FANDOM


Gisela Saaur Medicina

Las Enfermedades, plagas y demás pestilencias son el pan de cada día en el Viejo Mundo, un lugar bastante insalubre. La ciencia de la medicina está todavía poco desarrollada, y pocas comunidades tienen la suerte de disponer de medidas de salud pública de algún valor. Las ratas son más numerosas que las personas en muchos pueblos, y hay otros focos de enfermedad como depósitos de agua contaminados, cloacas al aire libre y comida mal conservada. Terribles plagas y epidemias pueden barrer áreas enteras.

La enfermedades afectan a casi todas la razas del mundo, si bien algunas son mucho más resistentes que otras. La raza de los humanos es especialmente vulnerable a la enfermedad, y entre ellos, es el pueblo llano el que más suele sufrir los brotes y epidemias de diversos tipos. Algunos confían en que Shallya sane sus males, mientras que otros prefieren depositar su confianza en doctores y curanderos. Sea cual sea el caso, los viejos, los jóvenes, los plebeyos indigentes y los desafortunados son víctimas frecuentes de las enfermedades.

Algunas enfermedades están muy extendidas por el mundo, mientras que otras son endémicas y no pueden encontrarse en ninguna otra parte. Algunas son de origen natural, pero las más contagiosas y devastadoras son aquellas creadas por medios mágicos y antinaturales, ya sean las armas biológicas del Clan Pestilens o los abundantes "regalos" del propio dios Nurgle.

DescripciónEditar

Ciudad asolada por Lee Carter

La peste y la pestilencia han arrasado el mundo en una ola tras otra desde mucho antes de la época de Sigmar. Si un nuevo brote afecta a la gente, el ganado, los cultivos o los tres a la vez, trae muerte y sufrimiento y puede tener un impacto de largo alcance sobre el bienestar y la prosperidad de los pueblos del continente.

En el Imperio hay innumerables rumores sobre enfermedades que atraviesan el Mar Meridional en naves de Arabia, llegados a las orillas norteñas en destartalados barcos de plaga, traídos a través de las montañas por las caravanas comerciales, llevados a través de los bosques por los hombres bestia, o que surgen de la nada dentro en las grandes ciudades.

La epidemia más famosa y severa fue conocida como la Plaga Negra. Acontecido hace varios siglos, la plaga arrasó ciudades y pueblos enteros, y acabó con la vida de tanta gente que muchos quedaron insepultos, o fueron amontonados en fosas comunes de víctimas de la enfermedad. Se necesitaron cientos de años para que el Viejo Mundo se recuperara, pero sus consecuencias aún se pueden sentir hoy, hasta el punto que las mismas palabras “Plaga Negra” despierta el miedo en la gente. Todavía existen aldeas arrasadas, donde toda la población fue azotada por la peste, cuyas ruinas han sido reclamadas por los bosques desde hace mucho tiempo, y todavía no han sido descubiertas.

Warhammer enfermedad

Hoy en día, las ciudades son los lugares donde más a menudo se teme a la enfermedad. La suciedad y las muchedumbres parecen ayudar misteriosamente a que las enfermedades se propaguen. Los brotes ocurren esporádicamente, potencialmente diezmando la población de una sola ciudad antes de desaparecer. En el año 2300 C.I, hubo informes de que toda la ciudad de Mousillon en Bretonia fue virtualmente destruida por un brote de Viruela Roja. Algunos médicos temen que sólo sea cuestión de tiempo antes de que algo parecido golpee una ciudad imperial.

Debido a la posibilidad de catástrofe absoluta a causa de una epidemia, algunas de las mentes más agudas del Viejo Mundo han trabajado mucho para prepararse para lo peor. Los cultos de Verena y Shallya han trabajado estrechamente con este propósito, tratando de descubrir nuevas curas y técnicas. Este es ciertamente un momento emocionante en la historia para el progreso en tal investigación.

