Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Esclavoskave.jpg

El Imperio Subterráneo se mantiene gracias al esfuerzo de los esclavos, la clase más baja de la sociedad Skaven, que desempeña todo tipo de tareas menores incluyendo el trabajo en las minas y la producción de alimentos, y que en épocas de necesidad incluso se convierte en el propio alimento de otros Skavens.

La mayoría de Esclavos Skavens nacen como tales, aunque sus filas aumentan cuando los clanes rivales son capturados durante las guerras intestinas típicas de los hombres rata. A veces incluso las criaturas de otras razas (principalmente Goblins y Humanos) se convierten en Esclavos Skavens, aunque no suelen durar mucho tiempo bajo los látigos de sus amos. La vida de un esclavo en el Imperio Subterráneo está dedicada a la minería, a construir túneles y a la producción de alimentos, además de apoyar a los Guerreros Skaven en batalla.

Descripción[]

Esclavos skavens con alabardas por Dimitri Bielak.jpg

La vida de un Esclavo Skaven es cruel, pero por suerte para ellos también es corta. La comida es tan escasa que el canibalismo se ha convertido en una forma de vida para ellos, y cada nuevo día es una batalla por la supervivencia. Un esclavo con una herida mínima, una cojera o un simple ojo infectado será marcado por el resto de su grupo (normalmente estas dolencias suelen intentar ocultarse, pero resulta imposible engañar el sentido del olfato de los Skavens). Los tullidos son rápidamente devorados por la famélica horda.

La mayoría de los esclavos utilizados por los Skavens en la guerra son de su propia especie, ya que otras razas pueden intentar escapar o incluso rebelarse contra sus amos Skavens en mitad de la batalla. La función de los Esclavos en una batalla es en primer lugar desmoralizar al enemigo al aumentar el tamaño total del ejército. En segundo lugar, los Esclavos Skavens se usan en masa para absorber el fuego de proyectil enemigo y trabar en combate a los oponentes poderosos, de modo que para cuando los Esclavos Skaven hayan sido derrotados, el resto del ejército Skaven ya habrá caído sobre ellos.

La táctica común de un Señor de la Guerra es fustigar a los Esclavos Skavens para obligarlos a atacar. Muchos son aniquilados, pero la pérdida es aceptable si absorben la mayor parte de los disparos de flechas, o si logran agotar al enemigo de cara al siguiente ataque. Los mejores Esclavos Skavens incluso llegan a matar a unos cuantos adversarios, aunque esto se considera un extra con el que no se cuenta. Algunos Esclavos Skavens usan hondas para atacar a distancia, mientras que los más afortunados logran saquear lanzas o escudos para usar en la batalla.

Esclavos Skaven por Lucas Hardi.jpg

No es del todo insólito que los Esclavos Skavens sobrevivan a una batalla, aunque esto sea de hecho poco práctico para las madrigueras más superpobladas. En tiempos de necesidad, los esclavos más audaces pueden tener una oportunidad de convertirse en Guerreros de Clan. En cambio, los Skavens no tienen piedad con los esclavos que se desmoralizan en batalla: los que no mueren a manos del enemigo lo hacen pisoteados por las oleadas de guerreros de su propio bando. Suele decirse que el Esclavo Skaven más peligroso es el que corre, porque puede darse la vuelta para luchar en cualquier momento.

Un Día en la Vida de un Esclavo[]

Una hora antes del amanecer, los capataces despiertan a los esclavos. Los que tardan demasiado en levantarse o los desgraciados elegidos para ello, son quemados vivos, despedazados o utilizados como alimento para las Ratas Ogro, como ejemplo para los otros.

Al amanecer, los esclavos son enviados a trabajar a las minas o a los túneles del Imperio Subterráneo. Los Goblins, los humanos y los Skavens trabajan juntos durante el resto de sus vidas, que rara vez dura más de un año después de su captura. Los esclavos son obligados a trabajar dieciséis horas antes de que llegue la hora de comer.

Cualquier esclavo que haya sido castigado durante este periodo de trabajo estará incluido en la dieta de los esclavos, ya que es una buena forma de ahorrar comida para los Skavens de rango superior.

Esclavo Skaven warhammer Mark of Chaos.jpg

Aproximadamente un cinco por ciento de los esclavos muere en el periodo de alimentación, ya que nunca hay suficiente comida para todos y deben luchar por ella. Los capataces Skavens disfrutan viendo los brutales combates y apostando por los esclavos fuertes y sanos. En consecuencia, los que mueren son devorados, y eso elimina a los débiles, dejando a los más fuertes para que continúen trabajando.

Después de una hora para comer y descansar; los esclavos vuelven al trabajo, con la excepción de los esclavos que demostraron ser los más fuertes. Estos desgraciados son utilizados en las sesiones de entrenamiento de los Guerreros Alimaña, y en general son despedazados en poco tiempo. Esto impide que los esclavos especialmente fuertes causen problemas más adelante.

Unas tres horas antes del amanecer, los esclavos son encadenados entre sí por cientos, y duermen sobre el suelo de las minas o túneles en los que trabajan. Este es el momento en el que los esclavos luchan entre ellos, cuando los odios raciales resurgen. Mientras los desesperadamente hambrientos intentan alimentarse de los débiles, los desesperadamente cansados intentan dormir con los ojos abiertos.

Miniaturas[]

Imágenes[]

Fuentes[]

  • Ejércitos Warhammer: Skavens (7ª Edición), pág. 36.
  • White Dwarf 47, págs. 8-9.
Advertisement