FANDOM


Fanático profesión

"Oh, grande y poderoso Sigmar, ¿por qué me has desamparado? Muéstrame la luz para que pueda encontrar el arrepentimiento. Muéstrame el camino por el que puedo caminar contigo. ¡Muéstrame la verdad para que pueda dedicarme a ti! ¡Mi vida por ti, oh Sigmar, mi vida por ti!"

Fanático anónimo

Los Fanáticos lo han perdido todo. Tal vez sus familiares fueron asesinados por los hombres bestia, o los orcos saquearon sus aldeas. O quizás unos Mercaderes confabularon para destruir su negocio, o unos nobles poderosos se llevaron a sus hijas. Sea cual sea la causa, a estos hombres y mujeres no les queda nada más que la religión. Han hallado consuelo en los airados sermones de los Sacerdotes Guerreros de Sigmar o Ulric. Ahora vagan por el Imperio vestidos con andrajos, ansiosos por castigar duramente a los secuaces del mal y del Caos. Buscan la redención mediante la sangre, ya sea la suya propia o la de sus enemigos. Puede que no estén tan bien entrenados como los soldados, pero cuentan con la llama de su fe, y desde luego ésta es una poderosa arma.

3ª Ed. Editar

Fanático tercera edición de rol
La vida en el Imperio es brutal y está llena de historias sobre fuerzas sobrenaturales y enemigos merodeadores que lo amenazan. Estas son historias de bárbaros pielesverdes que asaltaron pueblos en busca de saqueo y esclavos, o rumores de hombres parecidos a ratas que infestan cavernas y alcantarillas. En años de mala cosecha, muchas personas pasan hambre y las epidemias se propagan rápidamente en las calles sucias y abarrotadas. Lo más perturbador es que cada año nacen más niños con las marcas de Caos, mutantes horribles que deben ser quemados.

No sorprende saber que muchas personas que se enfrentan con tal temor y confusión buscan la guía espiritual para dar sentido al mundo y darle un sentido a sus vidas. Sin embargo, los dioses del Viejo Mundo forman un panteón caprichoso y remoto, y solo parecen hablar con unos pocos seguidores elegidos. Los fanáticos vagan por el Imperio, desesperados en la búsqueda de respuestas espirituales. Llaman a los dioses para que los guíen y predican a las personas que conocen sobre la llegada del fin de los tiempos. Advierten contra los múltiples peligros que asolan el Imperio y la terrible coste del pecado. Estos fanáticos normalmente viven una vida simple de ascetismo. Algunos mortifican su carne o emprenden austeridades largas y extrañas con la esperanza de obtener el favor de uno o dos dioses. Otros toman un enfoque un poco más fresco a su fe. En lugar de hacerse daño a sí mismos, buscan a los enemigos de la civilización y se unen a los séquitos de cazadores de brujas que rastrean el Imperio en busca de herejes, demonios, brujos y mutantes.

Muchos de estos fanáticos viajeros se encuentran aislados, mientras que otros se cansan de sus restricciones autoimpuestas y su abstinencia. Tales fanáticos a veces toman una vida de aventura, disfrutando de la oportunidad de oponerse directamente a sus enemigos.

OrganizacionesEditar

Fanáticos conocidosEditar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.