Se han planteado todo tipo de teorías sobre la naturaleza de las enfermedades, su causa y cómo se propagan. La popular teoría miasmática propone que muchas enfermedades se transmiten por malos olores. El culto de Shallya tiende a personificar la fuente de toda enfermedad, nombrando al Dios Oscuro Nurgle como la fuerza detrás de todo contagio.

Libro de medicina por Tony Parker

Otras teorías afirman que la enfermedad es simplemente una debilidad de la mente o del espíritu y que una actitud positiva y un sentido de la moralidad mantendrán a uno a salvo. Otros afirman que las enfermedades son el resultado de la alineación de los cuerpos celestes y que los astrólogos deberían pronto ser capaces de predecir cualquier brote y tal vez incluso encontrar curas. Algunos dicen que todas las enfermedades se propagan a través de los gatos.

Lo que generalmente se acepta entre los eruditos es que las enfermedades pueden pasar de persona a persona por contacto. Esto significa que los sospechosos de estar infectados, o incluso de estar en contacto reciente con una persona enferma, podría ser evitado. Se les podría negar la entrada a las ciudades, o tal vez ser golpeados o perseguidos. En algunos casos extremos, una persona enferma y su familia pueden incluso ser encerrados en su casa y abandonados a morir, ya sea por la enfermedad o el hambre.

Procesiones de NurgleEditar

Flagelantes enfermos por Martin McKenna

Los enfermos no son bienvenidos donde quiera que vayan. Un guardia de ojos afilados puede rechazarles la entrada a la ciudad, y los aldeanos cierran sus puertas a los extraños que parecen enfermos, por buenas razones. Grupos de personas enfermas podrían ser expulsados de una ciudad, antes de que un brote pueda tomar fuerza, por el bien del resto de ciudadanos. Y muchas víctimas de la enfermedad son abandonadas para que mueran en los bosques.

Pero algunos sobreviven. Desechados por la sociedad, vagan, rogando y robando y rapiñando lo qué pueden, resentidos por el rechazo que sufren mientras aceptan sus aflicciones. Estos vagabundos se reúnen con otros en situación similar y pronto nace una comunidad: una caravana de carros que se desplazan de pueblo en pueblo, temidos por la gente normal, haciendo lo mejor que pueden, incluso regodeándose en su situación.

Cultista de Nurgle por Dave Nash

Este es el primer caldo de cultivo para los seguidores de Nurgle. El pueblo sólo encuentra socorro en su devoción y sentido sólo en sus enseñanzas, pues todos los demás dioses los han abandonado. A menudo son acompañados por demonios de Nurgle en sus procesiones, aborreciendo abiertamente las leyes del Imperio. Pocos son lo suficientemente valientes como para interponerse en su camino. Incluso algunos cazadores de brujas dejarán a esta gente a su declive inexorable a menos que puedan reunir la fuerza y los recursos para purgarlos con espada y fuego. Desafortunadamente, estas víctimas encuentran vitalidad en su mortalidad, y las dulces y enfermizas bendiciones de Nurgle les dan la voluntad para continuar.

Pero hay algo aún más extraño en las procesiones de Nurgle. Se dice que, cuando Morrslieb está en lo alto del cielo nocturno, los ciudadanos, en lugar de verlos como una procesión de enfermos patéticos en andrajosos vagones tirados por bestias demacradas, los ven aproximarse como si fueran un carnaval alegre y jovial de artistas y comediantes. Al ver a los bailarines y músicos saltando llenos de alegría, abren las puertas del pueblo, y la procesión entra en su interior.

Luchando contra la enfermedadEditar

ShallyanosEditar

Shallyana con enfermos Shallya
A pesar de los recientes progresos médicos en universidades y cirugías en todo el Viejo Mundo, parece que los médicos y doctores del continente están luchando una batalla perdida. La enfermedad puede atacar en cualquier momento, matando a miles, diezmando ciudades, causando desesperación y trastornos, y debilitando a las naciones del Viejo Mundo.

