FANDOM


Guantelete de hraklonesh

Este pesado guantelete está fabricado con delgadas bandas de una extraña piedra oscura similar al ojo de tigre, pero con colores que varían del verde oscuro, azul oscuro, negro y rojo profundo mientras la luz cambia. El guantelete está magníficamente construido, cada banda solapándose con la anterior, proporcionando una protección perfecta sin perder toda la movilidad. La superficie está tallada con runas alternadas con diminutas caras con bocas abiertas por completo de horror. El borde exterior de cada banda se curva hacia una desagradable púa, y las puntas de los dedos se estrechan hasta parecer garras ganchudas. Sobre los nudillos se extienden púas similares. Dentro, el guantelete está forrado de satén rojo pero una inspección más detallada detecta diminutos pinchazos por todas partes. Tocarlo suavemente revelará diminutas agujas muy afiladas tras el satín.

Al ponerse el guantelete, se lanzan pequeñas agujas y perforan la carne del usuario por todos lados. Su sangre activa el guantelete, uniéndolo permanentemente a su carne. Solo la muerte del portador o la pérdida de ese miembro pueden quitar el guantelete una vez se ha derramado la sangre. El guantelete incrementa la fuerza y resistencia de su propietario. El guantelete irradia un aura, similar a la Piedra de Disformidad, y la exposición continuada produce mutación.

El otro poder del guantelete reside en sus orígenes. Es un verdadero artefacto del Caos. Los demonios pueden usar el guantelete para poseer a su actual propietario, convirtiendo su carne en un portal viviente y transformándolo en su propia forma demoníaca. Sin embargo, primero el demonio debe localizar el guantelete y convencer al portador de entregarse voluntariamente al demonio - la coacción hace inútil el intento. Una vez que el propietario se ha entregado al demonio, solo ese demonio puede usarle como portal - incluso si intento inicial de cruzarlo falla, ningún otro demonio puede meterse y tomar el control. Por supuesto, un intento exitoso mata al portador del guantelete.

Historia Editar

Hraldonesh de las Fauces Extensibles era un demonio, un esbirro de Khorne, el Dios de la Sangre. Hace mucho tiempo, mientras el Imperio se recuperaba aún de su casi destrucción a manos de los Skaven, los adoradores de Khorne fueron capaces de abrir un portal a los Planos del Caos. Khorne envió a Hraldonesh para allanar el camino para la llegada del ejército demoníaco del Dios de la Sangre, y el demonio se puso a trabajar creando un cúmulo de violencia, sangre y destrucción.

Al final, los héroes de Ulric interceptaron el intento y lograron destruir al demonio. Hraklonesh fue destruido, no solo en cuerpo sino también en alma. De la carne y enseres del demonio solo sobrevivió el guantelete. El guantelete se abrió camino a hacia un Santuario de Ulric, donde se colocó como símbolo del poder del dios.

Diez años después, el templo fue arrasado por una banda de Goblins. Su jefe tomó el guantelete para él y saltó a la fama entre su pueblo como un gran guerrero. Afortunadamente, un par de Enanos Matagigantes le vencieron finalmente, y con la muerte del Goblin, el guantelete desapareció.

En los siguientes siglos, el guantelete pasó de un dueño a otro. Algunos se lo pusieron, otros lo exhibían, pero finalmente todos sucumbieron a su aura y encontraron finales violentos.

Finalmente el guantelete aterrizó en manos de un hombre llamado Derek Toller, un bandido de la peor calaña que robaba más como excusa para matar que por necesidad real de dinero. Con la ayuda del Guantelete se estableció como un rey bandido local, hasta que una noche alguien se deslizó en su fortaleza, lo degolló y le quitó el objeto de su mano muerta. El asesino era un diminuto Stirlandés llamado Werner Granult. Siguiendo las instrucciones del dios del Caos Slaanesh, Granult llevó el guantelete hacia los Reinos Fronterizos a la tumba de Karitamen. Cuando murió dentro de la tumba y se llevó su cadáver ante el Señor Liche, Karitamen reconoció el guantelete como un importante artefacto del Caos. Lo odió instantáneamente, pero eligió guardar el objeto cerca para evitar que volviera a caer en manos de los adoradores del Caos. Por supuesto, eso es exactamente lo que pretende Slaanesh.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.