Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Hombre Bestia Imagen 4ª Edición.jpg

El tipo de Hombre Bestia más común es el Gor. Son grandes, poderosos y numerosos, y conforman la espina dorsal de toda manada. Aunque su aspecto varía en gran medida, todos ellos combinan rasgos bestiales con humanos. Lo que diferencia a los Gors del resto de Hombres Bestia inferiores son sus cuernos. Los cuernos son el símbolo definitivo de prestigio y poder, y sus líderes siempre tienen los cuernos más grandes y espectaculares, y los untan con sangre, estiércol o tintes para atemorizar a sus enemigos.

Descripción[]

Los Gors forman la gran masa de las manadas de guerra de los Astados. Su apariencia varía, pero todos tienen en común rasgos bestiales y humanos. El rasgo típico de los ejércitos de Hombres Bestia y de la inmensa mayoría de Gors, es que tienen la cabeza y patas de una cabra y el torso de un hombre, aunque particularmente peludo y maloliente. Tienen colmillos de lobo con los que desgarran grandes trozos de carne de sus enemigos, y cuerpos musculosos y robustos (llenos de pulgas) bien adaptados para exteriorizar sus instintos primarios.

¡Carga! de John Moriarty Hombres Bestia Warhammer card game .jpg

Los Hombres Bestia más poderosos son llamados Gors. Su aspecto varía mucho más que entre los miembros de otras razas, pero todos combinan rasgos bestiales con humanos. El aspecto típico de un Hombre Bestia es el de un ser humano con cabeza y patas de cabra. Con todo, como criaturas del Caos que son, los Hombres Bestia suelen mostrar infinitas variaciones de esta forma típica, mostrando una gran variedad en sus anomalías y deformidades. Muchos tienen cuernos o cabeza de carnero o de mastín en lugar de cabra, mientras que otros pueden presentar mutaciones aún más espantosas que les salen de la cabeza. Se conocen casos de Hombres Bestia con cabeza de oveja, caballo o insecto, extremidades adicionales, ojos saltones, con varias colas o con casi cualquier alteración imaginable de la forma humanoide. En una sociedad tan caótica, la línea entre la mutación y el engendro del Caos es muy fina y suele traspasarse a menudo.

Un elemento que todos los verdaderos Hombres Bestia que se denominan a sí mismos Gors tienen en común son sus cuernos, ya que sin ellos no podrían considerarse verdaderos Gors. A los Hombres Bestia que poseen buenos cuernos y no sufren mutaciones se les llama “Cuerno Verdadero” o "Purogors" y estos son los más fuertes e inteligentes de todos los Hombres Bestia. Para estos, los cuernos son la verdadera marca de rango y poder y sus líderes son casi siempre aquellos que tienen las cornamentas más grandes y espectaculares. Antes de ir a la batalla, los Hombres Bestia se afilan los cuernos o los embadurnan con tintas toscas o sangre caliente para conseguir que su aspecto sea aún más salvaje y aterrador.

Imagen sabretooth hombres bestia.jpg

Enfrentarse a una horda de Gors es enfrentarse al caos y la anarquía. Pendencieros e indisciplinados, rebuznan, gritan y berrean en una cacofonía incesante que infunde temor en los corazones de los humanos. Sin embargo, los Gors son capaces de dirigirse al campo de batalla en formaciones más o menos ordenadas, un hecho que más de un general no ha llegado a comprender hasta que ha sido demasiado tarde. Los grupos de Gors errantes forman unidades que marchan bajo estandartes hechos con los pellejos desollados de sus enemigos, mientras que otros lucen los estandartes capturados de enemigos derrotados, ajados y manchados de sangre y estiércol. La sed de sangre de los Gors va acompañada de los sonidos átonos de sus toscas gaitas y cuernos, una burla deliberada de los toques de clarín de los músicos de los regimientos del Imperio.

Y a pesar de su apariencia de desorden, los Gors no son ajenos a la sutileza de las tácticas. Del mismo modo que las manadas de lobos, el ejército trata de rodear al enemigo de manera instintiva. Los grupos de Gors flanquean y acechan bajo la maleza, empleando sus sentidos animales en oler y rastrear a los regimientos enemigos. Los Gors no son especialmente sigilosos, pero pueden mantenerse ocultos tras los árboles. Pocos enemigos consiguen mantener el temple frente a una horda ensordecedora de intimidantes Gors, que les asalten emergiendo de los árboles, tras haber sorteado sin problemas los emplazamientos de las máquinas enemigas, flanqueando su disciplinada línea de batalla y cortando todas las rutas de escape de sus soldados.

Variedades[]

A los ojos temerosos del mundo, todos los Hombres Bestia parecen iguales: una indisciplinada marea de carne, pellejos y colmillos. En su ignorancia, la gente no puede distinguir las características que diferencian a unos de otros. Pero hay varios tipos de Hombres Bestia, fácilmente reconocibles por los de su propia raza.

Aunque los Gors se consideran una raza en sí mismos, al tratarse de criaturas del Caos son propensos a manifestar una amplia variedad de mutaciones. Algunos Gors tienen cabeza de insecto o incluso de caballo, multitud de extremidades, colas fustigantes y prácticamente cualquier otra combinación horrible. Con todo, cabe destacar tres categorías principales de Gors.

  • Bovigors - Los Bovigors son Gors con cuernos de ganado en la cabeza, e incluso pueden llegar a tener toda la cabeza de un toro o buey. Los Bovigors son sumamente competitivos y se consideran superiores al resto de los Gors. La mayoría no se esfuerzan en pensar demasiado, y prefieren resolver los problemas mediante su tremenda filena.
  • Caprigors - Los Caprigors son el tipo de Gors más comunes: poseen cuernos curvos o rectos en la cabeza, como los de una cabra o carnero. La mayoría de los Caprigors tienen toda la cabeza de cabra, en cuyo caso también tienen patas de cabra a juego.
  • Purogors - Los Hombres Bestia que tienen buenos cuernos y ninguna otra mutación reciben el nombre de Purogors. Los Purogors pueden tener piernas humanas o de cabra. Estos Hombres Bestia son poco comunes, y se cuentan entre los más inteligentes y fumes de toda su especie, por lo que casi siempre ostentan cargos de gran honor dentro de sus manadas.

Etimología[]

La palabra "Gor" tiene un curioso significado en el dialecto de Lengua Oscura que hablan los Hombres Bestia (la denominada Lengua de las Bestias). Esta palabra parece significar algo parecido a "Señor" o "Noble" en su lengua. Esto para las mentes de los Astados hace referencia a se ven a sí mismos como más superiores e importantes que los Hombres Bestia menores y otras bestias, que dentro de la tribu son dignos de ser temidos y respetados.

Miniaturas[]

Imágenes[]

Fuentes[]

Advertisement