Cuando surge un brote de enfermedad, los miembros del culto de Shallya reacciona rapidamente. Van a las áreas afectadas por la enfermedad sin miedo alguno para atender a los afectados y aprender lo que puedan sobre la enfermedad, con la esperanza de encontrar la base para una cura en medio de la infección. Suelen ir acompañados por los solemnes seguidores de Morr, que no tienen ningún interés particular en la propia enfermedad, sino una necesidad de cerciorarse de los muertos puedan descansar en paz.

Los sacerdotes que trabajan en áreas donde se ha reportado un brote a menudo emplean batas, guantes y sombreros grandes con alas anchas para protegerse de la enfermedad. Pueden usar gruesas máscaras de cuero equipadas con gafas de vidrio especiales. La máscara tiene un hocico pronunciado o pico que a menudo contiene cebollas o hierbas para combatir la enfermedad y proteger al portador. Huelga decir que esto sería una vista muy imponente, y esta imagen se asocia con la enfermedad y la muerte a través del Viejo Mundo. En lugar de verse como un signo de salvación o esperanza, en algunos casos desafortunados, la visión de un Shallyano vestido con tal vestimenta ha sido vista como un presagio de grandes desgracias y muertes, pues la gente sabe que las cosas son verdaderamente terribles.

El Culto de Shallya crea y apoya muchos hospicios y sanatorios en todo el Viejo Mundo. Allí cuidan a los dolientes hasta que mueren o se recuperan, y el culto intenta aprender de ellos. Hay una gran demanda de estos servicio, especialmente en las ciudades.

SigmaritasEditar

Artwork.warhammer-online-age-of-reckoning Sacerdote Guerrero

El Culto de Sigmar puede utilizar su autoridad para asegurarse de que un brote de enfermedad se contenga tanto como sea posible. Pueden evitar que los ciudadanos sospechosos de estar enfermos se desplacen, o detenerlos hasta que un médico o una Shallyana puedan inspeccionarlos adecuadamente. A veces esto ha llevado a la contención de aldeas enteras. Incluso si un solo aldeano es sospechoso de haber contraído una de las enfermedades más temidas, como la Plaga Negra o la Viruela Roja, el pueblo entero puede terminar completamente incomunicación.

En circunstancias tan nefastas, se pide a las tropas que se aseguren de que nadie abandone la aldea, y si alguien desea entrar en ella, no se les permite salir de nuevo. Eventualmente, este cerco contra la enfermedad se levantará, y a veces incluso si hay supervivientes. Los Shallyanos a menudo entran en una aldea en cuarentena, confiando en la diosa para protegerlos mientras tratan de socorrer a los sufridos aldeanos.

Doctores y MatasanosEditar

Medicina Imperio médicos por Tony Parker

Como es el hogar de muchas dolencias y enfermedades, el Viejo Mundo también es el hogar de un buen número de personas que dicen ser capaces de curar, por una cuota. Los doctores y los galenos están presentes en cualquier asentamiento grande, afirmando poseer un acercamiento estudiado y metódico sobre la curación de enfermedades. Ofrecen las últimas ideas, teorías y una selección de nuevos medicamentos.

En los pueblos y aldeas hay sabios que proclaman poseer el conocimiento de generaciones de remedios probados y fiables. Es posible que no sepan por qué funciona, pero saben que funcionan. Hay vendedores ambulantes con botellas de Cura-Todo, dudosos médicos cualificados con una afición a las sanguijuelas, vendedores ambulantes con violentos purgantes, honestos charlatanes con costosas panaceas, autoproclamados magos con elixires dorados y humildes ancianas con simples consejos aprendidos de sus madres.

Con tal variedad de remedios para los males que afligen en el Viejo Mundo, puede ser difícil saber cual elegir

Listado de EnfermedadesEditar

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Liber Infectus (3ª Ed. Rol)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.