FANDOM


Golfo por Pat Loboyko

"La noche todavía es joven, amigos. Aún faltan al menos tres o cuatro horas hasta el amanecer. ¿Qué deberíamos hacer?"

Golfo anónimo

Algunos jóvenes nacen con cierto encanto. No son necesariamente ricos pero saben cómo lucir la ropa, consiguiendo un buen aspecto, elegante aunque poco convencional. Son listos, rápidos, y peligrosos, como un gato joven y orgulloso de su propia velocidad y sus garras. Los Golfos no son ladrones, aunque pueden robar. No son duelistas, aunque pueden luchar en duelos. No son eruditos, aunque pueden ser cultos. Sin duda son jóvenes con estilo y gracia y con el don de encontrarse siempre en medio de todas las cosas. Un Golfo vive para la acción, para el entusiasmo, y su presencia tiende a alentar a otros. Puede ser un excelente aliado, un peligroso enemigo, o una breve distracción, pero una cosa es cierta; un Golfo es siempre memorable.

Un día en su vidaEditar

Los golfos no tienen una rutina diaria, aunque sí tienen hábitos cotidianos. Es decir, un golfo no tiene ocupación fija y no hace el mismo trabajo día a día, pero puede tener ciertos hábitos personales que permanecen fijos.

La mayoría de los golfos se levantan tarde; esta es, después de todo, una de las grandes ventajas de no tener un trabajo estable. Después de despertarse, siempre se lavan y acicalan ellos solos, pues una cosa de la que cada golfo (incluso los desaliñados) se enorgullece es de verse lo mejor posible. Una vez listo para el día, el golfo se lanza, a menudo, a su taberna favorita. Rompe el ayuno, saluda a amigos, escucha chismorreos y espera a ver como se desarrollará el día. Rara vez un golfo se queda inactivo por mucho tiempo; siempre sucede algo en algún lugar, y como no puede controlarse durante mucho tiempo, decide meterse en cualquier refriega que pueda encontrar.

Si nada se presenta con la suficiente rapidez, el golfo puede abandonar la taberna y salir a la calle, especialmente a mercados y bazares. Estos a menudo están llenos de actividad y pueden perderse en el frenesí de la misma, encontrando algo para entretenerlo. A menudo, un golfo selecciona a un visitante y ofrece sus servicios como guía, sabiendo que estos extraños son los blancos más probables para ladrones, matones y demás. Cualquiera que parezca perdido, confundido o asustado atrae la atención del golfo porque puede proporcionarle beneficios y actividad.

La mayoría de los golfos tienen varios lugares que frecuentan: una taberna en particular, una sección del bazar, un lugar en los muelles, una costurería o sastrería, y visitarán cada uno de esos lugares cada día, aunque solo sea para ver y ser visto. Al mismo tiempo, siempre están listos para divertirse en cualquier lugar, en cualquier momento, con cualquier persona, y en cualquier momento pueden dejar todos los planes anteriores e ir a otro bar o evento. Solo alguien que se encuentra en peligro inmediato es suficiente para mantener al golfo enfocado en los problemas actuales.

Los golfos a menudo se encuentran dormidos en la cama de otra persona, por lo que sus noches casi no entran en una rutina. Cuando no salen de fiesta y no entretienen a un acompañante, la mayoría de ellos se acuestan temprano y recuperan energías para lo que sea que les depare el siguiente día.

Hechos poco conocidosEditar

Muchos golfos, pero no todos, son nobles y tienen dinero. Estas personas a menudo viven bajo un nombre falso para evitar que sus hazañas avergüencen a su familia, o más probablemente para evitar que su familia les cierre el grifo.

Los golfos son amados y odiados, y a menudo por las mismas personas. Son encantadores, amistosos, temerarios y están ansiosos por ayudar, y cometen errores en asuntos de los que no saben nada, a menudo poniendo en peligro no solo a ellos sino a todos los que están cerca con su entusiasmo.

Los nobles ricos y jóvenes a menudo se disfrazan y se pavonean en las zonas más pobres y más rudas de una ciudad, buscando la emoción y el anonimato. Sin embargo, estos no son verdaderos golfos. Valoran demasiado sus propias pieles y piensan en el dinero con demasiada frecuencia. Un verdadero golfo está allí para la emoción y la aventura en primer lugar, y piensa poco en arriesgar su propio cuello si se involucra.

FuenteEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.