FANDOM


Herrero rúnico maestro

"Presta atención, pues no pienso repetirlo."

Herrero Rúnico Maestro anónimo

Los Herreros Rúnicos Maestros son los que enseñan y custodian el saber de las runas. Muy pocos Herreros Rúnicos alcanzan este nivel, y de los que lo consiguen, la mayoría se queda en sus fortalezas, transmitiendo lo que han aprendido a los enanos más jóvenes y dotados de sus familias. Otros herreros rúnicos maestros consagran años de sus vidas a la búsqueda de secretos antiguos, y exploran el mundo para descubrir armas arcaicas y artefactos de gran antigüedad, con la esperanza de recuperar runas perdidas de los herreros rúnicos legendarios de antaño. Estas búsquedas llevan a los herreros rúnicos maestros a lugares peligrosos como fortalezas en ruinas, guaridas de dragones, las profundidades de los bosques élficos y aún peor, pues con el paso de los siglos gran parte del territorio enano ha caído en manos de sus enemigos.

Un día en la vidaEditar

Los deberes de un Herrero Rúnico Maestro son muchos. Debe supervisar a los aprendices y a los adeptos, asegurándose de que continúan el curso adecuado en su formación, así como trabajar largas horas en sus propios proyectos, sabiendo que muy pocos tienen sus habilidades y que su trabajo puede ser lo único que permita a sus parientes contener al enemigo y proteger su hogar. Debe realizar las muchas tareas requeridas de un miembro experimentado y respetado de su comunidad, tareas que a veces lo alejan de su trabajo durante horas, días o incluso más.

Una buena parte de su habilidad no es solo tallar runas; también se trata de repartir su tiempo, asegurándose de que todos obtengan lo que necesitan de él y nada más. Sin embargo, en vista de todo esto, no es sorprendente que algunos Maestros decidan viajar durante una temporada en busca de conocimientos. A menudo estos "Maestro Aventureros" se convierten casi en leyendas, ya que explorarán los lugares más peligrosos, como las antiguas fortalezas enanas ahora infestadas de orcos, en su búsqueda del saber olvidado.

Hechos poco conocidosEditar

Aproximadamente una vez por generación, se realizará una llamada a todas las fortalezas y asentamientos enanos que anuncian un Gran Cónclave. Esto ocurre durante un raro período donde apenas hay conflictos, esto no significa que haya paz, simplemente que algunos años son más tranquilos que otros.

Los cónclaves, que tardan un año en planificarse por completo, convocan a un gran número de maestros y un puñado de Adeptos y aprendices muy selectos a una reunión de un mes en la que se comparte conocimientos, se saldan viejas deudas, y se dejan a un lado las diversas obligaciones y distracciones que mantenían a los maestros ocupados. Tales cónclaves se conciertan en el mayor de los secretos; nadie salvo los invitados saben de ellos. Si los enemigos de los enanos se enteraban de esto y atacaban con suficiente fuerza, podía ser devastador.

Se rumorea que los Herreros Rúnicos Maestros han aprendido a atar las trenzas de sus barbas en patrones rúnicos, haciéndolos impermeables al daño. Pocos se atreven a intentar demostrar esto, pero “Barbapétrea" es un apodo común para un Herrero Rúnico Maestro.

Fuentes Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.