Lanceros Elfos Oscuros por Dave Gallagher.jpg

Los ejércitos de Elfos Oscuros se organizan en torno a un núcleo de guerreros sin ninguna piedad, entrenados para matar a lo largo de una vida entera de supervivencia en las calles retorcidas de las ciudades de Naggaroth. A la mayoría de ellos se les recluta, pero unos pocos se presentan voluntarios porque han visto algún modo de sacar provecho personal de la batalla. Se dividen, en función de su armamento, en Saetas Oscuras (ballesteros), Lanzas Siniestras (lanceros) y Espadas Marchitadoras (espadachines).

Historia[editar | editar código]

Ballesteros Elfos Oscuros por John Gravato.jpg

Los Elfos Oscuros son los descendientes de los valerosos guerreros que habitaron Nagarythe durante el reinado de Aenarion el Defensor. Fueron expulsados de las tierras élficas de Ulthuan hace muchos siglos, y actualmente residen vivan en las regiones nórdicas de Naggaroth, la yerma y hostil Tierra del Frío. Los Elfos Oscuros, o Druchii, como son denominados en la lengua de los Elfos, físicamente son casi idénticos a sus ancestrales enemigos, los Altos Elfos, aunque los Druchii tienen una piel extremadamente pálida. Son educados desde que nacen como soldados e incursores y aprenden desde su más tierna edad que solo tienen lo que pueden saquear. Aunque su desconfianza natural y su egoísmo ocasionalmente menoscaban su disciplina, a los Elfos Oscuros les une su amargura sincera y su aversión por el resto de criaturas.

Los regimientos de Elfos Oscuros son la espina dorsal de los ejércitos Druchii. Están compuestos de guerreros procedentes de la misma ciudad y, a menudo, de una misma y amplia familia. Muchos de ellos son mujeres, esposas y hermanas de los guerreros, hermosas pero letales, doncellas que luchan con la furia de demonios, así que es normal encontrar a hombres y mujeres luchando unos junto a otros. Estas formaciones suelen componerse poco antes de la batalla, ya que las intrigas políticas y los ascensos o ejecuciones repentinas impiden la formación de cualquier tipo de estructura formal del ejército. Los Elfos Oscuros suelen jurar su adhesión a un señor o casa gobernante particular y lucharán bajo el estandarte de su maestro, aunque éste vaya cambiando con el tiempo (algunos regimientos han cambiado su lealtad incluso en el transcurso de una batalla). Los comandantes del ejército inspiran una sensación de control, pero el liderazgo de los regimientos recae en miembros de la familia menores, normalmente hermanos más jóvenes o hermanos bastardos con muy poca relevancia en los círculos de poder.

Guerrero Elfo Oscuro por Gergely Fejervary Warhammer Mark of Chaos.jpg

Muchos Elfos Oscuros renuncian a las armas cuerpo a cuerpo y prefieren matar a distancia. Estos Saetas Oscuras se arman con una mortífera ballesta de repetición, armas alimentadas por un cargador que pueden lanzar una descarga mortal de virotes. Esta Arma se denominada Uraithen, cuya traducción literal significa “lluvia de muerte”. Se posicionan en la retaguardia desde donde disparan un aluvión de virotes de punta de hierro contra el enemigo mientras este se aproxima, o bien avanzan para debilitar la línea enemiga con una salva devastadora antes de que llegue la carga de los Elfos Oscuros. Aunque otros guerreros se mofan de ellos porque les disgusta el combate cuerpo a cuerpo, los Saetas Oscuras están orgullosos de su precisión y no son menos crueles que sus compañeros. No es raro que un Saeta Oscura renuncie a un disparo letal al ojo o al corazón si puede disparar al vientre u otro punto que, además de ser mortal, garantice que el enemgo pase sus últimos momentos en medio de una agonía atroz. En particular, la ballesta de repetición es el arma más comúnmente utilizada por los guerreros enviados a las guarniciones de las torres de defensa del norte, ya que resulta muy eficaz contra las armaduras ligeras de las tribus que tratan de invadir a los Elfos Oscuros procedentes de los Desiertos del Caos.

Los Lanzas Siniestras se ven como auténticos soldados, y desprecian a los Espadas Marchitadoras por bravucones no aptos para el verdadero rigor de la batalla. Han vertido sangre propia y ajena hasta aprender la fuerza de la disciplina, de un muro cerrado de escudos erizados de lanzas. Los regimientos de Lanzas Siniestras son bastiones sólidos en torno a los cuales un Príncipe Oscuro puede vertebrar su plan de batalla. El arma principal de estos soldados Elfos Oscuros es una lanza de hoja pesada denominada Drannach en el idioma Druchii, que quiere decir “la que atraviesa el cielo”. Mientras que otros guerreros más salvajes masacran enemigos aquí o allá, el papel de estos guerreros es defenderse frente a los contraataques enemigos que amenazan los flancos de otras formaciones, y proteger las máquinas de guerra y las tropas de proyectiles del ejército. Todos los Elfos son rápidos y los regimientos de Druchii pueden marchar con velocidad para controlar el terreno o responder al plan del general enemigo. Estas tropas con lanza proporcionan un grupo sólido de soldados que permite a los guerreros más inestables del ejército deambular libremente, matando a voluntad.

Imagen Guerreros Elfos Oscuro.jpg

Si la arrogancia de cualquier Elfo Oscuro ya es insoportable, los Espadas Marchitadoras llevan esa cualidad mucho más allá que cualquier otro Naggarothi. Cada uno se considera el mejor guerrero de su época, capaz de valérselas por sí solo y desdeñar el peligro. Los Espadas Marchitadoras no usan la lanza ni la ballesta de repetición, pues dicen que la primera es un arma de campesinos, y la segunda, de cobardes. Optan por elegantes espadas de duelista con las que atravesar la guardia del enemigo y rajarle la garganta o perforar su corazón.

Los ejércitos druchii suelen organizarlos normalmente los señores de Naggaroth, en algunos casos el propio Rey Brujo, raramente sin su permiso. Los nobles que reúnen grandes formaciones de tropas sin el permiso de Malekith despiertan las sospechas del Rey Brujo; estas fuerzas se organizan para un ataque específico o para reunir la tripulación necesaria para una incursión. Las flotas de los Elfos Oscuros navegan continuamente por el mundo para saquear los asentamientos de otras razas, robando sus tesoros y capturando a sus habitantes, a los que llevan de regreso a Naggaroth. El Rey Brujo también requiere un gran número de soldados Druchii para la guerra abierta que mantienen con los Altos Elfos de Ulthuan. Cuando luchan contra sus enemigos más odiados, los Elfos Oscuros solo se contentan con su total destrucción.

Miniaturas[editar | editar código]

Imágenes[editar | editar código]

Fuentes[editar | editar código]

  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (5ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.