FANDOM


Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos

Thanquol señor de las alimañas desastre karak kadrin
El vidente gris Thanquol estaba situado profundamente en las alcantarillas de Nuln, y estaba muy desesperado. Su sueño de conseguir una victoria gloriosa parecía imposiblemente distante. Los planes para capturar la ciudad de los hombres-cosa estaban fallando. No era la primera vez que lo culpaban. El Consejo de los Trece lo había dejado muy claro: la misión tendría éxito, o se cortarían cabezas.

Aunque sus últimos esfuerzos habían terminado en desastre, una vez más el hechicero de piel blanca intentaba cortar el velo entre los reinos. Una vez más, intentó invocar a un Señor de las Alimañas...

...y una vez más Thanquol falló. Esta vez, al menos, no lo había hecho con las mismas desastrosas consecuencias que su intento anterior. Azotando la cola, el vidente gris se paseó entre los toscos símbolos tallados en el suelo de piedra, con los pequeños huecos rellenos de riachuelos de sangre.

Fue entonces cuando Thanquol percibió una mano oscura que salía de la oscuridad. Sus garras destrozaron la realidad con un chillido que le hizo sentir dolor por toda la columna vertebral. La enorme mano levantó a Thanquol en posición vertical, colgándolo boca abajo mientras su dueño salía de un abismo negro de sombras.

Thanquol no pudo hacer otra cosa que chillar en asombro con los ojos abiertos. Había visto Señores de las Alimañas antes, por supuesto, pero nunca había visto algo así. Los cuernos crecían de su cabeza - un signo de la nobleza skaven - pero ningunos habían brotado tan majestuosos como éstos. Múltiples conjuntos curvados entrelazaban su cabeza ratonil. Parecían curvarse y moverse sinuosamente cuando Thanquol los observaba.

"Ahhh, Thanquol", ronroneó. "Hemos esperado a que nos llamaras, pequeño vidente, sí, sí, tenemos mucho que hacer".

"¿Quién... qué eres, oh Gran Maestro?" dijo Thanquol, cuando la criatura lo colocó suavemente a lo largo del lado de la alcantarilla. Sólo entonces el vidente gris notó que los pies en forma de garra del Señor de las Alimañas no se hundían en el río de suciedad. El antiguo ser se inclinó hasta el nivel de Thanquol, y el vidente gris pudo ver que faltaba un ojo. El zócalo vacío era un agujero negro de infinita nada.

"Nuestro nombre es Skreech Reyalimaña", dijo el Señor de las Alimañas.

"Hay muchos de nosotros aquí". Mientras hablaba, Thanquol vio ante él variados aspectos que parpadeban: el cuerpo contagiado del sacerdote de la plaga, el asesino sombrío, las hordas hambrientas, el juguetón forjador de armas, el vidente observador del futuro. "Las ruinas, la decadencia... nos dan poder, fuimos llamados aquí por la plaga y la destrucción", dijo, olfateando el aire y estirando el cuello. "Y por ti, Thanquol".

Los videntes grises habían hablado en susurros durante mucho tiempo en leyendas sobre él. Un Rey Rata - un conglomerado de maldad. En la sociedad skaven todas las cosas estaban jerarquizadas, desde los clanes hasta las castas. ¿Acaso había convocado realmente al más poderoso de todos los Señores de las Alimañas? Thanquol siempre había sabido que era especial, pero esto era una confirmación agradable. Muy agradable de hecho.

El vidente gris miró hacia aquella cara extraña que le devolvía la mirada, y posiblemente veía a través de él. Parecía haber leído sus pensamientos, porque le miraba con indulgencia, con su enorme garra extendiéndose para golpear suavemente sus cuernos. "Sí, sí, pequeño vidente, juntos conquistaremos".

Desastre en Karak-Kadrin
Prefacio | Contención Necesaria | Contendientes | Batalla | Tras el Desastre en Karak-Kadrin | El Rey de la Oscuridad

Fuente Editar

  • The En Times IV - Thanquol
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.