FANDOM


Heredero al Trono de Tiranoc

Elodhir fue el hijo primogénito de Bel Shanaar y como tal, futuro Príncipe Regente de Tiranoc. Es descrito como un elfo bajo y joven cuyo parecido con su padre saltaba a la vista.

Elodhir era afín a Imrik y apoyaba la mano dura contra las sectas. Quería aplicar la ley con determinación implacable, aunque algunos lo juzgaban severo, así como buscar a los cabecillas de las sectas para arrestarlos e interrogarlos, siendo consciente del peligro que los Cultos del Exceso representaban para Ulthuan. Elodhir era incondicionalmente leal a su padre Bel Shanaar. Estuvo presente durante el juicio a Morathi en la corte del Rey Fénix.

Cuando en el 1668, Bel Shanaar convocó un consejo de príncipes en la Isla de la Llama, Elodhir se dirigió al este con un contingente de caballeros de Tiranoc y el Heraldo Carathril para preparar el Templo de Asuryan para la llegada de su padre. Se dirigieron al este atravesando las Montañas Annulii sin problema por el Paso del Águila. Tras seis días de marcha se encontraron con Finudel y su séquito, justo al sur de Tor Elyr, la capital de su reino, en el extremo oriental del paso. Hicieron juntos las dos jornadas de viaje hasta Atreal Anor, y una vez allí embarcaron en naves distintas. Finudel y Elodhir surcaron las aguas del Mar Crepuscular, su ruta en dirección sureste los mantuvo alejados de la Isla de los Muertos. En vez de pasar junto a la isla infortunada, atravesaron el Estrecho de Cal Edras, entre Anel Edras y Anel Khabyr, las dos islas más alejadas de la costa del archipiélago que se extiende formando una curva desde Caledor hasta la Isla de los Muertos. Una vez cruzado el Cal Edras los barcos de Finudel y Elodhir, y Carathril se separaron.

Elodhir fue de gran importancia para calmar a los príncipes el día señalado del consejo, disculpándose por el retraso de su padre y suplicando a los príncipes que esperarán pues lo que su padre debía decir sería muy provechoso para ellos. Cuando la tarde estaba ya avanzada y el crepúsculo próximo, Malekith llegó a la Isla de la Llama a bordo del Indraugnir con su séquito y sus caballeros de Anlec. El príncipe Malekith informó al consejo de la muerte de Bel Shanaar ante la incredulidad y consternación de los príncipes y la negación de Elodhir, quién cuestionó a Malekith por la muerte de su padre, quien se defendió afirmando que como ocurrió con su madre Morathi la corrupción de las sectas había alcanzado las cotas más altas de poder y había desenmascarado al Rey Fénix como miembro de los cultos.

Afirmando que alertado por traidores en el séquito naggarothi de Malekith prefirió suicidarse antes de ser confrontado en persona en sus aposentos por Malekith para evitar la vergüenza de una investigación y llevarse con él a la tumba sus conocimientos de las sectas. Elodhir no pudo creer las palabras de Malekith pues conocía bien a su padre, y cuando se propuso la elección de un nuevo Rey Fénix, propuso aplazar la decisión para discutirlo con más detenimiento cuando todos los príncipes estuvieran presentes y se hubiera esclarecido la muerte de su padre.

Enfurecido Malekith pronunció un discurso apasionado cargado de ira y frustración, permitiendo que el Sumo Sacerdote de Asuryan descubriera que portaba una espada en la cintura al correrse la la capa mientras movía hacia atrás los brazos. Con sus intenciones expuestas, Malekith decidió que el tiempo de palabras había terminado y empuñó Avanuir. Elodhir se abalanzó sobre las mesas intentando acercarse a Malekith al grito de traidor pero fue interceptado por Bathinair; un Príncipe de Yvresse leal a Malekith, ambos cayeron rodando al suelo entre las togas y las alfombras. Elodhir consiguió librarse de Bathinair con un puñetazo arrojándolo lejos de él pero este se recobró y cogió una daga curva entre los pliegues de su toga del tamaño de un dedo con la que rebanó la garganta de Elodhir.

Fuente Editar

  • La Secesión: Malekith
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.