como El Gran Cartógrafo de Tilea, Indigio Roth navegó por los mares del mundo durante años a bordó de su barco "La Inspiración", la embarcación más hermosa en alta mar. Con ella navegó hasta lugares recónditos del Gran Océano, cartografiando nuevos territorios y trazando precisos mapas marinos. Sus obras cartográficas era consideradas de las mejores, e incluso el Gran Teogonista Volkmar, al que llegó a conocer en persona, tiene varias de sus obras en su santuario.

Cuando el Gran Cartógrafo perdió ambas piernas debido al ataque de un Gigante Marino, decidió retirar su nave y sentar cabeza con su familia. Después de todo, el viejo y castigado explorador había ya trazado detallados mapas de todas las islas y costas del Viejo Mundo (y, si los rumores eran ciertos, incluso de tierras que estaban muchísimo más lejanas). El Gran Cartógrafo era tremendamente respetado en Sartosa, aunque su esposa le abroncaba regularmente por llenarle la cabeza a su hijo Jaego con historias sobre maldiciones de No Muertos, y lugares surrealistas que se encontraban ocultos más allá del fino velo de la medianoche.

Y es que se dice que el Gran Cartógrafo llevó su inclinación a la exploración un poco demasiado lejos. En su último viaje, Indigio acabó en el temido Cementerio de los Galeones, mítico y oscuro reino marítimo infestado de No Muertos y energías oscuras. Indigio cartografió parte de aquel lugar de pesadilla antes de regresar, aunque nunca fue el mismo, de echo todos los que que hicieron ese viaje con él terminaron afectados de alguna manera.

Con el paso de los años, Indigio fue obsesionándose más y más con el Cementerios de los Galeones, y pronto la que una vez fue un gigante de brillante mente, se fue degenerando en un viejo decrépito trastornado. Cartas estelares meticulosamente precisas y pergaminos de navegación que colgaban de las paredes del Inspiración habían sido desfigurados por extrañas representaciones de ciudadelas afiladas, acantilados con formas de calaveras y volcanes como bocas de demonios flotando en un mar de huesos. Al no poder soportar mas ver así a su padre, su hijo Jaego se hizo a la mar, convirtiéndose en uno de los capitanes piratas más famoso.

Años más tarde, el Conde Noctilus, que había proclamado el Cementerio de los Galeones como suyo, empezó a dar caza a la tripulación del Inspiración. Atacó la ciudad de Sartosa con un gran ejercito de no muertos y una flota de barcos de pesadilla, causando una gran destrucción e incontables muertos. Varios de sus Marinos de Hueso atacaron su barco-hogar atracado en el Puerto Herrumbre, donde además también residían su nuera y nieto. El veterano explorador luchó como una mantícora, y hasta al menos una docena de marinos de huesos cayeron a sus pies, pero fue al final terminó siendo asesinado, su nuera y nieto también, y se le prendió fuego a La Inspiración.

Aquel también fue el fatídico día en el que su hijo Jaego regresó a Sartosa, solo para llorar la muerte de su familia. Mientras mecía el cuerpo muerto de su padre entre lágrimas, descubrió que su progenitor había muerto protegiendo una serie de objetos: Un catalejo encantado de Arabia, un reloj lunar mecánico de excepcional artesanía que indicaba las fases de Morrslieb, y un caparazón de tortuga marina con una carta de navegación donde estaba representado el Cementerio de los Galeones. Jaego recogió esos objetos y también se llevó los cadáveres de sus seres queridos para que no fueran consumidos por las llamas

Mientras daba sepultura a su padre, mujer e hijo en la marga de la costa sartosana, Jaego Roth juró matar al Conde Noctilus y destruir la Flota del Terror.

Fuentes[]

Advertisement