FANDOM


Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos

Warhammer Hombres Lagarto Cacique Kroak 8ª

Uno por uno, los restantes Slann volvieron a la conciencia. Se despertaron a lo largo de todo Lustria. Antes de escuchar el parloteo y chasqueo de garganta de sus chamanes eslizón o escuchar los informes de los ayudantes de más rango de su ciudad, cada mago sacerdote extendió su mente. A pesar de la distancia, la contaminación presente en el aire, y la extrañeza de los vientos de la magia, los Slann se estiraron y se pusieron en contacto mental los unos con los otros. Eran pequeñas motas de luz y orden en medio del creciente caos del mundo, sin embargo, se encontraron los unos a los otros.

Durante sus viajes mentales, cada Slann se dio cuenta de nuevos agujeros en la Red Geomántica, sintiendo profundamente el vacío de ese depósito. La ciudad de Tlaxtlan - con todos sus marcadores sagrados y pilones de las estrellas - había desaparecido. Había sido convertida en ruinas por el cometa de Tehenhauin. Cada uno sintió también los enlaces rotos de la cadena - los espacios vacíos en la red donde deberían haber encontrado la presencia tranquilizadora de otras mentes Slann. Esas conexiones estaban ahora en silencio, ya que muchos de su especie habían sido asesinados o infectados por los skaven, para no despertar nunca más. Fue un amanecer sombrío el que se levantó sobre Lustria.

Las penetrantes mentes Slann eran sutiles y aprendieron, capaces de desentrañar los significados de los vientos de la magia como ninguna otra raza de seres podría deducir. Los magos sacerdote localizaron rápidamente la presencia de un nuevo poder frío - una sensación que habían experimentado antes - ya que reconocieron desde lejos el regreso de Nagash. Sintieron la división de los ocho vientos de la magia y el anclaje de la magia de muerte en Sylvania. Sintieron los temblores que emanaban del Gran Vórtice. Todo estaba contaminado por la presencia empalagosa de las energías del Caos. El mundo estaba ensombrecido también por lo invisible, la atracción innegable proveniente de la luna del Caos. Estaba más cerca que nunca.

En su viaje mental, los Slann flotaron sobre Xahutec. La grieta en la realidad de la Ciudad de los Ecos estaba extrañamente calmada. Por primera vez en muchos años, no brotaban demonios del desgarro en la realidad del mundo. Era peligroso para las conciencias espirituales de los Slann contemplar ese lugar maldito demasiado tiempo. Lo que vivía al otro lado del velo podía verlos; la fría lógica de la presencia de los Slann brillaba como un faro para los que estaban en ese reino de deseos insaciables y arremolinadas emociones. En el pasado, los poderes oscuros habían tratado de atrapar a los Slann, bloqueando sus ágiles mentes en las laberínticas trampas confundiendo sus pensamientos. Ahora, sin embargo, no había ninguna señal de esta vieja amenaza, salvo un persistente eco que todavía perturbaba a los Slann.

Desde el límite de la percepción llegaba un lejano ruido, como un trueno en el horizonte. Era un sonido sobrenatural, como la risa burlona de los dioses oscuros.

Batalla de las Brumas de Xlanhuapec
Contendientes | Batalla | La Siguiente Etapa del Asedio | Malas Noticias | Tras la Batalla de las Brumas de Xlanhuapec | Cómo Informar al Consejo | Funesto Despertar

Fuente Editar

  • The End Times IV - Thanquol
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.