FANDOM


Tierras yermas

Imagen ilustrativa

Al norte de la gran cadena montañosa conocida como las Montañas de los Lamentos, al este de Norsca, hasta el mismo final de la lejana Catai, se extiende una gran llanura conocida como las Estepas Orientales, también conocidas como las Grandes Estepas o las Estepas Interminables.

Descripción Editar

Las Estepas Orientales son planicies masivas azotadas por el viento se extienden a lo largo de leguas y leguas, con extensiones interminables de pastizales secos y sin apenas árboles. De hecho, toda la tierra del Imperio encajaría muchas veces dentro de este territorio. Esta región carece de cualquier forma de civilización; formada por kilómetros de praderas vacías salpicadas por los ocasionales árboles achaparrados o monolitos negros erigidos para conmemorar la muerte de un gran paladín del Caos.

Las Estepas Orientales limitan al norte con unos páramos helados cercanos a los Desiertos del Caos, con un vasto e inhóspito desierto al sur, y con las poderosas tierras de Catai en el lejano oriente. Aunque este territorio es el hogar de muchas tribus de una gran variedad de especies, las Estepas Orientales son célebres por encima de todo debido a los bárbaros humanos y a la raza de Pieles Verdes conocidos como los Hobgoblins. Esta tierra es el hogar de incontratables tribus de bárbaros, tales como los Khazags, Dolgans, Hastlings, Tokmars, Kuls y otros, pertenecientes a la raza de los Kurgan, que los son maestros indiscutibles de las tierras de norte. Más al este se encuentran varias tribus pertenecientes al pueblo de los Hung. Vagan por las Estepas Orientales, siguiendo a su pueblo y librando guerras contra las tribus rivales, o realizando incursiones contra los reinos más civilizados del sur.

Debido a su cercanía con los Desiertos del Norte, la presencia del Caos está muy presente en la Estepas Orientales, y cuando la influencia del caos se extiende hacia el sur, arrastra consigo demonios, bestias mutadas y las tribus más salvajes, que vagan por estas tierras sin oposición. Fue una de estas expansiones la que forzó a las tribus gospodares de las estepas a moverse al oeste a través de las Montañas del Fin del Mundo alrededor del año 1500 CI, llegando al Viejo Mundo, donde forjaron su propio reino, Kislev. Del mismo modo, el acoso de las tribus bárbaras y de los ogros obligó a los Turjuk a abandonar sus tierras, recorriendo un largo trecho hasta asentarse en los desiertos de Arabia.

Tras la tribus humanas, se encuentra el reino los Hobgoblins, los cuales tienen su propio reino gobernado por el legendario y despótico Hobgobla Khan, quien gobierna posiblemente el mayor imperio del mundo a través de sus ejércitos formados por miles de millares de jinetes de lobo. Los Hobgoblins han aprendido muchos habilidades inusuales en las Grandes Estepas. Los Hobgoblins parecen haber resistido los efectos completos del poder mutágeno que la exposición al Caos puede conllevar, y se rumorea que sus chamanes son capaces de atar a los demonios del viento que bajan desde el norte. Muchos otros seres y bestias habitan esta tierra, como los Centauros, pero dada su inmensa extensión y sus crecientes peligros, pocos han sido capaces de recorrer las infinitas llanuras.

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Corrupción (2ª Ed. Rol).
  • Black Library: Liber Chaotica.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.