FANDOM


Hidra

Las Hidras son monstruos reptilianos de varias cabezas con poderosas habilidades de regeneración. Nadie está seguro de su origen, si existían en el mundo antes de la llegada de los Ancestrales, o si se trata de una criatura del Caos creada por los efectos mutantes de los Vientos de la Magia.

DescripciónEditar

La Hidra es una bestia titánica de las montañas cuya naturaleza irascible y voraz ha sido la ruina de muchas víctimas incautas. Extremadamente agresivas e incansables, apenas duermen y están casi constantemente acechando presas. La Hidra es un cazador mortalmente silencioso (lo cual es un rasgo extremadamente raro teniendo en cuenta su tamaño), capaz de rastrear a sus presas a través de cualquier tipo de terreno sin rendirse jamás. No obstante, y por desgracia para la Hidra, cuando por fin logra colocarse a distancia de ataque deja de lado cualquier sutileza, por lo que las presas lo bastante despiertas como para reaccionar al oír el primer rugido suelen escapar con vida. Todas las Hidras tienen un temperamento terrible, y viven una vida solitaria en sus guaridas subterráneas (sobre todo prefieren las cuevas oscuras y los pozos especialmente fétidos).

Hidra Warhammer Online
Las Hidras están muy extendidas, y lo mismo se las puede encontrar acechando las faldas de las Montañas del Fin del Mundo que cazando en las Tierras Oscuras. Sin embargo, estas monstruosidades de múltiples cabezas son especialmente numerosas en Naggaroth, bajo las Montañas del Espinazo Negro y las Montañas de Hierro. Solo criaturas tan retorcidas como los Elfos Oscuros observan la cruel gloria de la Hidra y la consideran insuficiente para sus objetivos. Los Señores de las Bestias Elfos Oscuros han aprendido a capturar y criar a estos enormes reptiles, a las que llaman Hidras de Guerra, y que dirigen a la batalla con pinchazos de afilados punzones y chasqueos de crueles látigos. Desde que los Señores de las Bestias del Rey Brujo domesticaron a la primera de estas criaturas, los Naggarothi han experimentado con técnicas de cría y encantamientos oscuros para aumentar su ferocidad y su potencia en sucesivas generaciones. Las Hidras de Guerra de los ejércitos de Naggaroth son un enemigo más feroz que las encontradas por los Elfos Oscuros hace muchos siglos en las Montañas Annulii.

Las Hidras de Guerra son muy difíciles de controlar y un Señor de las Bestias debe ser rápido con su látigo si no quiere ser devorado en vez del enemigo. Matar a estas criaturas es muy difícil ya que tienen cuerpos escamosos casi blindados y tienen la capacidad de regenerar a un ritmo alarmante cualquier herida que logra penetrar las gruesas escamas que protegen su piel, llegando al extremo de volver a crecer las cabezas que son cercenadas (simplemente, la nueva cabeza aparece desde el muñón y sigue combatiendo junto a sus compañeras). La única forma de que el enemigo salga con vida es que cercene todas las cabezas del monstruo en rápida sucesión ya que, si tan solo queda una, el resto volverá a crecer y devorará al imprudente atacante.

Hidra Tóxica de Joao Bosco Elfos Oscuros

Una Hidra atacará a cualquiera que se atreva a enfrentarse a ella, lanzando mordiscos con sus múltiples cabezas mientras utiliza la mole de su cuerpo para tratar de aplastar a sus oponentes. Contra las presas más grandes, las Hidras suelen utilizar sus serpentiformes cuellos para constreñirlas y estrangularlas, enroscándose de modo similar a las serpientes gigantes de las junglas. Además, tienen el de poder escupir un destructivo aliento de humeantes llamas. Hay muchas formas de morir a manos de una Hidra: destrozado, tragado entero, aplastado bajo sus patas, estrangulado, inmolado o ensartado por las flechas que rebotan en su piel escamosa. Los generales a menudo ven cómo sus mejores tropas son pulverizadas por una sola Hidra de Guerra y luego contemplan con horror cómo la bestia sale indemne de la carnicería, emitiendo un rugido ensordecedor para a continuación volver a cargar y pisotear a otro regimiento. De hecho, la Hidra es tan feroz que los ejércitos que combaten a menudo se desvían de su camino para no enfrentarse a esta bestia. Los que marchan sin pensarlo lo hacen porque confían demasiado en su habilidad en combate o porque ignoran la ferocidad de la Hidra.

TiposEditar

Las bestias favoritas de Khaine Durante siglos, los Señores de las Bestias de Karond Kar han conseguido someter a su voluntad a criaturas de todo tipo. De todas estas bestias, las Hidras de Guerra se ha convertido en unos de los monstruos más comúnmente utilizados sobre el campo de batalla por los ejércitos de los Elfos Oscuros.

Los Señores de las Bestias han estado entrenado Hidras mediante oscuros conjuros y criando nuevas variedades durante innumerables años. Como resultado de todo ello, existen una serie de variantes de la Hidra en el bestiario del Rey Brujo. Algunas de ellas han sido otorgadas por Malekith a algunos generales como recompensa por su actuación en el campo de batalla, otras permanecen ocultas bajo las Montañas del Espinazo Negro y solo podrán salir de allí por un decreto del propio Malekith. Algunas de ellas han sido vistas repentinamente en el campo de batalla bajo el control de Señores de Bestias a los que las une un vínculo especial. Estas Hidras de Guerra se distinguen por ser las más temidas, pues con el tiempo han aprendido a obedecer órdenes especiales y se dice de ellas que posen una inteligencia astuta y aterradora.

MiniaturasEditar

  • 8ª Edición.
  • 7ª Edición.
  • 6ª Edición.
  • 3ª Edición.
  • 2ª Edición.
  • Warmaster.

ImágenesEditar

  • Griselfang y Garra GruñidoIr a Griselfang y Garra Gruñido

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (8ª Edición).
  • Tormenta de Magia (Suplemento).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.