Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Guardia 4ª Edición.jpg

"Tu trabajo es sencillo: mantener alejados a los indeseables."

Descripción de la profesión.

"Permanecí en el exterior del santuario durante treinta días y treinta noches, sin desfallecer. Nadie entró y nadie salió. Por supuesto, resultó que estaba montando guardia en la puerta equivocada."

Ernst Bluchard, ex guardia del Templo de Manann.

"¡Si no estás en la lista no entras!"

Guardia de Altdorf anónimo al Gran Teogonista en la coronación de Karl Franz I, apócrifo.

La mejor forma de mantener algo seguro es destacar un guardia. Hacer de guardia parece bastante sencillo, en general basta con estar en un lugar haciendo poca cosa. Los guardias viven y mueren (de forma bastante literal) según como se comportan durante ese único momento en el que se les requiere entrar en acción. Los mejores pueden ganar un buen salario y se les confía la vida de los personajes más importantes del Imperio y la custodia de los objetos más valiosos.

Hay guardias por todas partes, desde los del Palacio Imperial hasta los porteros que hay a las puertas de las tabernas toda la noche, para echar a la calle a los borrachos. También incluyen los Guardatumbas (los que defienden los Jardines de Morr en mitad de la noche de los ladrones de tumbas) y los guardias de los templos, que defienden los lugares sagrados y protegen a los sacerdotes importantes. Los mercaderes a menudo emplean muchos guardias para proteger su mercancía. Algunos afirman que los guardaespaldas son los que lo tienen mejor porque suelen permanecen cerca de sus estimados patrones y a menudo comparten una vida mucho mejor que la que su estatus normalmente les permitiría.

Los guardias pueden encontrar aventuras cuando lo que guardan se ve comprometido. Cualquier guardia que se precie querrá seguir e investigar a quienes le han dejado en ridículo, y devolver lo que estaba protegiendo a su legítimo propietario. Esto puede convertirse fácilmente en una aventura excitante. Muchos de quienes organizan expediciones requieren guardias para que los acompañen, y así compartir aventura, beneficios o una muerte prematura.

Imágenes[]

Fuente[]

Advertisement