FANDOM


Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos

Rey Funerario por por Chris Dien

Rey Funerario despertado por orden de Settra

Khenteka, Sacerdote Funerario e Hierofante de Khemri, caminaba a solas por entre los pilares de oro de las cámaras del Palacio de los Monarcas. Venía de la gloriosa presencia de Settra el Imperecedero, el Más Grande de los Reyes, Gobernante de Nehekhara, y portaba una nueva disposición para el Culto Mortuorio.

Encorvado, Khenteka se apoyaba sobre su bastón de mando de forma más pesada que de costumbre, empleándolo para ayudarse en su andar arrastrado. Khenteka sentía el gran peso de los años como nunca antes lo había sentido. La enormidad de su tarea parecía suficiente como para aplastarlo contra el suelo.

Acompañado únicamente por los ecos que producían su bastón y sus pisadas, Khenteka atravesó la Necrópolis de los Reyes hasta llegar a las pirámides de enterramiento. Su mente todavía se encontraba sobrecogida por su reciente convocatoria, la magnitud de la orden recibida y la grave situación que presagiaba.

Cuando sus subordinados lo vieron, detuvieron su tarea de renovar los sellos en los portales de las tumbas. Al unísono, los sacerdotes se levantaron e iniciaron los cánticos rituales que se pronunciaban tradicionalmente cuando el Hierofante los honraba con su presencia.

Con un golpe de su bastón que envió ondas de choque a través del suelo como la pisada de un coloso apresurado, Khenteka interrumpió a los monótonos sacerdotes. Levantó su mano mientras se desvanecían los ecos del gesto realizado.

"No hay tiempo, abandonad vuestras tareas. Tenemos otras ceremonias más urgentes que realizar", dijo Khenteka a la silenciada asamblea.

Fue Nebamun, Portador del Bastón de las Eras, quien pronunció primero la pregunta.

"¿Qué ha ordenado el Señor de los Cuatro Horizontes, el Gran León del Desierto Infinito? ¿Qué nos ha pedido nuestro Rey, el Destructor de nuestros Enemigos, oh venerable?"

El grupo de sacerdotes encorvados se inclinó con entrenada obediencia, aguardando la respuesta.

"El Gran Settra, Señor del Cielo y de la Tierra, nos ha ordenado despertar a los reyes y convocar a las legiones una vez más", dijo Khenteka.

"¿A cuántos, oh venerable?", preguntó Nebamun tras una respetuosa pausa.

"A todos", dijo Khenteka, mientras se volvía para salir una vez más de su tumba. "Despertadlos a todos".

Fuente Editar

  • The End Times I - Nagash.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.