FANDOM


Simbolo enano

La Hermandad del Recuerdo es una organización de enanos procedentes de la fortaleza de Karak-Hirn en las Montañas Negras.

Historia Editar

La Hermandad existe para recabar noticias sobre los Cristales de Poder. Se creó la primera vez que se separaron los cristales, en el 1550. Una facción de los sacerdotes de Valaya al servicio de Gotrek Rompeestrellas creía que los cristales habían sido creados en la Época de los Infortunios y predecía los acontecimientos que algún día se producirían para reunir los cristales, precipitando un desastre de proporciones aún mayores. La Hermandad fue creada para asegurar que siempre habría enanos vigilantes listos para entrar en acción si alguna vez alguien reunía los cristales.

Mientras las cuatro piedras permanecieran separadas, perdidas o desconocidas para el resto del mundo, la Hermandad se contenta con dejar que sigan así, ya que piensan que es más seguro, por lo que nunca han tratado de determinar la ubicación exacta de los cuatro artefactos. Sin embargo, ante cualquier signo de que los cristales están siendo utilizados o juntados, ellos harán todo lo posible para evitarlo.

Significado Editar

Ser un miembro de la Hermandad es cualquier cosa menos dedicación completa. Durante cuatro mil años sus iniciados han estado buscando signos que indiquen que los cristales han sido combinados, pero hasta hace muy poco no habían descubierto nada. La Hermandad se ha convertido en una especie de sociedad honorífica; los buenos guerreros y clérigos leales a la memoria de los Enanos Imperiales de Karak-Ungor son iniciados en la Hermandad con mucha pompa y ceremonias, como una recompensa a sus sobresalientes carreras.

Insignia Editar

El emblema de la Hermandad es un gran ojo. Bajo el ojo, representado con una mirada que nunca parpadea, hay cuatro símbolos más pequeños que aluden a cada uno de los cuatro elementos; una lengua de fuego, una pequeña ola de agua, un pequeño torbellino de viento y una piedra.

Liderazgo Editar

El líder de la Hermandad, Wacref el Evocador, es el único miembro que todavía confía en que la finalidad original del grupo se verá cumplida. Uno de los antepasados de Wacref perdió un brazo y gran parte de su barba en la explosión de las Piedras del Destino en Karaz-a-Karak. Para Wacref, mantener inactivos los cristales no es sólo vital para la civilización de los enanos, también es una cuestión de honor familiar. Los otros miembros de la Hermandad le ven como un personaje pintoresco, un poco loco aunque bien intencionado.

El único método efectivo para rastrear los cristales es la utilización de la magia y los enanos no destacan precisamente por sus habilidades mágicas. Aunque se sabe que en el pasado los sacerdotes de Valaya han tenido visiones relacionadas con los cristales, Wacref contrata de vez en cuando los servicios de varios videntes y oráculos no enanos para asegurarse de que los cristales siguen inactivos.

Actualidad Editar

Wacref mantiene una red de agentes a tiempo parcial entre los enanos del Imperio; mantienen sus oídos atentos antes cualquier rumor sobre los cristales mientras hacen su vida normal. Son estos informadores los que se enteraron de las obras de Kostenlos Umlaut y alertaron a Wacref de ello. Wacref envió a un segundo grupo de informadores para interrogar a Umlaut y posiblemente para eliminarlo, lo que alertó sin querer a los Caballeros del Fuego Frío de la presencia de los cristales.

Cuando los profetas contratados por Wacref empezaron a agitarse y temblar, mandó a un grupo de agentes hacia Las Cuevas con órdenes de matar a cualquiera que pudiera estar mínimamente relacionado con las Piedras del Destino. Este grupo, dirigido por Moera Golpecertero, se ha encaminado a Karak-Vagno estableciendo allí su campamento, a la espera de la gente que intente desentrañar los secretos de los cristales.

Miembros Conocidos Editar

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.