Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Embajador por Pat Loboyko.jpg

"Luchar por las tierras de uno es un privilegio. Hablar por ellas es un honor."

Embajador anónimo

Con el derecho otorgado de hablar en nombre de su soberano, los Embajadores pueden manejar mucho poder en diversas capitales nacionales y provinciales del Viejo Mundo.

En Kislev, los embajadores trabajan incansablemente desde sus bien protegidas embajadas, atentos a hacer lo que sea necesario para tratar de agradar a la Reina de Hielo. Mientras que algunos embajadores son escogidos por su exquisito tacto y capacidad de agasajar rivales y aliados del mismo modo con cuidadas y escogidas palabras y obsequios, otros pueden ser seleccionados por sus mentes preclaras, entendiendo de redes de contactos, o por su innegable carisma. Cualquiera que sea su talento individual, todos los embajadores son de noble cuna, pues la Zarina nunca se dignaría a reunirse con un campesino extranjero.

Un hogar seguro y lejano[]

Cualquier embajador dirá, en su propio idioma nativo, que "al poner tu vida en manos de los extranjeros con los que tratas, estás poniendo tu cabeza bajo el hacha del verdugo". Por lo tanto, cualquier edificio designado como embajada debe ser totalmente seguro para los dignatarios que residen en el. No importa en que lugar del Viejo Mundo este, hay una serie de factores que entran en la designación de un edificio como "embajada"

  • Es uno de los edificios de mayor calidad en su asentamiento.
  • Ser seguro, con guardias en cada salida visible y defensas externas (como muros o verjas).
  • Tiene más de una entrada/salida, aunque sólo la principal debe ser visible
  • Hay por lo menos ocho guardias en las embajadas para cada embajador, además de su guardia personal.
  • Ser lo suficientemente grande como para acomodar confortablemente a varios embajadores y sus comitivas sin necesidad de atestarlo.
  • Las cocinas y los cuartos de los sirvientes se examinan rutinariamente, y cocinar se hace bajo el ojo vigilante de los guardias, para desalentar cualquier intento de envenenamiento.

Personalidades[]

Fuentes[]